Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

Los líderes del mañana

Por Pablo Massis, Country Manager de Soluciones Orión

[11/06/2012] Desde muy pequeños, nuestros hijos ya saben como manejar un dispositivo touch, un celular o un control remoto, incluso mejor que un adulto. Para hacer los deberes del colegio, ya no buscan en la antigua enciclopedia de la casa o de la biblioteca, sino que van directamente a Internet a buscar los últimos datos y teorías, contando con un sinnúmero de fuentes, imágenes, gráficos, en fin, una gran cantidad de material que enriquece la enseñanza.
Una de las transformaciones más significativas tiene que ver con el relacionamiento con sus pares y con los adultos. Actualmente se ve que los jóvenes usan el mail para comunicarse con sus padres, profesores o gente mayor que ellos. Sin embargo, con sus pares se comunican solo a través de las redes sociales. El surgimiento y auge de las redes sociales ha transformado la manera de relacionarse entre ellos. Los encuentros presenciales y los juegos ya no son iguales. Ahora éstos son en línea, los mensajes son a través del chat, en el muro, o en video llamadas. Los eventos y fotos de estos mismos son de uso público y la información privada, deja de serlo. Los datos que manejan hoy los niños y jóvenes, son subidos a la nube y desde ahí compartidos a quien se quiera. Desde la nube también ven películas o escuchan música. Es decir, desde ya hace un buen tiempo que las comunicaciones son a través de la nube.
Nuestros niños han nacido y se han criado en un mundo digital, donde el uso de un dispositivo con conexión a Internet pasa a ser una necesidad básica para ellos, y para todos.
               
Después de ver en qué estamos hoy, nos preguntamos qué es lo que viene para mañana. Nuestros hijos online, serán grandes ejecutivos y, por qué no decirlo, los líderes del mañana. Serán líderes que nacieron usando el cloud computing, que se comunican desde siempre, a través de redes sociales, no solo dándole un uso personal, si no que ahora también le darán un uso laboral. Esto los llevará a valorar la colaboración en línea, sacarán mayor provecho del trabajo en equipo, serán más innovadores, rápidos y eficientes. 
Sin embargo, hoy en día no estamos tan lejanos a ese futuro. Poco a poco somos más los que hemos ido incorporando a nuestra labor, y a nuestra vida, el cloud computing. Ya son muchos los que se han atrevido a traspasar toda la información de su empresa a la nube y a trabajar desde ahí. Full conectados en cualquier momento, lugar y desde cualquier dispositivo. Esto es una realidad posible hoy. En poco tiempo más será una necesidad para todos.
Un estudio patrocinado por Google demuestra que el uso de las redes sociales en el trabajo aumenta la productividad, aumenta la velocidad de respuesta, disminuye el flujo de correos, mejora la red de contactos, permite compartir y colaborar en una idea o proyecto, entre otros beneficios. ¿Cuántos de los que están leyendo esto usan Gmail o Hotmail en su correo, Gtalk o Skype para hablar instantáneamente con sus colaboradores o clientes en cualquier lugar del mundo o los hangouts de Google+ para hablar con la familia o hacer negocios en una videoconferencia? Si lo han hecho, ya están siendo protagonistas de ese futuro.
Es más, cada día la tecnología está más en manos del usuario. Es él quién decidirá qué hacer, cómo y cuándo hacerlo. Con esta herramienta presente en la nube ya no es necesario contar con especialistas para crear, innovar o cambiar algo. El poder ahora está al alcance de todos.
Por supuesto que esto no quedará solo aquí, sino que lo que ya se está sembrando en las nuevas generaciones. La nueva forma de trabajar que entregan las aplicaciones en la nube, irá avanzando a pasos agigantados, no solo para potenciar los objetivos y éxitos de una empresa u organización, sino que para ser parte importante de las vidas de los que hoy son nuestros niños.
CIO, Perú