Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

ARM lanzará procesadores de 20 nanómetros a finales del 2013

[07/06/2012] ARM sigue avanzando en la fabricación de procesadores de 20 nanómetros que podrían llegar a los smartphones y tablets a finales del próximo año, tal y como explicó el responsable de la división de procesadores de ARM el lunes. Estos chips más avanzados permitirán a los fabricantes de dispositivos mejorar el rendimiento de sus productos sin reducir la duración de la batería e incluso ofrecer el mismo rendimiento con una mayor duración.
"Toda la industria se centra en avanzar a la siguiente generación en cuanto que es económicamente viable y alcanzable tecnológicamente", afirmó Simon Segars, responsable general de la división de Procesadores y Propiedad Intelectual de Dispositivos Físicos de ARM, en la feria Computex que se celebra estos días en Taipei.
Los nanómetros se refieren a la dimensión de los circuitos grabados en la superficie de los chips. Cada nuevo proceso de fabricación permite construir procesadores más pequeños y con menor consumo energético, permitiendo a los fabricantes de dispositivos prolongar la vida útil de la batería y ofrecer un mejor rendimiento en los dispositivos móviles.
Pero ARM no fabrica sus procesadores, sino que se centra en el diseño e investigación de los chips. Así, esta compañía licencia sus diseños a empresas como Qualcomm, Texas Instruments y Nvidia, que a su vez subcontratan la fabricación de los chips a empresas de fundición como la TSMC de Taiwán. Todo esto viene a colación porque Qualcomm ha explicado recientemente que está teniendo problemas de suministro de su procesador Snapdragon S4, que se utiliza en los smartphones de HTC y las tablets de Lenovo, entre otros. Desde este fabricante se culpó de esta escasez a problemas en la producción de chips de 28 nanómetros en TSMC. Algo que motivó serias dudas sobre si la meta de ARM de alcanzar la fabricación de 20 nanómetros sería demasiado optimista.
Sin embargo, parece que el problema con los chips de 28 nanómetros es un problema de capacidad a corto plazo, no una cuestión de tecnología, por lo que el objetivo de ARM es realista según Dan Nystedt, vicepresidente y jefe de Investigación en la firma de inversiones TriOrient de Taiwán.
James Niccolai, IDG News Service