Llegamos a ustedes gracias a:



Evento

Con la cabeza en la nube

Y los pies en la tierra

[26/06/2012] Hace unos días se desarrolló en Lima el 4° Foro Level 3 de Tecnología y Negocios, el cual este año tuvo como título central Con la cabeza en la nube y los pies en la tierra. El título, sin duda, alude a la necesidad de comprender adecuadamente -con los pies en la tierra- todo lo que ya sabemos de la nube, reduciendo y eliminando nuestras dudas o, incluso, acopiando nueva información sobre este modelo TI.
Level 3 realizó la reunión de la forma más variada posible durante la mañana del martes 19 de junio, cumpliendo su promesa de que este evento no sería tan solo un desfile de presentaciones de carácter comercial. De hecho, solo participaron por parte de la firma tres ejecutivos que ofrecieron la visión de la compañía en un solo bloque a mitad del evento; además, claro, de las palabras iniciales y finales que estuvieron a cargo de representantes de Level 3.
El resto del tiempo se dedicó a escuchar a analistas de la industria y a un panel de CIO que ofrecieron su experiencia y expectativas con respecto a la nube. Luego de una segunda ronda de interrogantes al panel y de algunas preguntas el evento finalizó con las palabras de clausura de Sergio Calviello, data center director de Level 3 Southern Cluster.
El evento tomó toda una mañana y fue, como los anteriores, una oportunidad para desarrollar más el tema de la nube y comparar las experiencias y análisis que ahí se compartieron.
La jornada, como en ocasiones anteriores, fue cubierta en su integridad por CIO Perú, y lo que a continuación les ofrecemos es una cobertura completa de la reunión.
Luis Puerto: Una visión general
Luego de las palabras iniciales de bienvenida y apertura de Mirko Repetti, gerente de Data Center, Seguridad y Outsourcing de Level 3, las sesiones se dieron inicio con la presentación de Luis Puerto, presidente de Cloudware. Puerto ofreció la exposición Las perspectivas actuales del cloud, en donde realizó un completo repaso de lo que significa este nuevo modelo de TI y de los desafíos que implica para las empresas y organizaciones.
Puerto comenzó su exposición mostrando algunas cifras impresionantes. Dijo, por ejemplo, que en la actualidad existen unas 500 mil empresas que utilizan servicios de nube y que, entre ellas, se pueden encontrar a los grandes jugadores sociales que también apabullan con sus cifras: Facebook (900 millones de usuarios), YouTube (cuatro mil millones de videos vistos por día), Twitter (200 millones de tuits por día) y Google Plus (150 millones de usuarios).
También señaló que debajo de ellas se encuentran otros grandes de la nube que son los que proveen la infraestructura necesaria para alcanzar esas colosales cifras: Amazon Web Services, Rackspace y, por supuesto, Level 3.
La nube ha llegado a tal nivel de importancia que ahora se la puede considerar como una de las cinco tendencias que conforman la nueva generación de soluciones TI junto con la movilidad, los big data, los medios sociales y la consumerización de las tecnologías de la información.
Entonces, hay que comprenderla. Y por ello se debe conocer tanto los atractivos de esta nueva tendencia como las principales preocupaciones que aún subsisten en torno a ella.
Como era de imaginar, la principal preocupación que aún subsiste frente a la nube es el tema de la seguridad de los datos. Lo sorprendente, a partir de los datos que mostró Puerto, es que también dentro del grupo de preocupaciones se puede encontrar el temor a que la nube incremente los costos de TI, e incluso la posibilidad de que haya más caídas en el servicio de la compañía.
Por otro lado, queda claro que la nube ofrece un incremento en la innovación; mayores eficiencias en los costos; se le considera un elemento estratégico en el 2012; acelera el CRM, HR y ERP; y es útil tanto para las mypes como para las corporaciones.
Es una opción atractiva, pero Puerto advirtió que la ola de interés por el tema ha llevado a algunas firmas a hacer pasar por cloud, servicios y productos que no lo son. ¿Cómo saber si uno tiene una solución de nube?
Existen cinco características principales: es un autoservicio bajo demanda, el acceso se realiza a través de Internet, los recursos son compartidos (modelo multitenant), ofrece una rápida elasticidad (crece de acuerdo a las necesidades), y su servicio es medido (pago por lo que se usa).
Igualmente, Puerto señaló que en la actualidad se pueden encontrar tres sabores de nube: el software como servicio (SaaS), la plataforma como servicio (PaaS) y la infraestructura como Servicio (IaaS).
