Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Pronóstico del tiempo para los administradores de sistemas: Nublado

[09/08/2012] Cuando Donald Roper se encontró en el mercado de trabajo a principios de este año, descubrió rápidamente lo alta que estaba la valla en su profesión.
Un administrador de sistemas senior con 28 años en TI, con un MBA y siete certificaciones a su nombre -incluyendo una en virtualización- descubrió que nada es suficiente.
"Iba a muchas entrevistas y me preguntaban ¿Sabe Citrix?", relata Roper. "Yo decía, No, pensé que estaba buscando a una persona de virtualización. Y me decían, 'Oh, sí, tienes que saber eso también. Hoy en día quieren que usted sepa todo".
Además, señala Roper, algunos empleadores también requieren una prueba de preselección, en la que se les preguntarán cuestiones técnicas tales como, "¿Qué es VMware DRS?" y, "Si tiene cinco discos en la matriz RAID-5, ¿qué cantidad de espacio en disco tiene?"
"Hace varios años, usted podría tener una certificación MCSA y conseguir un trabajo como administrador de sistemas", indica Roper.
Las cosas finalmente salieron bien para Roper -que ahora es director de TI de una compañía de 800 personas en Greenville, Carolina del Sur- pero la situación que enfrentó es la evidencia de los cambios profundos y de corto plazo ligados a la función del administrador de sistemas, según los observadores de la industria.
A corto plazo, en un mercado laboral ajustado, muchos empleadores no están contratando hasta que encuentren "el candidato perfecto", señala John Reed, director ejecutivo de Robert Half Technology, una práctica poco sensata, a veces conocida como el síndrome de la ardilla púrpura (Purple Squirrel syndrome). A largo plazo, las tendencias de la tecnología -principalmente de virtualización y de computación en la nube, están forzando los cambios en la carrera tradicional del administrador de sistemas.
"El trabajo está cambiando", señala Reed. "Es un papel que seguirá teniendo demanda" -ha habido un modesto aumento en el número de puestos de trabajo como administrador de sistemas en el último año, señala - "pero para experimentar el crecimiento de la carrera, los administradores de sistemas tendrán que seguir creciendo a medida que su rol evoluciona".
El cambio es la única constante
Alice Hill, directora gerente de la empresa de contratación tecnológica Dice.com, concuerda en que los administradores de sistemas seguirán teniendo demanda, sobre todo aquellos que están dispuestos y son capaces de mantenerse al día con un papel en evolución.
En efecto, de acuerdo con la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS) de EE.UU., los trabajos en el campo de los administradores de red y sistemas crecerá un 28% desde el 2010 hasta el 2020, en comparación con un promedio de 14% para todas las demás ocupaciones.
La encuesta anual de salarios de Computerworld define a un administrador de sistemas como alguien que "instala las nuevas versiones y actualizaciones del software del sistema, evalúa e instala los parches, resuelve los problemas relacionados con el software, realiza copias de seguridad y recuperación del sistema, mantiene los archivos de datos y monitorea la configuración del sistema".
Por ese conjunto de responsabilidades, una persona empleada como un administrador de sistemas en el año 2012 por lo general puede llegar a ganar una remuneración media de 75.616 dólares (en Estados Unidos), incluyendo el salario y el bono, un aumento del 2,7%, que fue notablemente mejor que el aumento del 1,8% en promedio para todos los demás trabajos.
En este momento, existen buenas oportunidades para los administradores de sistemas tradicionales. Según Reed, la demanda es particularmente alta para las personas con conocimientos de Linux y cualquier experiencia con los dispositivos móviles, y existe una demanda continua para los profesionales que trabajan con Windows.
Para los administradores de sistemas los próximos días estarán nublados
Dicho esto, es casi seguro que el paso hacia la computación en nube afecte la función del administrador de sistemas, ya que cada vez más proveedores de servicios se hacen cargo de las plataformas de software, aplicaciones, infraestructura e informática.
Según las proyecciones de IDC, en el 2015, alrededor del 24% de todas las compras de software de negocios será de servicio de software habilitado, mientras que Gartner predice que el mercado de la nube basada en la infraestructura (IaaS) crecerá un 47,8% para el 2015.
"La tecnología para los profesionales enfocados en la infraestructura está en un momento adaptable", señala Hill de Dice. ¿Su consejo? Los administradores de sistemas inteligentes deben comenzar a aumentar sus habilidades, centrándose en otras tecnologías, aplicaciones y procesos, como la seguridad.
"Desde que los niveles más bajos ahora pueden ser manejado por los proveedores de servicios en la nube, el administrador de sistemas tiene que adaptar su función más cercana a las aplicaciones especializadas o a la administración lógica, como las políticas, la protección y los procesos", señala Hill.
