Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

La actualización de Mule es amigable a los datos

[28/06/2012] Con la más reciente edición de su enterprise service bus (ESB) de código abierto, MuleSoft permite a los administradores conectarse directamente a las fuentes de datos además de a las aplicaciones.
Estamos observando una unificación de los espacios de las aplicaciones y de la integración de datos, entre los clientes y potenciales clientes, sostuvo Ken Yagen, vicepresidente de productos de MuleSoft. Debido a que las organizaciones trasladan algunas de sus operaciones a servicios en la nube, están buscando formas de conectarse a estos datos de manera más rápida, explicó. Los enfoques tradicionales de integración de los datos no funcionan bien [en ambientes de nube] así que se necesita considerar un enfoque de integración de aplicaciones en tiempo real.
Mule ESB 3.3, que se lanzó ayer, es la primera gran actualización del software desde el pasado octubre, cuando se lanzó la versión 3.2. Al igual que todos los ESB, el ESB de Mule permite a los administradores automatizar los flujos de trabajo en las diferentes aplicaciones, tanto on premises como en la nube.
El nuevo Mule Studio DataMapper permite al usuario examinar un conjunto de fuentes de datos y conectarlas a un flujo de trabajo mediante una interfase tipo jalar y soltar. Antes de esta versión, los administradores conectaban las fuentes de los datos con Mule a través de varias formas, todas ellas trabajosas, de acuerdo a Yagen. Podían utilizar una herramienta de integración de un tercero o escribir script basado en XSLT (Extensible Stylesheet Language) o un conector Java.
El mapeador de datos reconoce muchos formatos de datos comunes, entre los que se encuentran el XML, JSON, CSV, POJO y Excel. Puede escanear discos y fuentes de nube buscando fuentes de datos, e incluso generar perfiles de las fuentes de datos usando esquemas de bases de datos o datos de muestra.
El software ESB también viene con varios añadidos. Esta versión tiene lazos más fuertes con las herramientas de desarrollo de software de código abierto. Permite que el build manager de código abierto Apache Maven coordine las actividades entre Mule y los repositorios de código Subversion y Git.
Otras características incluyen una capa de cache in memory que puede almacenar los resultados de las llamadas de servicio, acelerando la respuesta a las solicitudes frecuentes. Los perfiles de las aplicaciones se pueden añadir al repositorio de aplicaciones a través de un nuevo proceso de publicación.
La nueva versión también viene con patrones de integración adicionales para el manejo de errores.
Generalmente, con sistemas, uno tiene que escribir bastante código personalizado para manejar los errores. Nosotros proporcionamos capacidades de configuración dentro de la herramienta de diseño para manejar los flujos de orquestación, sostuvo Yagen.
MuleSoft no se encuentra sola en la actualización de su ESB. Esta semana, Red Hat también lanzó JBoss Enterprise BRMS (Business Rules Management System) 5.3, que viene con una nueva interfase y funciona con el nuevo estándar Business Process Modeling Notation 2.0 (BPMN2).
Mule se encuentra disponible tanto en la versión de código abierto como en la empresarial la cual viene con características avanzadas como el data grid. La versión empresarial se encuentra disponible mediante suscripción, con varios niveles de soporte que comienzan desde los seis mil dólares anuales por núcleo de procesadores de servidor. De acuerdo a MuleSoft, alrededor de tres mil organizaciones han usado Mule en producción, y cerca de 100 mil desarrolladores han estado involucrados en el proceso de desarrollo comunitario.
Joab Jackson, IDG News Service