Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Microsoft explica su estrategia contra las botnets

[05/07/2012] Microsoft sigue con su lucha por eliminar el mayor número de botnets posible para hacer de Internet un lugar más seguro. La compañía apuesta por intentar desconectar el máximo número posible de redes y por encarecer las actividades de los hackers.
Las botnets son redes de computadoras controladas capaces de enviar spam y de realizar ataques coordinados muy peligrosos. Buena parte de los equipos que forman parte de botnets son computadoras con Windows, lo que hace que Microsoft tenga un interés especial a la hora de luchar contra estas redes.
Lo cierto es que la compañía de Redmond mantiene una férrea lucha contra todo lo que suponen ciberamenazas. Por ejemplo, en los últimos días Microsoft ha explicado que quiere terminar con la ciberdelincuencia haciendo que sea más difícil y más caro encontrar y aprovechar brechas de seguridad en Windows.
Siguiendo una estrategia similar, la compañía quiere desarrollar una estrategia directa para terminar con las botnet. Según declaraciones de Microsoft recogidas por Infosecurity, Microsoft apuesta por una estrategia de dos puntos para su lucha contra las botnets.
El primer paso es desactivar el mayor número posible de redes zombi. Para ello, Microsoft ha explicado que colabora con las autoridades, con el objetivo de facilitar datos que permitan a la justicia ordenar el cierre de redes de este tipo. Fruto de esa colaboración, Microsoft ha conseguido que se clausuren partes importantes de sistemas como Rustock, Kelihos o Zeus.
Los esfuerzos de la compañía por suprimir redes pueden ser estériles si los cibercriminales pueden volver a crear otras redes con facilidad. Por ello, el segundo punto de la estrategia de Microsoft pasa por encarecer el proceso. Como anunció con su estrategia contra los ciberdelitos contra Windows, Microsoft quiere buscar mecanismos que hagan que los hackers tengan que aumentar su inversión a la hora de crear botnet, haciendo que las pérdidas puedan ser mayores.
En combinación, aumentar la desactivación de Botnet y encarecer su creación pueden hacer que los hackers vean más riesgos de perder sus inversiones, y por tanto se decidan a no crear este tipo de redes.
CIO, España