Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Dropbox en evolución

[15/06/2012] Dropbox es el sistema de sincronización de archivos más utilizado y más sencillo de todo el mundo, y que no está adherido a ninguna empresa importante de tecnología. Cada máquina en la que instala Dropbox y utiliza la misma cuenta, tiene todos los contenidos sincronizados entre ellos de forma predeterminada. Al hacer un cambio en la carpeta de Dropbox de una máquina -eliminar un archivo, agregar uno, reorganizar los elementos en carpetas, o guardar los cambios- se propaga al instante a cada máquina sincronizada. Ese es el punto de dicho servicio, y Dropbox siempre lo logra de una manera casi invisible.
Instale el software, y una carpeta ungida es el centro de la actividad de Dropbox. El software ofrece soporte para la sincronización de carpetas de escritorio en Mac OS X, Windows, Linux, y permite el acceso móvil para ver y subir archivos, imágenes, y video en Android, BlackBerry y plataformas iOS.
Sin embargo, al mantenerse minimizado y al evitar un cliente en toda la regla -es solo un menú con algunas opciones- Dropbox requiere un uso intensivo de su interfase web, incluso para tareas básicas. Eso es una queja leve, debido a que el sitio web funciona bastante bien, incluyendo la capacidad de arrastrar y soltar copias desde el Finder hasta el navegador, y arrastrar para organizar los elementos en carpetas. Aun así, una mejor integración en el escritorio eliminaría la fricción restante.
Compartir y colaborar
Más allá de la sincronización entre sus computadoras y la creación de copias de seguridad de sus propios archivos, Dropbox tiene varias características que llevan el almacenamiento y la sincronización más allá. Estos incluyen colaboración compartida con los demás, intercambio de solo lectura, acceso a versiones anteriores de archivos, restauración de archivos eliminados, y la carga de imágenes desde cámaras y teléfonos conectados. Una aplicación móvil permite que las herramientas limitadas salgan de su escritorio.
La característica de colaboración compartida es la que me llevó a Dropbox y me mantiene allí. Cualquier carpeta puede ser compartida con cualquier otro usuario (si no tienen una cuenta, pueden inscribirse sin costo y almacenar al menos 2GB). Una carpeta compartida se sincroniza entre todos los usuarios que se unan a ésta, hasta que se retiren por sí mismos o el dueño los bote a patadas. El contenido de una carpeta compartida cuenta para la cuota de la cuenta. Lo que falta es la opción de configurar carpetas de solo lectura, algo que podría ser difícil en el escritorio (ya que se tendrían que establecer bloqueos de archivos de usuarios en particular), pero que ayuda en el material de intercambio.
Dropbox ha actualizado recientemente una segunda forma de distribución, que proporciona enlaces de solo lectura a archivos individuales o carpetas enteras. Cualquier elemento puede ser seleccionado (Control - clic derecho en el archivo ubicado en el Finder, y en el menú contextual seleccionar Dropbox -> Obtener vínculo, o haga clic en el ícono de enlace en la vista de la web), y se abre una página web con un vínculo personalizado y una vista previa de los archivos. Dropbox puede ver muchos formatos de documentos. Los archivos y contenido de la carpeta se pueden descargar o copiar a la carpeta de un destinatario de Dropbox. Dropbox solo permite que las carpetas sean copiadas en su totalidad a sus directorios; para su descarga, los artículos deben ser seleccionados uno a la vez. Los enlaces pueden ser revocados, pero a diferencia de la opción casi desaparecida de iDisk, y otros servicios, no se puede establecer una fecha y hora de caducidad de un vínculo, lo que parece un error. (Previamente, Dropbox tenía una opción limitada, sin vista previa del enlace que esencialmente remplaza a esta).
Control de versiones
Un aspecto poderoso de la continua actualización de sus archivos es el control de versiones, o el almacenamiento de múltiples versiones del mismo archivo. Dropbox mantiene un número ilimitado de versiones para que usted pueda escoger. Cada versión muestra la hora y fecha, quien la guardó (útil para las carpetas compartidas), y la máquina en la que se guardó (el nombre de Bonjour en Mac). También puede elegir que se muestren los archivos borrados y restaurarlos. Los archivos eliminados, y las versiones anteriores se pueden restaurar en el escritorio con unos pocos clics, en sustitución de la última versión o restaurando el archivo a su ubicación anterior.
Desafortunadamente, no hay forma útil de ver la cantidad o los tipos de cambios entre las revisiones, y no se pueden previsualizar los archivos modificados, solo descargarlos. Dropbox podría proporcionar una mejor manera de desplazarse a través de revisiones, e incluso realizar un seguimiento del porcentaje cambiado. Para archivos basados en texto y formatos comunes de productividad (como Word), es posible que pueda proporcionar también un visor de diferencias en línea, teniendo en cuenta que esta característica es común en el software de escritorio.
Dropbox no cuenta las versiones anteriores (que se almacenan como diferencias entre las sucesivas revisiones salvadas) ni los archivos eliminados hacia el límite del almacenamiento de uno. Para las cuentas gratuitas, Dropbox guarda los archivos eliminados por 30 días, así como un historial de versiones que se remontan a ese mismo tiempo. Las cuentas pagas individuales pueden optar por habilitar Rat Pack, que conserva todos los archivos y versiones eliminadas. La oferta empresarial siempre utiliza la configuración de Rat Pack.
Sincronización de archivos
Al igual que otros servicios de sincronización, Dropbox trata de minimizar el uso del ancho de banda mediante el examen de los archivos para hallar diferencias entre la versión actual y la almacenada recientemente. Rompe los archivos y crea una especie de versión corta que se compara con el mismo atajo almacenado de forma remota. Solo las secciones cambiadas se cargan o descargan.
