Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

Diez aplicaciones empresariales que se pueden mover hoy a la nube pública

Por: Nari Kannan, CEO de Appsparq

[06/07/2012] Casa y Video es un sitio de comercio electrónico brasileño que vende una variedad de artículos para el hogar, desde aire acondicionado a cámaras, de productos para dormitorio y baño hasta muebles de exterior. La compañía ejecuta todas sus operaciones en la nube pública de Amazon Web Services, desde la informática hasta el almacenamiento, y la ejecución de múltiples instancias con balanceo de carga.
Mientras tanto, Netflix transmite películas y programas de televisión a miembros de todo el continente americano, el Reino Unido e Irlanda. La empresa utiliza los servicios de nube de Amazon para sus muchos centros de datos y regiones.
Netflix inicialmente comenzó con sus propios centros de datos, pero desde entonces ha movido una gran parte de sus centros de datos de operaciones a la nube pública. Dado que la demanda máxima ocurre durante la noche y, sobre todo, los fines de semana, tenía mucho sentido que Netflix pagara por lo que utiliza durante las horas de máxima demanda, y utilice el centro de datos regional de Amazon más cercano al usuario.
Estas son sin duda las excepciones a la regla de las organizaciones que utilizan la nube pública para las operaciones básicas. La seguridad de los datos, privacidad y las preocupaciones de que probablemente sus datos se alojen con los de sus competidores en la nube pública, han impedido que muchas organizaciones hagan un mayor uso de ella.
Al mismo tiempo, los CEO y CFO se están dando cuenta del modelo de pague por lo que consume de la nube pública, y están buscando que los CIO y los altos directivos de TI determinen la forma en que sus organizaciones pueden utilizar la nube pública, incluso si no es para aplicaciones de misión crítica.
Afortunadamente, una serie de aplicaciones dentro de cualquier organización eluden completamente las preocupaciones antes mencionadas y son eminentemente apropiadas para las implementaciones de nube pública o pilotos. Estas diez aplicaciones están listas para la nube pública.
1. Desarrollo y Análisis
Uno de los primeros conjuntos de aplicaciones que se deben tener en cuenta para la nube pública es el de desarrollo y análisis. En ausencia de la virtualización, los servidores de aplicaciones y base de datos pueden ocupar un servidor físico cada uno, con niveles de utilización a un precio tan bajo como un lamentable 10%. Incluso con la virtualización, los servidores pueden ser subutilizados, ya que la cantidad de datos de prueba utilizados palidece en comparación con la cantidad de datos de producción.
Los datos sintéticos de prueba pueden ser utilizados con estos servidores de desarrollo y análisis, pero esos datos se pueden mover con comodidad a la nube pública. Por otra parte, tendrá que pagar solo cuando los servicios en la nube se estén utilizando. Metodologías ágiles de desarrollo, código de ramificación y la integración continua, que requiere muchas versiones de código y versiones, necesitan el rápido giro hacia arriba y abajo de un gran número de servidores de aplicaciones y bases de datos en paralelo. Mover todos estos servidores a las nubes públicas tiene sentido. No sólo pagará cuando utilice estos servicios de la nube pública, sino también la latencia de red, los gastos de almacenamiento y rendimiento también serán una preocupación menor.
2. Servicios de plataforma de desarrollo
Mientras las organizaciones adoptan el principio de DevOps, utilizan cada vez más el diseño, wireframing y prototipos, mash-up, gestión ágil de proyectos, herramientas de pruebas automatizadas y plataformas de desarrollo para la integración continua. Como se ha señalado, estos servicios pertenecen a la nube pública, ya que hace fácil que los programadores puedan hacerlos girar cuando sea necesario y detenerlos cuando no son necesarias. Del mismo modo, es poco probable que estos servicios almacenen datos internos sensibles en la nube pública.
3. Servidores de capacitación
Los servidores de capacitación se han vuelto inmensamente más fáciles de configurar en el comienzo del entrenamiento y de derribar al final. También son susceptibles de contener datos sintéticos en lugar de datos reales. En otras palabras, son algo natural para la nube pública.
Desde una consola, las herramientas de aprovisionamiento en nube pueden crear o destruir los servidores de la nube pública en cuestión de minutos. Estas herramientas también están listas para la creación de opciones de autoservicio que los grupos de capacitación pueden manejar por su cuenta.
4. Proyectos de Big Data de una sola vez
Cuando The New York Times necesitó convertir todos sus archivos al formato PDF hace unos años, el diario utilizó la nube pública. Con el uso de 100 servidores, el trabajo se hizo en solo 24 horas.
