Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Costos reales en el sistema hospitalario

[27/03/2009] Después de un sondeo realizado en más de 200 hospitales de Latinoamérica, el estudio elaborado por Lolimsa, concluyó que no existe un conocimiento real sobre los costos hospitalarios en el 98% de los centros de salud. No es casualidad que el número de hospitales con márgenes de operación negativos -debido al desconocimiento de estos costos- se haya incrementado desde el año 1995 a tasas de entre 5% a 6% anual. Y en promedio, sus pérdidas respecto a sus ingresos varían desde el 5% hasta un 35%, refirió Rolando Liendo, presidente ejecutivo de Lolimsa.

Liendo recuerda que en todo negocio debe existir un conocimiento real sobre los costos, a fin de determinar cuáles deben ser los precios de sus servicios o productos para obtener un margen de ganancia adecuado. Y en los hospitales no hay un adecuado flujo de información que permita conocer estos costos. Entre las razones que el ejecutivo indica que explican esta deficiencia están:
a) La mayoría de los hospitales quieren usar únicamente la contabilidad como medio para extraer sus costos, aunque carezcan de información del core business, queda claro que tener automatizada la contabilidad no garantiza la obtención de buenos costos hospitalarios;
b) Muchos centros de salud usan pirotecnia estadística para hacer la distribución de los costos indirectos por cada uno de los servicios. Es decir, un servicio médico puede ser altamente rentable con unos parámetros y tener grandes pérdidas con otros parámetros; a pesar de ser el mismo servicio; y
c) Los establecimientos de salud olvidan que para obtener buenos costos hospitalarios, la información debe ser provista por la línea de producción, en este caso el acto médico donde existe muy poca tecnología de la información en los hospitales.
La raíz del problema- sostiene Liendo- consiste en que en los hospitales no hay implementación plena de su línea de producción; es decir, hay pocas computadoras-software en los consultorios médicos, en los centros quirúrgicos, o simplemente no existe una historia clínica automatizada. Este es el motivo por el cual la información que se obtiene es muy gruesa, sin mayores detalles que permitan conocer los verdaderos costos. Luego esa información gruesa se distribuye por criterios pocas veces con sustento científico para obtener costos aproximados, asevera el ejecutivo.
 En un mercado altamente competitivo como el mercado hospitalario en Latinoamérica, desconocer los costos precisos puede constituir la diferencia entre vivir o morir empresarialmente, finalizó.
CIO, Perú