Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

La Universidad de Harvard recreará el cuerpo humano con chips

[31/07/2012] Puede que un día las compañías farmacéuticas no tengan que probar los nuevos medicamentos en animales ni en seres humanos.
En cambio, podrían hacerlo con tecnologías que recrean el organismo humano sobre tecnologías de chip. Contienen vida real, tejido humano y se comportan como cualquiera de nuestros órganos vitales.
El Instituto de Ingeniería de Inspiración Biológica de Wyss, de la Universidad de Harvard, está yendo incluso más allá con su investigación de órganos sobre un chip, conectando más de diez de estos chips individuales para simular todo el cuerpo humano.
Estos chips de órganos humanos están hechos con polímero de silicio e incorporan canales de microfluidos grabados sobre ellos. Los canales están llenos de células humanas, y bombean otros elementos mecánicos que permiten a las células replicar el movimiento de los actuales órganos.
El chip del pulmón, por ejemplo, contiene un saco de aire, una capa de células del pulmón, una membrana de separación y un canal con células de la sangre. El chip puede conectarse a una bomba neumática que expande y contrae el órgano como en la vida real.
Los científicos de Wyss también han producido un intestino chip que contiene células intestinales que se comportan como este órgano humano y realiza los movimientos de peristalsis para empujar los alimentos.
La idea es replicar la función y composición de un órgano sobre un chip que pueda ser fácilmente probado, para estudiar los efectos de enfermedades, toxinas y medicinas. El sistema podría ofrecer resultados de pruebas farmacológicas sobre humanos, superando el lento proceso de prueba sobre animales.
El Instituto Wyss anunció recientemente que ha llegado a un acuerdo de colaboración con DARPA, valorado en 37 millones de dólares, para crear un sistema que integre diez chips orgánicos que recreen un sistema humano completo sobre chips. Para ello, ya están trabajando en un chip que imitará al corazón, la médula ósea y los riñones. Con un sistema completo que replique el cuerpo humano, los científicos podrían ver los efectos bioquímicos de las medicinas en todo el organismo.
Kevin Lee, PC World (EE.UU.)