Por lo tanto, si un proyecto de Big Data de una sola vez requiere de 10 mil servidores y el trabajo se debe hacer en unos pocos días o incluso unas pocas horas, entonces la nube pública puede ser la elección correcta. No tiene sentido que una organización compre muchos servidores físicos, incluso si son virtuales.
5. Sitios Web
La información de la empresa, fotos de productos, información de precios, folletos y otra escritura, sitios web y portales de lectura ocasional son obviamente naturales para la nube pública. El nivel de seguridad y privacidad de la nube pública pueden ser más que suficientes para la información que está destinada para el público.
6. Gestión de las relaciones con el cliente
El software de CRM, como Salesforce.com, ya están en la nube, por lo que la gestión de clientes existentes y potenciales debe trabajar bien en la nube pública. Inusualmente no están tan integrados con otros sistemas internos -ahorro para el correo electrónico o, tal vez, la gestión de orden y ventas- lo que hace que los sistemas de CRM sean más fáciles de mover a la nube pública que muchas otras aplicaciones. (Si los datos maestros del cliente deberían estar agrupados de una manera tan ligera con los otros datos de la empresa, es harina de otro costal).
7. Gestión de Proyectos, informes de gastos y administración del tiempo
Al igual que con CRM, estas tres aplicaciones de soporte de misión (a diferencia de misión crítica) son un buen ajuste para la nube pública.
Sin embargo, si está preocupado por la seguridad y la privacidad de los datos financieros y de ventas, puede limitar los datos a una infraestructura de nube privada mientras que las aplicaciones de gestión de proyectos, administración del tiempo y de informe de gastos se trasladan a la nube pública. De esta manera, los datos vitales se crean y administran internamente, pero se convierten en parte de la nube híbrida, no de la nube privada. Hacerlo puede liberar una gran cantidad de servidores en la nube privada para las aplicaciones utilizadas en producción o de misión crítica.
8. Correo electrónico
Por años, las grandes empresas han estado utilizando servicios de archivo de correo electrónico basados en la nube, para almacenar los mensajes antiguos, de acuerdo con las regulaciones de Sarbanes Oxley o Basel II. Los consumidores han utilizado servicios de correo electrónico basados en la nube desde hace varios años. Es solo cuestión de tiempo, entonces, para que el correo electrónico de la empresa de un paso más en la misma dirección, especialmente para las organizaciones que utilizan los servidores de Microsoft Exchange gestionados internamente o la oferta en nube Office365.
9. Recursos Humanos
Realice un inventario del número de aplicaciones de misión crítica que utiliza su organización en comparación con otras aplicaciones y es posible que se sorprenda al saber cuántas de estas últimas, que solo se utilizan de vez en cuando, dejan afuera a las aplicaciones de producción. Mover la mayor cantidad de estas aplicaciones poco usadas a la nube pública liberará los recursos de la nube privada para el uso de producción -y, ya que solo paga por los servicios de nube pública que utiliza, este método puede reducir sus costos totales. Por esta razón, las aplicaciones de recursos humanos como las de gestión de la contratación, reubicación, administración de beneficios y otras, son candidatas naturales para la nube pública.
10. Servicios basado en la nube de antispam y antivirus
Muchas organizaciones utilizan servicios en la nube que realizan filtrado antispam y ofrecen servicios antivirus. Incluso si estos servicios son alojados por la organización interna, se pueden colocar cómodamente en las instancias de nube pública de su organización.
En última instancia, a los CEO y CFO les gustaría que los CIO y administradores senior de TI hagan más uso de la nube pública, ya que mueve los costos fijos (infraestructura) hacia la columna de costo variable (servicios de pago por uso). Por otro lado, las preocupaciones sobre la seguridad y la privacidad, y una sensación de pérdida de control de los datos internos, evitan que las empresas migren con demasiada agresividad hacia la nube pública.
Afortunadamente, una fuerte mirada a la naturaleza de las aplicaciones individuales y para lo que se utilizan, abre toda una serie de aplicaciones que bordean todas estas cuestiones. Como resultado, se pueden mover con comodidad a la nube pública, lo que abre capacidad adicional dentro de la nube privada para aplicaciones de misión crítica y de otros sistemas que se ocupan de los datos sensibles.
CIO (EE.UU.)
Nari Kannan, es la CEO de Appsparq, una empresa de consultoría en aplicaciones de nube y telefonía móvil con sede en Louisville, Kentucky. Cuenta con más de 20 años de experiencia en TI, donde se inició como ingeniero de software senior de Digital y, posteriormente, se desempeñó como vicepresidente de ingeniería o CTO de cinco empresas emergentes de Silicon Valley.