En la TI tradicional, la propia empresa administraba todo (aplicaciones, datos, sistema operativo, virtualización, almacenamiento y redes) pero en la IaaS el proveedor de nube se hace cargo de la virtualización, el almacenamiento y las redes. En el PaaS a estos tres elementos se le añade el sistema operativo, mientras que en el SaaS el proveedor se hace cargo de todo.
Con este modelo se puede reducir, por ejemplo, el ciclo de ventas de 12 semanas a, prácticamente, una hora; mientras que la provisión de un servidor pasa de meses a minutos. Entonces, es evidente la propuesta de valor que la nube conlleva.
Fernando Grados: Las tendencias
La siguiente exposición fue la de otro de los analistas de la industria. En este caso fue el turno de Fernando Grados, analista senior de Dominio Consultores, quien ofreció la presentación Perspectivas y tendencias de la industria de las tecnologías de la información 2012.
Grados se centró en cuatro tendencias: los medios sociales, la movilidad, la computación en la nube y la virtualización.
De los primeros sostuvo que se encuentran en franco crecimiento, sino ya en una posición consolidada. Por ejemplo, en el Perú el 30.34% de la población ya cuenta con un perfil en Facebook, la red social más utilizada del país. Y si se observan las cifras a nivel agregado, el 55% de las personas entre 18 a 65 años se encuentra registrado en algún sitio de medio social, siendo el grupo de 24 a 35 años el que mayor penetración presenta (62%).
Entonces, las empresas deben tener presencia en los medios sociales si desean acceder a estos millones de usuarios que consumen redes sociales. De hecho, ya existen empresas que han comenzado a aprovechar satisfactoriamente este nuevo entorno.
Delta Airlines, por ejemplo, posee una página en Facebook desde la cual no solo se puede acceder a información sobre la empresa y sus servicios, sino que incluso se puede realizar compra de pasajes.
Los medios sociales, entonces, presentan una serie de habilitadores que ayudan a su crecimiento. La actitud gregaria de las personas -imitar el comportamiento de los pares- es uno de estos habilitadores, junto con la movilidad, los diferentes tipos de soluciones que se pueden encontrar en ellas, la posibilidad de generar fidelidad y la mejora en el conocimiento.
Por el contrario, Grados listó como inhibidores de los medios sociales a la falta de información, el temor a probar algo desconocido, la actitud generacional y la falta de revisión del mercado.
En el campo de la movilidad, Grados sostuvo que cada vez son más numerosos los dispositivos que se encuentran conectados a la Red. De hecho, si se analiza la evolución de las ventas de los equipos de cómputo -donde se encuentran las desktops, notebooks, netbooks, OLPCs, tabletas y teléfonos inteligentes- se podrá apreciar que la curva de los smartphones tiene una pendiente ascendente y superior a la de las notebooks, mientras que las desktops comienzan a declinar.
Otro de los actores importantes son las tablets, dispositivos que también muestran un crecimiento continuo a partir de su reciente introducción en el 2010. La tablet, desde la perspectiva de Grados, no es un elemento que vaya a entrar en directo reemplazo de las notebooks pues tiene una serie de elementos que la diferencian. Y sin duda son los 12 sensores (GPS, aceleración, iluminación, etcétera) lo que diferencian a este dispositivo de las notebooks y le otorgan un carácter muy distintivo.
Nuevamente, Grados ofreció como habilitadores de la movilidad la comunicación permanente, la disminución de los costos de Internet, el aumento de los tipos de dispositivos, los medios sociales, las aplicaciones en la nube y el teletrabajo.
Por otro lado, consideró como inhibidores a la seguridad, la pérdida de los equipos, la falta de información, el precio de la nueva tecnología y el temor al cambio.
En cuanto a la computación en la nube sostuvo que el concepto más difundido que tienen los CIO peruanos de la cloud computing es utilizar servicios ofrecidos por proveedores a través de Internet (39,3%), seguido de llevar aplicaciones hacia Internet (20,7%) y almacenamiento de información en la nube (11,3%).
Otro dato interesante es que solo el 14,7% de las firmas tienen alguna aplicación o servicio en la nube; y que entre quienes los tienen, la colaboración y productividad es el tipo de aplicación más usada (81,8%), seguido de CRM (18,2%) y Business Intelligence (9,1%).
