Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

El MIT trabaja en un nuevo protocolo móvil

[17/07/2012[ En la última conferencia tecnológica anual Usenix celebrada el pasado mes en Boston, dos investigadores del MIT desvelaron formalmente un nuevo protocolo y un programa de acceso remoto, que ha sido especialmente diseñado para clientes móviles e intermitentes, con conexiones de escaso ancho de banda que permiten tipificar las actuales redes inalámbricas. El programa, denominado Mosh o mobile shell, pretende ser una alternativa al anterior protocolo Secure Shell (SSH), empleado desde hace mucho tiempo para crear una conexión segura entre un cliente y un servidor, realizar el registro remoto, ejecutar comandos y otros servicios.
Como adelanto de su propuesta, Mosh y el nuevo protocolo de sincronización (SSP) están disponibles desde el pasado mes de abril gratis, en GNU/Linux, FreeBSD y OS X, vía la web del MIT. Las presentaciones técnicas de Usenix están disponibles en la web de Mosh o en YouTube.
SSH tradicionalmente conecta una computadora a otra a través de sus terminales de testo TCP, asegura Keith Winstein, graduado del MIT en Informática e Inteligencia Artificial y uno de los desarrolladores de Mosh. SSH es utilizado con frecuencia por administradores de red y sistemas para acceder en remoto a los servidores. Pero también se han incluido versiones suyas en Micorosft Windows, OS X y Linux. Es la confianza en TCP lo que crea dolores de cabeza a los usuarios móviles.
TCP asume que dos terminales son fijos y, entre ellos, los bytes deben ser recibidos en el exacto orden que son enviados. Esta es la peor posibilidad para la movilidad, asegura Hari Balakrishnan, profesor de ciencia informática en CSAIL y coautor con Winstein del documento Usenix.
Esta no es una gran forma de hacer comunicaciones en tiempo real, asegura Winstein. Las presunciones que utiliza TCP impiden que la movilidad sea realidad. Si está utilizando SSH en casa y vas a la oficina, cierra la portátil, conduce hasta allí y se conecta a la red local, su sesión SSH se ha perdido. De igual forma, si cambia de red Wi-Fi o entre una red Wi-Fi y una celular, también pierde la conexión SSH.
En suma, SSP utiliza un método de conexión diferente. Tradicionalmente, asegura Winstein, las conexiones a Internet están basadas en direcciones IP fijas y números de puertos y se asume que la dirección no cambia. En las redes móviles, la dirección IP siempre cambia, explica Winstein. De igual forma, si la red móvil desaparece o el portátil se duerme tres horas, la conexión se rompe.
SSP emplea credenciales criptográficas, no una dirección IP, para identificar dos terminales. Además. En vez de intentar sincronizar secuencias de bytes, SSP sincroniza objetos. Los objetos soportan una simple API, así que SSP puede pedirles información sobre su estado y entonces se imagina qué información enviar al cliente, para darle toda la velocidad posible.
Tradicionalmente, hay muy poca información compartida entre las aplicaciones y los protocolos que utilizan. Una aplicación escribe datos en un paquete TCP y se olvida de él. SSP hace a la aplicación más consciente de lo que está enviando. La aplicación y el protocolo son capaces de ponerse en marcha, con un vocabulario común para nombrar piezas de datos. Cuando las condiciones de red cambian, la aplicación que utiliza SSP sigue bajo control y permite su resincronización.
Esto supone un enorme cambio de actitud. SSP le dice a la red que alguien se ha movido de su sitio, pero que todavía es el mismo, y sigue enviando datos.
Según Winstein, Mosh es la única aplicación que hoy en día hace uso de SSP y que todavía no está terminada para todo tipo de desarrollos, pero prevé un amplio uso de ella en el futuro. Aplicaciones como Gmail y Skype podrían beneficiarse de estas técnicas, asegura.
John Cox, Network World (US)