Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Científicos de Harvard crearán un traje inteligente

Como el del Iron Man para los militares.

[30/07/2012] Científicos de la Universidad de Harvard están trabajando en un traje inteligente como el de Iron Man, que podría mejorar la resistencia de los soldados en zonas de guerra.
La universidad recibió una beca de investigación por 2,6 millones de dólares para el proyecto por parte de DARPA (Defense Advanced Research Projects Agency), el brazo de investigación del Departamento de Defensa de EE.UU.
El traje, incluirá sensores y su propia fuente de energía, será diseñada para retrasar la aparición de la fatiga, permitiendo que los soldados avancen más lejos en el campo, mientras que soporta el cuerpo y lo protege de las lesiones cuando el soldado está llevando cargas pesadas.
Un equipo de bioingenieros del Wyss Institute for Biologically Inspired Engineering (Instituto Weiss de ingeniería inspirada en la biología) de Harvard trabajará en el proyecto.
El traje está diseñado para ser ligero, eficiente y no restrictivo, de acuerdo con la universidad de Harvard. Será hecho a partir de dispositivos portátiles blandos, que estarán conectados a los sensores elásticos para el seguimiento de la biomecánica del cuerpo.
Otra tecnología que se espera que sea parte del traje producirá vibraciones de bajo nivel que deberían aumentar las funciones sensoriales del cuerpo, y deben dar al usuario un mejor sentido del equilibrio.
Este no es el primer esfuerzo por construir un mecanismo para vestir que pueda reforzar el cuerpo humano.
Cyberdyne Inc., una compañía japonesa, construyó un exoesqueleto robótico en el 2009. El dispositivo, llamado Robot Suit HAL, fue diseñado para permitir que las personas con discapacidad se pongan de pie, caminen e incluso suban escaleras.
En la primavera del 2011, los investigadores de la universidad de California en Berkeley construyeron un exoesqueleto robótico de metal que permitió que un estudiante paralítico camine por el escenario y reciba su diploma de graduación. El exoesqueleto fue atado alrededor de las piernas del estudiante y fue controlado por un interruptor de control.
Sharon Gaudin Computerworld (EE.UU.)