Los habilitadores de la cloud computing son, a consideración de Grados, la reducción de costos de infraestructura, el soporte para el armado de la estrategia de migración, el alto nivel de seguridad, el monitoreo y reporte regular, las herramientas de gestión del servicio y el soporte técnico.
Mientras, entre los inhibidores se tiene al desconocimiento de la nube, la privacidad y las regulaciones, la oferta de software de nube, el centro de los datos y la velocidad de la conexión.
Finalmente, en cuanto a virtualización, el analista sostuvo que la tenencia de servidores virtuales ha crecido, pasando de 44,4% en el 2009 a 56,5% en el 2012. En esos mismos dos años VMware pasó, en sus estudios, de encontrarse presente en el 89,1% de las organizaciones a 67,8%. Su caída fue en beneficio de Hyper-V de Microsoft que pasó de 7,3% a 15,6% y de Citrix que pasó de 5,5% a 10,0%.
Por otro lado, la virtualización de escritorios solo se aprecia en el 13,6% de las organizaciones.
Como habilitadores de la virtualización se puede encontrar a la madurez del software, la variedad de proveedores, la disminución de los costos de infraestructura, el soporte técnico, el mejor aprovechamiento del espacio físico y la mejora en el medio ambiente.
Por otra parte, los inhibidores son el desconocimiento de los beneficios, el hardware obsoleto, la limitada capacidad de inversión y el temor al cambio.
Luis Vinatea: La visión legal
Aunque la computación en la nube se trata de un tema tecnológico, siempre hay que tener un ojo puesto en los otros campos que se ven afectados por los cambios que provoca la nube. Una de esas áreas, en ocasiones oscura para la mayoría de los mortales, es la legal.
Este campo fue cubierto durante el evento con la exposición de Luis Vinatea, socio de Miranda & Amado Abogados, quien expuso Cloud Computing: Aspectos legales y/o normativos.
Vinatea, luego de explicar algunas de las características de la computación en la nube, desarrolló las implicancias legales y normativas que este nuevo modelo tecnológico genera.
La primera son las de su naturaleza jurídica. De acuerdo a Vinatea, la cloud computing no es un servicio de telecomunicaciones regulado sino que el proveedor y el cliente establecen una relación jurídica de tipo civil. Las partes deben regular dicha relación jurídica mediante la suscripción de un contrato privado.
En cuanto al contrato pueden ser de dos tipos: Contratos por adhesión o contratos negociados. Los primeros se encuentran dirigidos a los servicios de cloud computing estandarizados, y en ello el cliente acepta o rechaza íntegramente las condiciones del servicio fijadas por el proveedor.
En los contratos negociados, el Cliente necesita servicios de cloud computing personalizados, adecuados a sus necesidades particulares. Y por ello el Cliente y el Proveedor fijan conjuntamente las condiciones de la prestación del servicio.
De acuerdo a Vinatea el contrato debe prever todas las condiciones de la prestación del servicio cloud computing, es decir, el modelo de servicio contratado; el precio del servicio; deber del proveedor de guardar confidencialidad respecto de la información entregada; responsabilidad del proveedor sobre la información entregada por el cliente (pérdidas, intromisiones, deterioro, etcétera); periodo de tiempo en el cual se prestará el servicio; y qué hacer con la información entregada al culminar la relación.
Además recomienda incluir clausulas que señalen: Servicios objeto de prestación por parte del Proveedor; autorización del proveedor para el uso del servicio; consentimiento del cliente para que el servicio sea prestado por terceros subcontratados por el Proveedor (de ser el caso); cesión de posición contractual (de ambas partes); responsabilidades respecto de la gestión de la información alojada en la Nube; prohibición del cliente o de los usuarios de alterar el servicio prestado; posibilidad o no de revender o sublicenciar el servicio; y términos de cumplimiento de las prestaciones.
Además, también se debería incluir la facultad del cliente de monitorear el funcionamiento del servicio (medidas de seguridad, controles y políticas dirigidas a garantizar la integridad de la información, etcétera); el SLA (Service Level Agreement); los mecanismos de compensación ante incumplimientos del SLA (penalización, créditos, abonos de servicio, etcétera); causales de suspensión del servicio (uso indebido, falta de pago, emergencias en materia de seguridad, interrupciones programadas, etcétera); condiciones de la suspensión y del levantamiento de la suspensión; causales de resolución y consecuencias de la resolución del contrato.
