Llegamos a ustedes gracias a:



Conversando con...

Jill Eckhaus, CEO de Afcom

El camino de desaciertos de los centros de datos

[30/03/2009] Los datacenters de hoy están completamente atestados; sin embargo se ven forzados a continuar absorbiendo más tecnologías y a seguir las últimas tendencias, todo ello mientras tratan de maximizar su eficiencia y reducin sus costos. La recesión actual es una excelente oportunidad para mirar hacia atrás y obtener una perspectiva histórica que nos ayude a entender, no solo cómo sobrevivir en este mundo diferente, sino también cómo estar preparados para el futuro.

En paralelo a la conferencia Data Center World organizada por Afcom en Las Vegas, el CEO Jill Eckhaus conversó con el editor de InfoWorld, Tom Sullivan acerca del proceso evolutivo de los data centers y cómo llegaron a ser lo que son hoy; cuáles son los temas que están yendo por mal camino, en qué se deberían concentrar ahora y algunos bríos positivos frente a la actual incertidumbre económica.
¿Se atrevería a considerar esta recesión y sus recortes presupuestarios como un desastre para los data centers?
Sinceramente no lo he considerado, pero no creo que lo haría. Afcom realizó unas encuestas en el 2008 acerca de cómo la economía impactaría en el presupuesto de los directores de los data centers. Desafortunadamente después de elaborarla, la economía empeoró y Wall Street recibió un duro revés. Por tal motivo realizamos otras encuestas más, a las mismas personas entrevistadas en octubre del 2008; se observó que el 49.6% de los data centers presentó algún tipo de impacto en su presupuesto para el 2009, lo cuál encuentro interesante pues, a noviembre del 2008, al 51% de los data centers no se les había pedido recortar su presupuesto.
Reflexionando en torno a eso, por primera vez, las empresas se están dando cuenta que los data centers son la línea de vida de sus organizaciones, y que si se detienen, podrían estar perdiendo millones de dólares por hora. A aquellos que se les pidió recortar el presupuesto, se les indicó que fuese solo en el 15.2%. Se percibe entonces un escenario donde aquellas organizaciones que están recortando sus presupuestos en 20%, 30% ó 40% y que está despidiendo a mucha gente, en el caso de los data centers, son solo afectados por el 15%. Eso demuestra cuán importante y fundamental es el data center hoy en día.
Eso se puede entenderse como que la luz en toda esta oscuridad económica, es precisamente valorar la importancia del data center. Usted dijo que esta es la primera vez que los responsables se están percatando de este hecho.
He trabajado en la industria por casi 18 años y es la primera vez a lo largo de toda mi carrera que los data centers no son considerados simplemente como un desperdicio de dinero. Realmente se está comprendiendo que el director del data center es el responsable del mismo y de la absoluta integridad de la información. Ahora es una prioridad del CEO, determinar quien debe asumir la responsabilidad por cualquier cosa que le suceda a dicha información, de esta forma, se presenta una mayor relevancia del valor del data center.
¿El capital humano de TI se está preparando para una recuperación ahora, o tan solo están resistiendo a los recortes presupuestales buscando sobrevivir a la tormenta? Imagino que realmente deben estar resistiendo, pero ¿pueden afrontar dichas tormentas presupuestales?
Es fácil simplemente resistir y sobrevivir a la tormenta, sin embargo, si analizas los resultados de nuestras encuestas, actualmente se está implementando tecnologías de virtualización. Si esas medidas se realizan para resistir la tormenta, o si de hecho se están preparando para el futuro, no sé si sea algo en lo que están pensando ahora.
En los años 90, cuando los servidores eran populares, los directores de los data centers los asimilaban tan velozmente como podían. Hoy en día, sin embargo, los servidores trabajan sin casi nada de espacio; en el caso de los servidores blade, estos se calientan más; es decir, nos encontramos frente a problemas de calentamiento y enfriamiento. Es imperativo comprender el proceso de cómo llegamos ahí, cómo podemos prevenir esos problemas en el futuro y cuáles han sido los aprendizajes de ello. En el actual presente se ha vuelto extremadamente necesario que se analice lo que se está haciendo, y que realmente se planee porqué ahora las compañías poseen muchos servidores que se podrían simplemente apagar porque no los están usando.
¿Dónde están los data centers hoy? ¿Qué está mal?
El error más grande ha sido la incorporación de esos servidores. Otro hecho a tomar en cuenta es que el gobierno está vigilando los data centers mucho más de cerca ahora. Así que existen mandatos del gobierno que debes seguir, y el tema del almacenamiento es un problema enorme. Algunas de las implicancias de estos aspectos escapan del control del director del data center, sin embargo, se necesita ver las políticas y procedimientos como una articulación, y creo que por primera vez, los directores de data centers y los CIO necesitan trabajar juntos con el lado del negocio.
