Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Facebook adquiere Face.com

[22/06/2012] El interés de Facebook por Face.com ya se había anticipado hace semanas. La red social había intentado adquirir la compañía de reconocimiento facial en una operación que prácticamente se daba por hecha. Sin embargo, no se había confirmado la compra hasta el momento, pero Face.com ha publicado un comunicado en su web en el que afirma que ya es parte de Facebook.
El interés de Facebook por el reconocimiento facial se ha podido comprobar en los últimos años. La compañía ha trabajado en esa polémica área para desarrollar, entre otras herramientas, un sistema de etiquetado automático, capaz de identificar los rostros de las fotografías para facilitar el etiquetado. Sin embargo, la intención de Facebook es ir más allá en este campo y por ello ha apostado por Face.com.
En su comunicado, la empresa de reconocimiento facial ha mostrado su satisfacción por el acuerdo. Desde Face.com han asegurado que están encantados de poder trabajar con Facebook, que ya era una parte de su vida como usuarios. Pese al acuerdo, desde Face.com han asegurado que seguirán apoyando a los desarrolladores que hasta el momento estaban utilizando su tecnología.
En cuanto a los planes de futuro, la compañía de reconocimiento facial no ha querido desvelar proyectos concretos ni la intención de Facebook con su adquisición. Sin embargo, sí han destacado la apuesta de Facebook por los sistemas móviles como un punto de interés común. Facebook ha señalado las plataformas móviles como su tarea pendiente, y la adquisición de Instagram pretendía ser una forma de mejorar su tecnología de fotografía en dispositivos de ese tipo. Ahora, con Face.com, parece que la compañía de Mark Zuckerberg también estaría interesada en llevar las posibilidades de reconocimiento social a su servicio móvil, aunque se desconoce en qué forma.
Sobre el acuerdo, ni Facebook ni Face.com han dado detalles, aunque All Thing Digital ha asegurado que la operación se ha cerrado en 100 millones de dólares. Se trata de una nueva adquisición tras la salida a bolsa de la compañía, que ha supuesto más problemas para Facebook de los previstos.
Cameron Scott, IDG News Service