En cuanto a la protección de los datos personales, el abogado sostuvo que el servicio de cloud computing puede implicar el tratamiento (recopilación, registro, almacenamiento, comunicación por transferencia o por difusión, conservación, etcétera) de datos personales y que, pese a la naturaleza civil de la relación contractual, las partes deberán observar la Ley 29733, Ley de Protección de Datos Personales, que regula el adecuado tratamiento de datos personales incluidos en bases de datos.
Uno de los puntos interesantes en este tema es que la prestación del servicio de cloud computing podría implicar que los datos personales sean mantenidos en servidores ubicados en el extranjero. Pero conforme a la Ley de Protección de Datos Personales (Artículo 15), la transferencia internacional de datos personales está permitida solo si el país destinatario de los mismos -donde están ubicados los servidores- mantiene niveles de protección adecuados, similares a los previstos en dicha norma.
Lo señalado anteriormente no se aplica cuando el titular de los datos personales haya otorgado su consentimiento previo, expreso e informado, para la transferencia internacional de su información personal.
Level 3: Cambio de paradigma comercial
Por su puesto, no podía faltar la visión que tenía la propia empresa organizadora del evento tenía de la nube. Para ello ofreció una presentación que tenía el mismo nombre que el evento y que estuvo a cargo de tres ejecutivos: Emiliano Spinella, gerente regional de productos Data Center; Luis Ladera, Data & Internet country head; y Diego Basantes, Voice & Collaborations Services country head, todos de Level 3.
El primero en presentarse fue Spinella y comenzó señalando que una de los temas que desea explicar era la diferencia entre virtualización y servicios de nube, además de identificar modelos de servicios e implementación de nube, analizar tendencias de mercado y detectar los servicios de nube para las empresas.
Spinella comenzó explicando el primer punto. Señaló que tradicionalmente en el modelo stand alone se tenía una aplicación con un sistema operativo en un servidor físico, esto se debía a una limitación tecnológica ya que el software y el hardware subyacente no podían soportar múltiples aplicaciones.
Pero la capacidad de computo (el hardware) ha crecido y, por tanto, la capacidad de soportar el sistema operativo y la aplicación. Esto inicialmente supuso un problema ya que al instalar diversas aplicaciones en un mismo servidor se encontraba con un entorno mezclado que causaba problemas. Ya con el avance de la tecnología en el campo de la virtualización se pudo separar diversas instancias que podían soportar diversas aplicaciones en un mismo servidor sin mezclarlas.
Con un mismo hardware se podía entonces tener múltiples sistemas operativos y múltiples aplicaciones. Esto es algo que se desarrolló en los últimos cinco años.
Lo que introduce la nube es, en sí, un cambio de paradigma comercial, no es un cambio tecnológico. El cliente originalmente tomó la tecnología de nube pero detectó que le faltaban cosas que le podía ofrecer un proveedor de nube, como el pago por uso, los reportes (visibilidad), el uso de la web. Además, permitía la capacidad de crear rápidamente máquinas virtuales.
Luego de explicar los modelos de servicios (SaaS, PaaS y SaaS) y los modelos de implementación (nube privada, nube pública o nube híbrida) pasó a mostrar los resultados de una encuesta en la que se preguntaba a los CIO ¿Dónde cree que va a crecer la nube?
De acuerdo a las respuestas se pudo establecer que un 40% de los CIO considera que el mayor de los crecimientos se va a producir en las nubes privadas, seguido de on premises -que estrictamente hablando no es nube-, y en la nube pública.
El siguiente expositor fue Basantes. Él expuso sobre los servicios de voz y colaboración en la nube.
De acuerdo a Basantes se puede ver que las nuevas tecnologías soportan las mismas aplicaciones, es decir, la aplicación telefónica, por ejemplo, ya no es soportada por una tecnología de voz análoga sino por la nueva tecnología de voz sobre IP. Y de la misma forma podemos encontrar que han aparecido nuevas aplicaciones que están siendo soportadas por las mismas tecnologías con las que se cuenta desde hace un tiempo. Un ejemplo es la Web 2.0 que básicamente cuenta con la misma tecnología que la llamada Web 1.0.
Al final el resultado es que nos encontramos mejor comunicados ya que hemos pasado de la comunicación uno a uno a la uno a muchos y a la muchos a muchos.
Estas comunicaciones ya están ingresando al mundo empresarial. De 100 las empresas de Forbes, el 65% tiene su página en Twitter y el 54% su página en Facebook.
