Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

Smartphones: El principal impulsor de mercado para LTE

Por: Cintia Garza, analista 4G y leader de Equipo Maravedis-Rethink

[25/07/2012] Los smartphones serán los principales impulsores de mercado para el crecimiento y adopción de LTE, no solamente en América Latina sino alrededor del mundo. Las primeras compañías en desplegar LTE en la región de América Latina reconocen que la introducción de USB dongles, módems y otros dispositivos enfocados en datos solamente, no atraerán suficientes subscriptores LTE, sino los dispositivos móviles que proporcionen acceso a media, contenido, navegación en Internet, juegos, y que además soporten atractivas aplicaciones de banda ancha móvil como Facebook, Twitter, YouTube, Skype, Google, entre otras. Estos dispositivos serán principalmente smartphones.
El primer operador en introducir comercialmente smartphones LTE en América Latina fue Open Mobile (Puerto Rico) con el HTC Cobalt 4G LTE. Este dispositivo se encuentra comercialmente disponible en el mercado Puerto Riqueño desde junio del 2012 a un precio de 449.95 dólares, y activado únicamente bajo un plan ilimitado de 65 dólares mensuales. Open Mobile lanzó LTE comercialmente desde Marzo de este año, y la oferta comercial comenzó con un USB dongle de Novatel MC551 y un modem MiFi de Novatel 4510. El operador se apresuró a lanzar el primer LTE smartphone tres meses después, reconociendo que estos serán los dispositivos que al final atraerán la mayor cantidad de subscriptores a la red.
Los subscriptores de Open Mobile pueden actualizar su actual servicio de internet 3G a 4G pagando una diferencia que oscila entre los cinco y 25 dólares, dependiendo del plan de datos que ellos elijan. Para usuarios 3G con un plan de datos de 5GB por ejemplo, definitivamente será una buena opción actualizar su servicio a 4G, ya que solamente tendrán que pagar una diferencia de cinco dólares, en comparación a lo que ellos pagaban por su servicio 3G. Con la actualización, el usuario obtendrá una mayor velocidad en su servicio de internet de hasta 10 más, alcanzando los 12Mbps. Sin embargo, para un usuario 3G con un plan de datos de 20GB que quiera hacer una actualización, la diferencia de precio será de hasta 25 dólares.
De acuerdo a lo que hemos aprendido al analizar los casos de negocios de operadores en América Latina, un pequeño incremento en el precio del servicio 3G es muy sensible para el usuario y a menos que se les haga saber todos los beneficios de actualizar al nuevo servicio/tecnología 4G, es muy posible que ellos prefieran mantener su actual plan 3G. En resumen: Ofrecer más velocidad no garantiza más clientes; atractivas aplicaciones móviles de banda ancha y dispositivos que soporten dichas aplicaciones sí.
Los operadores en América Latina van a experimentar un incremento en el número de subscriptores cuando los smartphones LTE sean incluidos en su oferta comercial. De acuerdo con Luis Omar Rivera, director de Ingienería de Red de Open Mobile, los usuarios en Puerto Rico no están usando sus PC, laptops o tablets tanto como usan sus smartphones para navegar por internet.
UNE (Colombia) lanzó su red comercial LTE en junio del 2012, donde la oferta inicial consiste en USB dongles y MiFi módems. A pesar de que la oferta inicial de la compañía se enfoca en datos, UNE también está planeando incluir voz sobre LTE en el futuro también. Por el momento, el smartphone LTE está siendo probado en la red de UNE en la banda de 2.6GHz. Los dispositivos son similares a los que están siendo ofrecidos en Estados Unidos.
¿Como ofrecerá UNE voz sobre LTE si el operador no tiene ninguna infraestructura celular? UNE hará uso de infraestructura pasiva como torres y antenas de otros operadores móviles en Colombia, incluyendo TIGO, Movistar y Comcel. Usar infraestructura y torres que han sido instaladas por otros operadores, es una alternativa que consideramos que diversos operadores fijos y greenfield implementarán en la región, y que les ahorrará una cantidad considerable de tiempo y dinero al desplegar sus redes.
La adopción del smartphone en América Latina tendrá que enfrentar algunos retos sin embargo. De acuerdo al último reporte de Maravedis-Rethink: 4G Latin America: Analysis and Forecast 2012 – 2017, en una región caracterizada por bajo ARPU, bajo poder adquisitivo, una alta base de subscriptores pre pago vs. Post pago, y limitado acceso a tarjetas de crédito para la mayor parte de la población, los operadores enfrentan el reto de subsidiar los dispositivos y bajar el precio de los mismos a un precio que pueda incrementar la demanda.
CIO, Perú