Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

Diez razones para comprar una cámara de red

Fernando Esteban, Country Sales Manager para México, Centro América y El Caribe de Axis Communications

[13/08/2012] Años atrás, las cámaras de red no se utilizaban para aplicaciones de vigilancia, eso ha cambiado. La primera cámara se lanzó en 1996 y estaban diseñadas desde un principio para aprovechar las imágenes digitales, las redes y el Internet, hoy las cámaras de red han rebasado la tecnología de las cámaras analógicas y exceden los requerimientos.
Con este artículo buscamos examinar las diez diferencias más importantes y funcionales entre las cámaras de red actuales y sus antecesoras las analógicas. Todos estos factores que mencionaremos son importantes y le servirán para realizar la próxima compra de una cámara.
1. Fin a los problemas de entrelazado
Una cámara analógica de resolución 4CIF tiene un problema importante con el video entrelazado. Esto es porque con la señal del video analógico, aun cuando esté conectado con un DVR, todas las imágenes están conformadas por líneas y cada imagen está compuesta por dos campos, uno con las líneas pares y otro con las líneas nones que se entrelazan en una imagen. Es por esto que cuando captamos una escena con mucho movimiento, la imagen resulta borrosa (los objetos son captados en dos diferentes momentos, uno en el campo de las líneas nones y otro para las líneas pares). Una cámara de red puede emplear la tecnología de barrido progresivo, la cual es ideal para captar objetos en movimiento. Está tecnología avanzada obtiene cada píxel y cada línea de datos de la imagen de manera secuencial, lo que produce una imagen completa. Los objetos en movimiento captados no se dividen en campos separados como ocurre en el barrido entrelazado.
2. Ahorro y confiabilidad en la alimentación PoE (Power over Ethernet)
Proveer de energía a una cámara analógica siempre ha sido un obstáculo importante y que conlleva un gran costo. El estándar IEEE 802.3af de Energía por Ethernet (PoE) ha probado ser bastante exitosa gracias a los tremendos ahorros que ofrece. Está no se encuentra disponible para las cámaras analógicas, PoE implica que los dispositivos de red obtienen la energía de una toma habilitada para PoE o midspan a través del mismo cable estándar de Categoría 5 que transmite los datos y el video. Debido a que se trata de un estándar establecido, todos los equipos son compatibles, esto maximiza los beneficios para todos los usuarios finales. En una aplicación de vigilancia con PoE, proporciona una ventaja adicional: las cámaras pueden recibir energía de respaldo centralizada desde el cuarto de servidores, de modo que en caso de una falla eléctrica continuarán operando.
Gracias a la tecnología PoE, el mismo cable de red puede usarse tanto para datos de video como alimentación eléctrica, lo cual permite un ahorro de costos de instalación y cableado. Asimismo, PoE permite habilitar la calefacción y/o ventilación de la cámara integrada sin necesidad de cables adicionales. Incluso tendrá disponible más energía a través del cable de red con el estándar IEEE 802.3at -también llamado Hi PoE- que permitirá también soluciones de PoE para cámaras de red de domo PTZ más avanzadas así como otras aplicaciones que consumen energía.
3. Resolución megapíxel y funciones HDTV
Las cámaras analógicas están apegadas a especificaciones NTSC/PAL, con una resolución que corresponde a 0,4 megapíxeles a 4CIF. Sin embargo, los usuarios ahora tienen a su disposición resoluciones megapíxel más altas que ofrecen equipos como: cámaras digitales, pantallas de computadora de alta resolución y televisores de pantalla plana. Como resultado, los requerimientos de capacidades de alta resolución se han vuelto muy comunes dentro de las aplicaciones de vigilancia. Las cámaras de red cumplen con estos requerimientos y pueden brindar más detalle y cubrir áreas más grandes que las cámaras analógicas tradicionales. Esto asegura que la inversión en los sistemas de seguridad no se desaproveche dado a que ahora se puede ver la cara del responsable o de lo que lleva consigo. Gracias al HDTV o megapíxel, los tiempos de investigación se reducen y el video almacenado revela imágenes detalladas de lo que realmente sucedió en la escena. Asimismo, la mayor resolución de la cámara de red permite funciones como girar, subir o bajar y hacer acercamientos de modo digital.
Las principales cámaras de red actualmente ofrecen capacidades completas de HDTV de acuerdo con los estándares SMPTE y HDTV. Como resultado, la industria de la seguridad se beneficia de las imágenes claras con un nivel de detalle excepcional.
4. Inteligencia al nivel de la cámara
En un mundo en el cual se está grabando muchísimo video como para que alguien lo observe o investigue, el video inteligente está cobrando popularidad. Las cámaras de red pueden tener detección de movimiento integrado y administrar alarmas para que la cámara decida cuándo enviar video, a qué velocidad de imágenes por segundo y a que resolución, también cuándo alertar a un operador específico para monitorear y/o responder la alarma. Otra aplicación útil del video inteligente es la alerta de anti manipulación o anti vandalismo, que permite a la cámara enviar automáticamente una alerta cuando no está totalmente funcional, por ejemplo, debido a que sea dirigida a otro lado, se pinte con aerosol, se desenfoque, obstruya o sufra otro daño externo.
