Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Estudio demuestra que los trabajadores prefieren quedarse en casa

[13/07/2012] No tener horario de almuerzo o renunciar al clásico momento del café, son algunos de los beneficios que la mayoría de trabajadores dejaría gustosamente a cambio de un día de trabajo desde la comodidad de sus hogares.
Así lo demuestra un reciente estudio de investigación llevado a cabo por la consultora Wakefield Research entre más de mil empleados de oficinas de los Estados Unidos. El documento, que indaga las mayores frustraciones de la vida laboral moderna, revela también que entre las actividades que más detestan los varones se encuentran las celebraciones a los recién nacidos (42%), mientras que las mujeres odian la toma de fotos del personal (31%). De hecho, tres de cada cuatro empleados dejaría de asistir a por lo menos un evento de la empresa si le fuera posible.
El informe, solicitado por Citrix, también revela otros aspectos sorprendentes del hartazgo con la rutina y sus efectos. Uno de ellos es sin duda el incremento de la creatividad de los empleados a la hora de buscar nuevas excusas para faltar al trabajo. Si bien el estoy enfermo sigue siendo la excusa más frecuente, el catálogo se ha ampliado y encuentra argumentaciones inéditas como que la gasolina está muy cara, tengo problemas en las uñas del pie, toda mi ropa está en la lavadora y no tengo qué ponerme, tengo que vigilar al jardinero y hasta me crucé con el amor de mi vida. Por muy torpe que pueda parecer, esta realidad demuestra que es cada vez más necesario plantear alternativas que realmente motiven a los empleados. Si estaba pensando en las clásicas dinámicas de grupo, piénselo de nuevo: 31% de los encuestados dijo odiar esas actividades.
Un acápite aparte es el que corresponde a la relación con los jefes. De acuerdo a esta investigación, no hay nada peor que un jefe que roba las ideas de sus empleados (37%), seguido muy de cerca por el jefe sabelotodo (33%), en tercer lugar va el jefe que simplemente ignora al resto (27%). Así, no es de extrañar que el 30% de trabajadores confiese que programa sus días de descanso según las vacaciones del jefe, con el propósito de maximizar el tiempo que no estarán juntos. Además de los jefes, el empleado sabelotodo y el quejoso fueron identificados como los compañeros de trabajo que hacen del día a día un suplicio. En el Perú, ya en el año 2009 un estudio había revelado que más del 78% de trabajadores padecía de estrés laboral.
Estos resultados demuestran lo que todos los que trabajamos en oficina sabemos: la vida de oficina supone grandes desafíos. Las empresas que adopten una mayor flexibilidad laboral y permitan a los empleados trabajar desde cualquier parte, obtendrán sin duda grandes ventajas, señaló Kim DeCarlos, vicepresidente de marketing corporativo de Citrix. Según el ejecutivo, las herramientas tecnológicas que existen hoy ya permiten adoptar nuevos formatos laborales permitiéndoles a las personas armonizar su vida personal y profesional, lo que incide en su motivación y productividad.
CIO, Perú