"Hay un cambio fundamental debido a un mayor uso de soluciones de nube, proveedores de servicios y, en cierta medida, la virtualización de servicios, incluso cuando se ofrecen internamente", Heikki Topi, profesor de sistemas de información informáticos en la universidad de Bentley, y un miembro de la junta de educación de la Association for Computing Machinery, está de acuerdo. Para los administradores de sistemas, señala, "hay una necesidad de operar en un nivel algo más alto de abstracción".
¿Oportunidad por delante?
Donde otros ven que el movimiento hacia la computación en la nube como una amenaza directa a la función del administrador de sistemas tradicionales, Felipe Kizer ve una oportunidad.
Kizer, presidente de la Sociedad de administradores profesionales de sistemas (LOPSA, por sus siglas en inglés), cree que la computación en la nube hace que la función del administrador de sistemas sea más vital que nunca.
Con la plataforma y el software como servicio (PaaS y SaaS), por ejemplo, las empresas no deberían confiar únicamente en la experiencia de un proveedor de servicios, sino que deberían aumentarla con los empleados altamente experimentados que entienden las necesidades únicas, y a veces complejas, de la compañía, indica Kizer. Sin un administrador de sistemas con experiencia, las compañías "están a merced de la literatura de los proveedores y personal de ventas", señala Kizer. "Ellos no tienen a nadie con conocimiento directo sobre las necesidades de negocio para asesorarlos".
Dentro de la industria, la opinión imperante es que las empresas más grandes están adoptando o adoptarán nubes privadas inicialmente, donde los administradores de sistemas son todavía necesarios, antes de pasar a un modelo híbrido de nube privada/pública.
Dado que un mayor número de empresas buscan esas soluciones en la nube, indica Kizer, se necesita personal para integrar los servicios de la nube en sus sistemas empresariales existentes. "Habrá puestos de programador, administrador de sistemas y gestor de proyectos, que podrían ser llevados a cabo por los nuevos trabajadores o administradores de sistemas en transición hacia esas nuevas posiciones", señala.
Por no mencionar, sostiene, que continuarán siendo tareas muy intensivas o de propiedad que requieren las instalaciones de hardware y servicios, así como funciones de soporte de desktops, laptops y tablets, incluso si los dispositivos personales se conectan a la nube.
Topi de Bentley está de acuerdo en que los administradores de sistemas necesitarán un nuevo conjunto de habilidades orientadas a la nube. Por ejemplo, podrían involucrarse con la negociación de contratos con los proveedores, la comprensión y la gestión eficaz de los acuerdos de nivel de servicio, y tomar un papel activo en la gestión de proveedores.
"Hay una necesidad de comprender en profundidad lo que ha sido prometido (por los proveedores de servicios en la nube) y cómo esas promesas se están cumpliendo -eso es realmente importante en este nuevo entorno", señala.
Con la capacidad de cambiar rápidamente los recursos externos que se utilizan -ya sea la potencia de procesamiento, los volúmenes de almacenamiento o capacidad de la red– una gestión hábil de estos recursos también será necesaria.
"En casos extremos, puede llevar a miles o decenas de miles de servidores en un periodo muy breve de tiempo", señala Topi. "Eso no puede ser manejado sin un enfoque altamente automatizado y estructurado", lo que requieren a administradores de sistemas altamente cualificados.
Traducirle los requerimientos del negocio al proveedor de servicios externo es otra habilidad que se necesita, como la resolución de problemas, señala Topi. "Digamos que hay proveedores múltiples de los recursos de TI -los administradores de sistemas son los que pueden solucionar los problemas con los proveedores externos para averiguar cuál es el problema rápidamente".
Administradores de sistemas en transición
Thom Jonsson, un administrador de sistemas senior en AT&T Services, es un administrador de sistemas que ha escuchado el mensaje de que el cambio está en el aire.
Para mantener sus habilidades y capacidades actualizadas y pertinentes, Jonsson recientemente hizo la transición de una función de apoyo de sistemas senior, centrada en la seguridad y el cumplimiento, a un nuevo papel con un equipo en la nube de AT&T. Sus funciones son relativamente las mismas, señala, pero ahora se aplica a un entorno virtual, utilizando servidores basados en VMware en lugar de los físicos.
Con varias certificaciones -entre ellas A +, Network + y Secutiry + de CompTIA, así como CCENT/CCNA de Cisco- Jonsson señala que es autodidacta en tecnologías de nube. "Uno mismo no se puede encasillar en una sola cosa", agrega. "Hay que salir de su zona de confort porque la tecnología está en constante evolución".
