Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

La OMA propone sistema estándar de código de barras 2D para teléfonos móviles

[27/07/2012] La Open Mobile Alliance (OMA) ha elaborado una norma para el manejo de códigos de barras 2D que espera pueda dirigir a los usuarios de teléfonos móviles con mayor facilidad a los sitios web. Mediante la estandarización de las especificaciones para la codificación, decodificación y la resolución de códigos de barras 2D, la OMA quiere estimular el uso de los códigos, señaló.
Los usuarios de teléfonos con cámara pueden tomar una foto de un código de barras bidimensional para acceder a información adicional en la web acerca de los productos promovidos por los minoristas y anunciantes. Al utilizar el código 2D, el usuario se ahorra el tener que abrir un navegador, y escribir y escribir la URL o términos de búsqueda para saber más sobre un producto. Sin embargo, en la actualidad, no todos los códigos de barras almacenan información del mismo modo, ni pueden ser leídos utilizando el mismo software.
El uso de códigos de barras bidimensionales en Japón creció exponencialmente una vez que los tres principales operadores móviles acordaron una especificación común para leer códigos de barras 2D, de acuerdo con OMA. El código QR desarrollado por la compañía de software japonesa Denso Wave, y la mayoría de los teléfonos japoneses ahora vienen con un lector de QR incorporado. Aunque el uso de códigos de barras 2D es muy popular en Japón, la adopción de la tecnología ha sido relativamente lenta en los EE.UU., señaló la OMA.
En junio del 2009, una encuesta a 800 personas japonesas de entre 10 a 49 años llevada a cabo por Netasia Research, encontró que el 76% había utilizado un código QR al menos una vez, y los usuarios de códigos QR escaneaban un promedio de cinco veces al mes.
Sin embargo, dos años más tarde, en junio del 2011, un estudio realizado por comScore reveló que solo el 6,2% de los usuarios estadounidenses de teléfonos móviles había escaneado un código. En el Reino Unido, Francia, Italia, España y Alemania, un 4,6% de todos los usuarios de teléfonos móviles y el 9,8% los propietarios de teléfonos inteligentes ha escaneado un código de barras QR en un mes, reveló comScore.
Con su nueva norma, la OMA quiere permitir la interoperabilidad en todo el mercado de código de barras 2D, que se subdivide en formatos no estándar. El modelo actual no es escalable para una amplia variedad de minoristas, publicistas, fabricantes de teléfonos y operadores móviles que desean implementar códigos móviles para promocionar sus productos y servicios, indicó, y agregó que la normalización puede aumentar el uso de códigos de barras 2D y simplificar las interacciones de los usuarios con la información de los productos.
La norma se compone de dos modelos diferentes. El primer modelo se le llama Direct Code, un código que se resuelve en el teléfono utilizando una aplicación pre-cargada o descargada. El código puede invocar funciones tales como el lanzamiento de un navegador, iniciar una llamada telefónica, el envío de un mensaje de texto, o almacenar información de contacto en la libreta de direcciones del teléfono, no es necesaria una conexión de red para este formato, señaló la OMA.
El segundo modelo se denomina Indirect Code, un código que necesita una conexión de red para comunicarse con un servidor de resolución de código que resuelve el código. Mediante el uso de este modelo, quién publicó el código puede realizar un seguimiento y analizar los resultados de su campaña, y también puede actualizar el contenido asociado con el código sin tener que cambiar el código de barras, agregó la Open Mobile Alliance.
El nuevo estándar abierto es compatible con los formatos Direct Code que utiliza el operador japonés de Telecom, NTT Docomo, los estándares de facto, señaló la OMA. Existe un soporte obligatorio del código QR ISO/IEC y simbologías Data Matrix para una óptima lectura del código integrado en la norma, y hay características opcionales para los Indirect Codes que incluyen la seguridad, seguimiento y presentación de informes del uso del código móvil y el análisis de los clientes, señaló la organización.
La OMA ha colaborado con los operadores de telecomunicaciones, incluyendo T-Mobile, AT&T y Telefónica; fabricantes de teléfonos móviles como Samsung y Nokia; y empresas como los laboratorios de HP y Mobile Tag, señaló la organización.
Loek Essers, IDG News Service