Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

La experiencia de una entidad gubernamental con software libre

Por: Nizar Diamond Ali es un escritor independiente de Karachi

[15/03/2009] La organización EOBI (Employees Old Age Benefits Institution), tiene como objetivo principal facilitar las prestaciones sociales, en forma de pensiones y subsidios, a los empleados de la tercera edad tanto del sector privado, como de los organismos autónomos y semi autónomos. Para cumplir dicho objetivo, se vale de las contribuciones de los empleadores. Las principales tareas que se realizan en EOBI son las siguientes:

a) La inscripción de los empleadores
b) El registro de empleados asegurados que se convertirán en los futuros pensionistas
c) El registro de los pensionistas
d) La consolidación de las contribuciones con los bancos autorizados y los detalles de los desembolsos.

Dichas actividades se realizan en 31 oficinas regionales y 32 oficinas a lo largo de todo Pakistán.

Todas las actividades anteriormente mencionadas se han venido gestionando en diversas formas a lo largo de los últimos años. La última faceta desarrollada fue la del 2008, con un sistema descentralizado y distribuido de Microsoft, con el sistema operativo Windows y una aplicación escrita sobre Microsoft Foxpro. Dicha instalación presentó problemas en las reinstalaciones de ambos sistemas operativos, además de ataques frecuentes de virus, aplicaciones que impiden el ingreso de datos, así como una frecuente corrupción de archivos. A falta de una base de datos confiable y una consolidación oportuna, la dirección de EOBI decidió implementar una aplicación centralizada en Pakistán. Se debía tomar una decisión: implementar por primera vez una solución de software libre o continuar usando las soluciones propietarias que ya habían sido previamente probadas con resultados poco satisfactorios. Finalmente, se optó por la primera opción; sin embargo, obtener la aprobación para el software libre no fue una tarea fácil.

Se requirió de una serie de reuniones de comités técnicos y evaluaciones en torno a toda clase de temores; se tomó en consideración los probables escenarios "¿qué pasaría si…?". Cabe señalar que la implementación del sistema operativo propietario rara vez se ve libre de las pesadillas de los escenarios "¿qué pasaría si…? dado que ellas se vuelven realidad durante la fase de adquisición. Una vez que se decidió la aprobación, el proyecto se inició con la compra de aproximadamente 200 computadoras con Ubuntu 8.10 instaladas en más de 60 oficinas para los oficiales de operaciones de trabajo de campo. El perfil de un oficial corresponde al de una persona con un promedio de edad de 35 años, y con escaso o ningún conocimiento previo de computadoras.
Estas consideraciones son pertinentes ya que no existió una predisposición hacia un sistema operativo propietario, y esta situación fue de gran ayuda para la rápida aceptación de Ubuntu de GNU/Linux. Se buscó también ahorros repotenciando las PC. Sin embargo, las instituciones gubernamentales no suelen realizar prácticas, que impliquen repotenciar los equipos adquiridos, como una cuestión de ahorro a corto plazo.
El desarrollo del software se llevó a cabo en la plataforma independiente Java con la ayuda de Systems Limited, con un servidor en Ubuntu de GNU/ Linux y un cliente de accesos basado en un navegador web. El servidor de aplicaciones usado inicialmente durante el desarrollo fue IBM Bea Web Lógic, pero debido a los altos costos asociados, se decidió cambiar a una aplicación de software libre llamada Tomcat, que implicó un ahorro sustancial.

En agosto del 2008, se ejecutó el proyecto piloto en las cinco localidades de Karachi, donde se desarrollaron todas las aplicaciones funcionales para las operaciones regulares de la organización EOBI. Mientras tanto, se creó un centro de datos para apoyar las operaciones centralizadas a través del servicio WiMax de Wateen. El último paso para la transición completa, de la configuración de entonces a la nueva aplicación, se llevó a cabo el 22 de enero del 2009. Se logró cumplir exitosamente con el plazo, y todas las oficinas de EOBI comenzaron a utilizar la nueva aplicación. Los resultados han sido  impresionantes.
Hasta la fecha, no se ha tenido problemas con las reinstalaciones del sistema; ni con el sistema operativo de las computadoras de trabajo de campo; y no ha habido corrupción en los archivos debido a los virus. Este éxito se ha visto fortalecido gracias a una visible disminución del número de consultas de soporte de los usuarios.