Dropbox puede identificar los archivos que ya están sincronizados en la misma red, y copiar estos cambios a nivel local, lo que es una bendición. (Esto también se puede desactivar). También puede optar por fijar un límite fuerte para la carga y descarga de rendimiento, que se puede regular por separado. Las cargas pueden ser cortadas automáticamente, aunque no se explican los detalles.
Sin embargo, estas técnicas solo reducen el consumo de la banda ancha o el rendimiento del acelerador. Dropbox no proporciona advertencias cuando está utilizando una conexión baja de banda ancha o una a medida, por ejemplo, cuando está usando un adaptador USB móvil de banda ancha en una computadora portátil o hace thetering a través de un iPhone, iPad, o router celular.
CrashPlan, añadido recientemente, es una manera de elegir sobre qué redes WiFi se deben realizar las copias de seguridad. Dropbox debería añadir algo de inteligencia aquí para evitar que inunde otras redes o exceda los cargos de ancho de banda. (Hay una opción de Pausa en el menú de Dropbox, pero se tiene que activar de forma manual).
Otra forma en que Dropbox le permite controlar el uso es mediante la sincronización selectiva, un diálogo de selección en las preferencias, que permite la elección de las carpetas que se incluirán en una máquina determinada. Es útil, pero la interfase proporciona muy poca sofisticación. No se puede optar por desactivar o activar cada casilla de cualquier carpeta. Dropbox no permite prevenir que se agreguen nuevas carpetas a la computadora. Todo lo que está en el nivel superior de la carpeta de Dropbox está siempre sincronizado. Dado que esta característica ya está diseñada para usuarios avanzados, podría ser modificada para una mejor selección y filtrado.
Otras características
La aplicación móvil gratuita de Dropbox le permite navegar por todos los archivos disponibles, y almacenar localmente cualquier archivo que elija. La aplicación muestra todos los tipos de archivos legibles de forma nativa en iOS, como imágenes, documentos, video y texto, pero puede almacenar otros archivos para que sean transferidos a otras aplicaciones de iOS a través de la opción Abrir en. Dropbox también es una opción en el menú Abrir en de iOS para aceptar y subir archivos. La aplicación tiene la capacidad directa de subir imágenes y videos.
Una reciente actualización de Dropbox ha añadido subidas de cámara vía USB, ya sea desde una cámara conectada a través de USB, un dispositivo iOS, o una tarjeta de memoria en un lector de tarjetas. Dropbox se puede configurar para importar nuevas imágenes de forma automática, lo cual es útil, pero puede ser excesivo si no quiere que todas las fotos que toma sean almacenadas y luego tener que borrarlas. Pero también ofrece un backup automático de manos libres con solo conectarla.
Dropbox tiene un modelo de seguridad relativamente fuerte en la protección de los datos en tránsito y en almacenamiento, utilizando una encriptación fuerte entre su cliente de escritorio y sus servidores y, luego, cifrando los datos en sus sistemas. Sin embargo, usted no controla esa encriptación, y Dropbox tiene acceso a todos los archivos que almacene sin una capa adicional de encriptación. Eso es problemático si un gobierno exige sus archivos (Dropbox puede rechazar ciertos tipos de peticiones, pero puede ser obligada, en algunos casos) o una demanda civil requiere que Dropbox proporcione los archivos con orden de comparecencia (vea sus políticas de privacidad para mayores detalles).
Solo un servicio de competencia directa, SPider Oak crea claves en su software de cliente, y no retiene la capacidad para descifrar los datos de usuario (o incluso los nombres de archivo) en sus servidores. CrashPlan (catalogada por Macworld con 4.5 de 5), un servicio de backup, también tiene una opción de cifrado de claves de propiedad del usuario y creadas por el mismo.
Dropbox tiene una razón de negocios para evitar esto. La firma de-de-duplica archivos, lo que significa que almacena una única copia de un archivo a través de todos sus servidores (además de copias de seguridad, obviamente), incluso si un millón de usuarios tienen una copia en su carpeta personal de Dropbox. La de-deduplicación no puede trabajar cuando los archivos son encriptados, ya que todos los archivos aparecen como datos únicos.
El servicio viene en planes individuales y de negocios. Una cuenta gratuita incluye 2GB de almacenamiento, pero Dropbox añade 500MB la primera vez que sube archivos desde una cámara, y se expande hasta 3GB a medida que continúe añadiendo imágenes y video. También puede obtener 500 MB adicionales por cada persona nueva que persuada a inscribirse, incluso para las cuentas gratuitas, por un total máximo combinado de 18GB. El servicio de pago es de diez dólares al mes por 50GB y 20 dólares al mes por 100GB, con descuentos por el pago de un año adelantado. Las cuentas de pago pueden añadir hasta 32GB a través de referencias, pero no la subida de imágenes. El servicio de pago, llamado Dropbox for Teams, comienza en 795 dólares al año para cinco usuarios y 1TB de almacenamiento combinado.
Consejos de compra
Dropbox fue una oferta temprana en el campo de la sincronización, fue recomendada para ser comprada por Apple (los fundadores dicen que se negaron), y sigue siendo un servicio fuerte y en constante evolución. Su característica más débil en la actualidad es la pequeña cantidad de almacenamiento disponible sin cargar imágenes en comparación con Google Drive (5GB) y Microsoft SkyDrive (7GB).
La empresa debe tener en cuenta una interfase ligera pero más extensiva en el escritorio para eliminar la fricción de la utilización de aplicaciones web en las funciones básicas, proporcionando encriptación controlada por el usuario, y mejorando el uso de ancho de banda de acuerdo al lugar. Dejando esas sutilezas a un lado, puede confiar en Dropbox para entregar la capacidad de tener los archivos siempre al día en todas partes.
Glenn Fleishman, Macworld.com (EE.UU.)