Llegamos a ustedes gracias a:



Conversando con...

Fred Wright, vicepresidente senior de redes celulares y WiMAX de Motorola

"LTE tiene mucho potencial como el estándar de datos inalámbricos"

[03/04/2009] Aunque la Evolución de Largo Plazo (Long Term Evolution — LTE) se encuentra al menos a dos años de estar ampliamente disponible en forma comercial, ha sido uno de los tópicos más discutidos en la convención CTIA Mobile Life de esta semana. La razón es simple: tres de los más grandes carriers celulares de Estados Unidos han elegido a LTE como su tecnología móvil de banda ancha 4G. Se espera que Verizon tome el liderazgo en el lanzamiento de servicios LTE comerciales desplegando la tecnología en 25 a 30 mercados en el 2010, mientras que se espera que AT&T y T-Mobile hagan lo mismo poco después.

El fabricante de dispositivos y equipos Motorola ha sido especialmente agresivo en la promoción de la adopción de LTE, ya que ha desarrollado estaciones base que se encuentran específicamente diseñadas para ayudar a los carriers a realizar un upgrade al estándar de datos 4G desde sus actuales tecnologías 3G GSM y CDMA. Fred Wright, quien es el vicepresidente senior de redes celulares y WiMAX de Motorola, se sentó con Brad Reed, escritor senior de Network World en la CTIA para discutir porqué la LTE tiene mucho potencial como el estándar de datos inalámbrico y cómo su asunción cambiará el mercado de los dispositivos móviles.
Muchos fabricantes y carriers están destinando sus recursos para implantar LTE. ¿Cómo se diferencia Motorola en un mercado competitivo?
Cada uno de nuestros competidores ha tomado un enfoque diferente para desarrollar productos LTE. Desde nuestra perspectiva, ofrecemos tres diferentes estaciones base. Una es un concepto de tipo de radio remoto. Otro sirve como un camino de migración de los clientes CDMA para ayudarlos a convertir sus sistemas de CDMA 1X a LTE usando el mismo hardware que ya tienen. Realmente, todo lo que hacemos es poner software diferente en su hardware pre existente y comienza a funcionar en modo LTE. Pueden hacer una actualización de su infraestructura y hardware sin tener que reemplazarlo. También tenemos un camino simple para la tecnología GSM que les permite hacer la actualización, sin tener que realizar grandes inversiones en nueva infraestructura.
Lo que realmente nos diferencia es nuestra capacidad de migrar de estaciones GSM y CDMA a LTE, así como ofrecer estaciones solas. No estamos tratando de hacer algo generalizado.
Como hemos escuchado en esta convención, la economía se encuentra mal. ¿Están ajustando sus expectativas sobre la demanda de LTE por parte de los clientes en base al pobre clima económico?
Todo el tema acerca de LTE no tiene que ver con el ahora sino con el futuro: a dos, tres o cuatro años. Verizon es la excepción de la regla, por su puesto. Su decisión de implantar LTE antes que cualquiera en el mundo, los separa como algo especial. Por ejemplo, Vodafone no ha realizado ningún gran anuncio sobre cuándo planean implantar LTE y T-Mobile no se encuentra particularmente apurada.
Tenemos suficiente tiempo para que la economía global se recupere, y no veo que el actual ambiente económico tenga algún impacto sobre la decisión de implantar LTE de todas formas.
¿Cuáles son los problemas técnicos, como la disponibilidad del espectro o interferencia potencial, que podrían entorpecer la implantación de LTE?
No he visto ningún gran problema técnico que pueda hacer más lenta la implantación, porque las especificaciones para la tecnología fueron muy bien escritas. El problema más grande que veo es la implantación de un ecosistema de dispositivos que satisfaga los requerimientos de los clientes. Para tener una buena selección y una variedad de dispositivos, tiene que tener disponibles chipsets, y necesita mostrarlos en el mercado. También necesitan estar integrados en nuevos dispositivos que hoy no existen. En el caso de Verizon, han establecido que su producto primario al principio serán dongles USB que se conectarán a las laptops, y les proporcionarán upgrades de banda ancha a partir de sus actuales capacidades.
Más aún, van a haber servicios de datos multimedia puros que podrá ver en teléfonos inteligentes, así como en otros dispositivos móviles de Internet que se aparecerán en el 2010 y el 2011. Es el mismo fenómeno que vimos con WiMAX: hasta que los chipsets no estuvieron listos, no se veían muchos dispositivos.
¿Cómo afectará la LTE a los propios dispositivos inalámbricos? ¿Veremos un cambio en la forma en que los dispositivos inalámbricos son construidos?
La LTE fundamentalmente tiene que ver con servicios de datos y multimedia. Espero que los dispositivos LTE tengan pantallas de cuatro pulgadas, que no tengan botones o teclados. Será una pantalla más grande que la de los actuales teléfonos inteligentes. Así que lo que vamos a ver más serán los teclados deslizantes. La pantalla tendrá de cuatro a cinco pulgadas, y será todo pantalla.
La razón para esto es que la LTE será fundamentalmente video. Hace 10 años no hubieras visto una pantalla de video en una camioneta y ahora es uno de los commodities más usados en el mercado. La explosión en la demanda de videos sobre las redes fijas de Internet, es nada en comparación con lo que será la demanda de videos en las redes inalámbricas. Esta es una de las razones por la que los carriers han estado tan deseosos de invertir en más ancho de banda para sus servicios inalámbricos: pronto usaremos los dispositivos inalámbricos para los tipos de cosas por las que hoy usamos las laptop.
Brad Reed, Network World (US)