Paralelamente, el departamento de TI de Karachi comenzó a probar otras utilidades de software libre. El seguimiento y movimiento manual de archivos se ha sustituido por jTrack. Dicho cambio redujo el tiempo para encontrar la localización y el estado de los archivos de un promedio de uno o dos días, a unos pocos minutos. También se implementó un portal de Intranet basado en PHP para la difusión de información, circulares, y helpdesk, el cual permite la comunicación bidireccional entre la dirección de EOBI y sus colaboradores. Además se habilitó un cliente de mensajería instantánea del servidor OpenFire XMPP.
Otros proyectos de software libre en consideración incluyen la conversión de la base de datos actual a  MySQL o PostgreSQL; la conversión de páginas ASP a PHP; la aplicación de un sistema de gestión de documentos; la implementación de servicios de directorio LDAP y de servidores de correo Postfix, trabajar con un centro de llamadas autónomo del servidor de Asterisk para VoIP que permite la comunicación entre oficinas.

¿Cuáles son las lecciones aprendidas gracias al esfuerzo de EOBI?
En primer lugar, la comprensión, el reconocimiento y la convicción de que el software libre no es una falacia. Es real y puede ser utilizado eficazmente como una alternativa viable frente a opciones propietarias. El principal obstáculo para acoger el software libre es la falta de confianza y los prejuicios existentes tejidos en torno al él. Sin embargo, el miedo al fracaso y la actitud conformista pueden superarse con una convicción sustentada y reflexionada en base a experiencias exitosas previas con software libre; y fomentando fuertes vínculos entre la academia y las iniciativas del sector público para desarrollar el talento requerido.
Uno de los principales argumentos citados en contra de su adopción generalizada en los casos de proyectos a gran escala es el énfasis en el software libre en sí mismo en oposición al sistema en sí. El éxito o el fracaso de los proyectos tiene mucho que ver con la calidad del sistema/aplicativo que se está desarrollando, independientemente de su sistema operativo o base de datos. Las empresas en Pakistán están invadidas por escritorios y aplicaciones web deficientes, sin embargo, eso no significa que esos resultados desalentadores se deban a la elección de un sistema operativo propietario. A medida que el mundo avanza hacia las aplicaciones web, el impacto tanto del software libre como del que no lo es, se hace cada vez menor para los clientes (la mayoría son usuarios finales), para quienes es irrelevante la naturaleza libre o no libre del aplicativo. Además, cuando se trata de la toma de decisiones del sector público, la dirección debe considerar que un sistema operativo que se vea y se comporte como una computadora portátil, no implica necesariamente que esa sea inherentemente la única opción para los proyectos departamentales.
¿Qué es la libertad del software?
El software libre es una cuestión de libertad, no de precio. Para entender el concepto, se debe concebir lo libre como es concebido cuando se piensa en la libertad de expresión.  El software libre implica necesariamente la libertad de los usuarios para ejecutar, copiar, distribuir, estudiar, cambiar y mejorar el software. Más precisamente, se refiere a cuatro tipos de libertad para los usuarios:
(Libertad 0): La libertad de ejecutar el programa, para cualquier propósito.
(Libertad 1): La libertad de estudiar cómo funciona el programa y adaptarlo a sus necesidades. El acceso al código fuente es una condición previa.
(Libertad 2): La libertad de distribuir copias, con los cuales puede ayudar a otras personas cercanas a usted.
(Libertad 3): La libertad de mejorar el programa y compartir sus mejoras, así como versiones modificadas en general, al público para que la comunidad entera se beneficie. El acceso al código fuente es una condición previa.

Nota: Los términos software libre y Open Source son diferentes. El software libre se refiere a los ideales y valores de la libertad en el uso de los programas informáticos. Por otra parte, el Open Source, es un modelo de desarrollo que proporciona el código fuente con las licencias que pueden o no garantizar las libertades anteriormente mencionadas. Para leer acerca de estas diferencias y sus filosofías, visite GNU.org y opensource.org.  Puede contactar a Ayaz Ugalli, CIO EOBI Pakistán, para más información sobre el proyecto EOBI.
Nizar Diamond Ali es un escritor independiente de Karachi. Ha sido colaborador de una serie de publicaciones nacionales e internacionales durante los últimos 8 años. Tiene una maestría en Ciencias de la Computación y actualmente está trabajando con un banco internacional como Gerente de Calidad de Servicio.