Finalmente, Ladera se encargó de desarrollar el tema de la conectividad. Para el ejecutivo, al hablar de conectividad es necesario responder ciertas preguntas. ¿Se va a resolver un problema o se va a obtener alguna ventaja? ¿Qué aplicaciones irán a la nube? Y ¿qué ocurre con la plataforma de red?
El reto entonces ya va más allá de conectar sino que han aparecido nuevos retos que tienen que ver con las aplicaciones críticas del negocio y éstos tienen que ver con tener un acceso rápido, seguro, ubicuo, global auditable y de calidad.
Panel de CIO: Habla la experiencia
Luego de los analistas y los proveedores, era esencial también escuchar la voz de los usuarios, es decir, de los CIO de las empresas que se encuentran utilizando la computación en la nube como parte de su estrategia de TI.
Para ello se invitó a un panel conformado por Pedro Pablo Durand, gerente corporativo de Excelencia Operacional de Yobel Supply Chain Management; Francisco Giglio, subgerente de Sistemas de Química Suiza;             María Grados, CIO de Unión de Concreteras; Sergio Longo, gerente corporativo de Tecnología de la Información de PMP Holding; y Ricardo Temoche, gerente corporativo TI de Grupo Romero- COGESA.
El primero en tomar la palabra fue Durand a quien se le pidió que diera su opinión del SaaS. El ejecutivo sostuvo que la computación en la nube es ya una realidad y que la experiencia aconseja que es necesario comprometerse en este tipo de proyectos poco a poco. Lo mejor es no comprometer las aplicaciones críticas, tener una asesoría experta y hay que saber vender la idea ante los directorios, entidades que, dijo, se encuentran muy preocupadas por saber dónde se encuentra la información y conseguir una rápida implementación de la solución, pensando en los costos.
El siguiente en intervenir fue Longo, a él se le pidió que diera su opinión sobre cuál es el mejor lugar para iniciar la estrategia de implementación de cloud computing. Longo sostuvo que esa pregunta se debe responder dependiendo del grado de madurez en el que se encuentre la empresa y cual es su necesidad. En el caso específico de la empresa de Longo, su organización se encuentra en franco crecimiento y en el proceso de adquisición de otros negocios.
Por ello era necesario realizar todo un trabajo de ingeniería que tenía que ver con la centralización de procesos y sistemas. El grupo, entonces, comenzó con infraestructura como servicio; es decir, el centro de datos, las redes, las comunicaciones telefónicas, seguridad. Es el primer paso para ordenar la casa y a partir de ahí ver otras aplicaciones con valor agregado.
La siguiente en intervenir fue María Grados. A ella le tocó explicar la relación que puede haber entre la escala de la empresa y la adopción de estas tecnologías. Grados sostuvo que sí encuentra relación pero que se puede trabajar el tema de la nube en todo tamaño de empresa. Sin embargo, cuando las empresas crecen, como la suya, se puede aprovechar el SaaS tomando en cuenta dos factores: la usabilidad y el desempeño, desde el punto de vista del usuario final.
El cuarto CIO en intervenir fue Ricardo Temoche quien sostuvo que había que hablar sobre un tema que se había mencionado durante las presentaciones: los big data. Para Temoche big data es una de las varias tendencias que están convergiendo junto con la movilidad y analytics. Big data implica que hay mucha más variabilidad de la información y que va a llegar de muchos lados. Se estima que para el 2015 va a haber de cinco a siete dispositivos conectados a Internet por persona, lo que implica que mucha información va a llegar a las empresas.
Toda esa información hay que analizarla y almacenarla y ponerla a disposición del usuario online, y por tanto no hay centro de cómputo que pueda con todos estos requerimientos. Es inevitable ir, entonces, a la nube.
Finalmente, Francisco Giglio fue interrogado sobre las conveniencias de utilizar una nube pública o una nube privada. El ejecutivo señaló que a gusto del cliente. De acuerdo a un estudio que realizó es más cómodo tener una nube privada; sin embargo, su empresa tomó la decisión de ir a una nube [pública] con el correo. Ahí enviaron a un grupo de usuarios.
Lo interesante de su experiencia es que tienen dos enlaces a Internet y para el uso del correo asignaron a uno de los enlaces, el cual tiene un nivel de uso de 40%. Como anécdota relató que para las descargas de video asignó un ancho de banda reducido (2 megas) para que se aburrieran de esperar y se pongan a trabajar.
Jose Antonio Trujillo, CIO Perú