Jonsson considera que los administradores de sistemas que pueden trabajar con sistemas de networking, seguridad y de operaciones encontrarán muchas oportunidades de trabajo disponibles, una afirmación compartida por otros en el campo. "Incluso si una empresa está manejando sus datos y aplicaciones en la nube, todavía necesitan a alguien para hacer la conexión, enrutamiento y networking", señala un administrador de sistemas senior en la industria de las telecomunicaciones que pidió no ser identificado. "Me gustaría obtener una certificación de Cisco o Juniper -de esa manera siempre tendría algo en el bolsillo trasero".
Él habla de la experiencia, de haber estado en el mercado de trabajo en el 2008 después de un despido. "Yo tenía 10 años de experiencia en Solaris y un poco de experiencia en networking, y solo pude conseguir una entrevista", señala. Sin embargo, después de una semana de conseguir su certificación CCNA, empezó a recibir solicitudes de entrevistas para puestos de trabajo en red y sigue recibiendo mensajes de correo electrónico que responden a su currículum. Él finalmente obtuvo un puesto de trabajo como administrador de sistemas que era similar a lo que estuvo haciendo antes del despido.
A más cantidad de certificaciones y habilidades tecnológicas que pueda acumular, será mejor para usted, señala Reed. "Tenemos cientos de candidatos que solicitan las posiciones que se anuncian, y todo el mundo siente que puede hacer el trabajo, pero las empresas están buscando al mejor candidato", agrega. "Puede ser un administrador de Windows con dos años de experiencia, pero si está compitiendo con alguien que también ha tocado Linux y Unix, y tiene varias certificaciones, puede ver donde tendrá una desventaja", indica.
Cómo prepararse para un cambio
Los administradores de sistemas tradicionales no serán capaces de hacer estos cambios de la noche a la mañana -pero necesitan empezar, porque el reloj no se detiene. Forrester pronostica que el mercado global de computación en la nube crecerá de 40,7 mil millones de dólares en el 2011 a más de 241 mil millones de dólares en el 2020.
Deberían empezar, señala Topi, mediante una encuesta del contexto empresarial en el que trabajan actualmente, las funciones y responsabilidades de las personas a las que sirven, y el modelo de negocio de su empleador. También es importante, agrega, el desarrollo de mejores capacidades de comunicación, específicamente la capacidad de negociar y escuchar a los usuarios de una manera diferente. "Habrá una intensidad cada vez mayor al tratar directamente con los usuarios y entender sus necesidades", indica.
La educación proporcionada por el empleador puede ser algo útil, aunque las empresas tienden a proporcionar capacitación en zonas estrechas y específicas del producto, señala Kizer. Algunas universidades ofrecen programas formales de administración de sistemas, y tanto LOPSA como ACM están trabajando con los educadores para ayudar a definir sus planes de estudio (como el PDF muestra aquí), pero es probable que una mayor habilidad de renovación sea auto aprendida, señala.
"Con la disponibilidad de entornos de computación virtual libres, puede construir su propia nube en su propio hardware para el aprendizaje, o puede alquilar proveedores baratos de IaaS".
Hill sugiere que los administradores de sistemas busquen brechas en el departamento de TI y se orienten para tomar ventaja de las aberturas. "Las empresas no van a dejar ir a un empleado deseoso, adaptable y responsable", señala, "pero a veces los empleados tienen que recordarle al área de liderazgo que lo son".
En lugar de la formación impartida por el empleador -que Hill dice es difícil de conseguir- los administradores de sistemas deben desarrollar redes personales para que puedan desarrollar relaciones entre mentor y aprendiz para aprender acerca de las áreas que les interesan.
El cambio puede ser bueno
La necesidad de cambiar puede ser algo bueno en el largo plazo, señala Hill. "Cuanto más se acerque a la capa de aplicación, más cerca estará de llegar a la empresa, y los profesionales de tecnología que agregan valor a la empresa son vistos bajo una luz diferente". Esa "luz diferente" puede incluir un aumento en el salario, señala Hill, teniendo en cuenta que la inmensa mayoría de los salarios de seis cifras en las profesiones de tecnología se pueden considerar funciones de TI empresarial.
Al final, el papel del administrador de sistemas es todavía vital, según concuerdan los tecnólogos y los observadores de la industria, pero, como Topi comenta: "no va a ser el mismo administrador de sistemas que hace 10 o 20 años atrás".
María Brandel, Computerworld (EE.UU.)
COMENTARIOS
carlos.r   vie, 17-ago-12

Buenas excelente aritulo. Muchas gracias Atte. Carlos Revilla


Leer más comentarios | Realizar un comentario