Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

SPEC amplia benchmarks a mediciones de nube

[18/06/2012] La Standard Performance Evaluation Corporation (SPEC), organización conocida por sus benchmarks para sistemas de cómputo, se encuentra planeando ampliar su metodología de evaluación para medir también los deployments de nube.
La compañía ha formado un nuevo grupo de trabajo para desarrollar métricas para medir la computación en la nube. El grupo será un subgrupo del Open Systems Group (OSG), e incluirá participantes de empresas como AMD, Dell, IBM, Intel, Oracle, Red Hat y VMware. El veterano desarrollador de benchmarks de SPEC, Yun Chao, ayudará en la tarea, al igual que algunos miembros del grupo SPEC Research Cloud.
Con la computación en la nube uno no tiene una computadora de un solo tamaño la mayor parte del tiempo. Uno puede variar de acuerdo a las necesidades, sostuvo Rema Hariharan, presidente de OSGCloud. Por tanto, se necesita nuevas métricas para cuantificar conceptos operativos que se aplican principalmente en la computación en la nube.
El grupo espera que, como con los benchmarks de la SPEC, los proveedores de software y servicios de nube usen los benchmarks para medir y publicitar sus propios productos.
Aunque los actuales benchmarks de la SPEC miden muchos aspectos operativos que se llevan acabo en la nube -como el rendimiento de los servidores, tiempos de respuesta y consumo de energía- los nuevos benchmarks podrían ser específicos para ciertos atributos únicos de la red, afirmó Hariharan. Podrían incluir factores como elasticidad, rendimiento, tiempo de respuesta y variabilidad.
La elasticidad, por ejemplo, podría definirse como cuán rápidamente puede cambiarse un servicio para satisfacer las necesidades del cliente. Podría estar compuesto por métricas específicas como cuánto tiempo se requiere para dividir una carga de trabajo, o el tiempo que se necesita para añadir más recursos -como CPU y memoria- a una carga de trabajo existente. La elasticidad también podría incorporar una evaluación de agilidad, la cual podría calcular en qué medida un proveedor puede satisfacer las necesidades del usuario, en términos de los recursos requeridos para el trabajo.
Los benchmarks tendrán que diseñarse de tal manera que puedan ser aplicados a un gran número de servicios diferentes, sostuvo Hariharan. El grupo prevé que las métricas de nube abarquen dos tipos diferentes de servicios de nube. Un tipo de servicio, al que llaman caja negra (black box), no ofrecerá ningún detalle sobre el hardware y software utilizado, mientras que el otro conjunto, llamado caja blanca (white box), proporcionará detalles específicos sobre el hardware y software utilizado en el servicio.
En el inicio, OSGCloud se concentrará en el desarrollo de benchmarks para medir IaaS (infrastructure as a service), servicios que ahora proporcionan empresas como Amazon y Microsoft. Luego, podría abordar los benchmarks para PaaS (platform as a service) y SaaS (software as a service), señaló Hariharan.
El grupo espera publicar las primeras definiciones de los benchmarks dentro de un año. Ya ha publicado un reporte de 50 páginas esbozando los temas y metas que surgen al establecer un benchmark de nube.
La SPEC es una organización sin fines de lucro que desarrolla y mantiene benchmarks estandarizados para evaluar sistemas de cómputo empresariales.
Joab Jackson, IDG News Service