Considero que incluso hemos crecido demasiado rápido en lo que respecta a tecnología. En la historia de los data centers, ellos han absorbido mucha de esta nueva tecnología cuando quizá debieron investigar más o aplicar políticas antes de hacerlo.
¿Cuál es el mejor ejemplo?
De nuevo los servidores, y el hecho de que los data centers estén atiborrados. Incluso el manejo de cables es un problema porque hay demasiadas cosas ahí dentro. Y necesitan asegurarse de estar monitoreando todo para evitar falas. Se ha convertido en un mundo diferente pues ahora tienen clientes internos y también externos.
¿Además de las tendencias de hoy en día conocidas de los data centers -green TI, cloud computing, virtualización, consolidación, etc.-, en qué deberían enfocarse los directores de los data centers en el actual escenario de recesión?
Dos temas me vienen a la mente y son muy fáciles de pasar por alto, porque no son algo que se de todos los días.
Lo primero es la recuperación frente a un desastre. Sería muy simplista en estos tiempos de crisis decir "OK, tenemos un plan de recuperación de desastres. No lo revisemos, no lo probemos, no gastemos dinero en asegurarnos que está bien porque precisamente, no tenemos el dinero. Es un tema muy fácil de pasar por alto, sin embargo cuando lo piensas bien, es unas de las prioridades más importantes que un data center debería enfrentar. Y cuando nos referimos a la recuperación de desastres, uno de los temas ignorados es el referido al recurso humano: ¿Qué harías si se presenta un desastre mayor y tienes gente ahí? ¿Cómo vas a alimentarlos? ¿Ellos tendrán cuidados de emergencia? ¿Cómo los evacuarías del edificio en caso de que lo tuvieses que hacer? Todos estos aspectos deben ser incorporados al plan de recuperación de desastres.
El segundo aspecto es el referido a la seguridad, porque necesitas garantizar que no solo tu data center físico esté asegurado, sino que la información misma también lo esté. Pasar por alto estas dos situaciones es muy fácil debido a la rutina vertiginosa.
De acuerdo a la encuesta que Afcom realizó a fines del año pasado, un 77% de los administradores de data centers no planean incrementar el uso de cloud computing próximamente. Si las ventajas económicas están bien reportadas, ¿por qué no hacerlo?
Eso me impresionó sobremanera. Pero lo comencé a reflexionar y me parece que la gente tiene muchas reservas acerca de ello, simplemente no tienen una definición clara del cloud computing, y muchas cosas bajo el disfraz de cloud computing realmente son meros reempaquetados de cosas más viejas, como la automatización. Así que creo que esto es lo que va a pasar durante los próximos tres años: como industria necesitamos educar a los directores de data centers y profesionales acerca de este tema, y asegurarnos que entienden qué puede hacer el cloud computing por ellos. Una vez conseguido esto, su aceptación va a cambiar drásticamente. Pero es probable que tome dos o tres años para que se sumen a la idea, tal como pasó previamente con el tema de la virtualización.
Aun así, los analistas del sector dicen que son las unidades de negocios y no las de TI quienes se suscriben a los servicios alojados en la nube.
Eso puede ser cierto ahora, pero también creo que los equipos de TI van a comenzar a incorporarlas una vez que realmente entiendan el concepto. Y si están recibiendo presión del lado del negocio, esto los impulsará a desear comprender la mecánica más rápidamente.
¿Cuál es el siguiente paso? ¿Qué hay más allá de la nube?
No sé lo que haya más allá de la nube. Ahora no percibimos mucho de ello, pero necesitamos ver a todos juntarse y elaborar soluciones a problemas que actualmente tenemos como quedarse sin espacio, el tema de la energía, del enfriamiento, y todos los problemas que parecen insuperables cuando se tratan de resolver. Las organizaciones como Green Grid y Afcom, necesitamos reunirnos con la gente que está haciendo cloud computing, así como con los usuarios finales para esbozar el futuro, qué nos espera y cómo prepararnos para ello. No podría decirte qué es lo que hay más allá, pero sí te puedo decir que estamos en una industria que necesita ser y trabajar como unidad.
¿ Entonces, está ofreciéndose a liderar esta misión titánica digna de Hércules?
No digo que esté ofreciéndome para liderarla, pero en el próximo año o dentro de dos, Afcom estará conversando con otras organizaciones y sus miembros para averiguar qué es lo que realmente se necesita. Se requiere acercarse a los usuarios y a la gente que está en el data center, y preguntar cuáles son sus necesidades y cómo podemos ayudarlos a satisfacerlas. En conclusión, es fundamental mirar globalmente a la industria como un todo.
Tom Sullivan, InfoWorld (USA)