Incluso se están integrando a las cámaras algoritmos más inteligentes -tales como reconocimiento de placas, conteo de personas, rastreo de objetos, etc. La inteligencia al nivel de la cámara permite un medio mucho más productivo y eficiente de vigilancia del que es posible con sistemas centralizados. La cámara de red también resuelve otro nuevo dilema: la escasez de poder de cómputo para analizar dos o más canales en tiempo real. Las cámaras de red tienen hardware altamente integrado que se destaca en las tareas de análisis de imágenes, permitiendo así la instalación de sistemas de video inteligente a gran escala.
5. PTZ integrado y control de entrada/salida
Con una cámara PTZ analógica, la comunicación en serie que controla el movimiento PTZ requiere de cableado independiente al de la señal de video. Esto es costoso y tardado. La tecnología de las cámaras de red permite el control de PTZ a través de la misma red que transporta el video. Con una cámara de red de domo PTZ, los comandos PTZ se envían por la red IP, lo que se deriva en mayores ahorros e incrementa la flexibilidad. Además, las cámaras de red pueden integrar señales de entrada y salida para alarmas y control de acceso. Todo esto se equivale a utilizar menos cable, menos dinero, aumento de la funcionalidad y potencial de integración.
6. Audio integrado
Para algunas aplicaciones, el audio se ha vuelto sumamente importante. Con un sistema analógico el audio no es posible al menos que quiera establecer líneas de audio separadas al DVR. Una cámara de red resuelve esto al capturar el audio en la cámara, sincronizarlo con el video o incluso integrarlo en la mismo flujo de video, y devolviéndolo después para el monitoreo y/o grabación a través de la red. El audio también puede ser totalmente bidireccional para permitir la comunicación a través de los parlantes. Dichas capacidades de audio son fáciles y económicas de instalar pero solo con una cámara de red. Además, las cámaras de red con audio integrado pueden usarse para activar automáticamente grabaciones o alertas cuando el nivel de ruido exceda los valores predeterminados, o sea detectado en horarios no habituales.
7. Comunicación segura
Con una cámara analógica, la señal de video se transporta a través de un cable coaxial sin cifrado ni autenticación. Así, cualquiera puede interceptar el video o, peor aún, remplazar la señal de una cámara con otra señal de video. En un escenario de video de red, la cámara puede encriptar el video que se está enviando a través de la red para asegurar que no pueda ser visto o manipulado.
El sistema también puede configurarse para autenticar la conexión usando certificados codificados que solo acepta una cámara de red específica, eliminando así la posibilidad que alguien interfiera en la línea. La cámara de red también puede agregar marcas de agua encriptadas a la transmisión de video con información de la imagen, la hora, el lugar, los usuarios, las alarmas y más, para asegurar una evidencia. También hay un estándar para la autenticación: el IEE 802.1X, que ha sido ampliamente adoptado en el mercado. ¿La cámara analógica ofrece esta funcionalidad altamente avanzada? No, no la ofrece.
8. Opciones flexibles y accesibles de infraestructura
El video analógico se transmite típicamente a través un costoso cable coaxial, o a través de fibra o por medios inalámbricos -en todos estos métodos influye la distancia y esto repercute en la calidad de imagen. Agregar energía, entradas/salidas y audio complica más esta situación. Los sistemas digitales estándar basados en IP superan estos obstáculos a costos mucho menores y con muchas más opciones. Al igual que ver las imágenes de los sitios web desde cualquier lugar del mundo, la cámara de red produce imágenes digitales, de modo que no hay reducción de la calidad debido a la distancia. La conexión de red basada en IP es una tecnología estable y estandarizada lo que significa que los resultados son comparativamente bajos.
A diferencia de los sistemas analógicos, las transmisiones de video IP pueden redirigirse alrededor del mundo, usando una variedad de infraestructura interoperable y estandarizada, incluyendo redes fijas e inalámbricas. Muchas transmisiones de diferentes tipos pueden transmitirse sobre la misma línea ya que se da a través de comunicaciones basadas en paquetes. La nueva construcción ahora tiene cableado de datos Categoría 5 de bajo costo y un solo cable puede transportar cientos de transmisiones de video a velocidad de cuadros completa simultáneas sobre redes Gigabit Ethernet. La iniciativa IP facilita la integración de aplicaciones de video de red con otros sistemas y aplicaciones basados en IP, como en el desarrollo de sistemas de administración, sistemas de control de acceso y soluciones industriales a través de IP.
9. Una verdadera solución digital
El sensor CCD de una cámara analógica genera una señal que se digitaliza por un convertidor A/D para hacer posible la función de mejoramiento de las imágenes en un DSP (procesador digital de señal, por sus siglas en inglés). La señal se convierte de nuevo a analógica para transportarse por un cable coaxial. Finalmente en el DVR la señal se digitaliza una vez más para grabarse. En total son al menos tres conversiones, y con cada conversión la calidad de la imagen se degrada. En un sistema de cámara de red, las imágenes se digitalizan solo una vez y permanecen así -sin conversiones innecesarias ni degradación de imagen.
10. Menor costo total de propiedad
Se puede pensar que todas las características avanzadas descritas anteriormente tienen un costo adicional. El precio inicial de una cámara de red puede en efecto ser más alto, si uno compara solo la cámara, pero compare el costo por canal de video y la cámara para red, con toda su flexibilidad y desempeño superiores, se vuelve rápidamente comparable con un sistema analógico anclado a un DVR. Los estudios muestran que en los sistemas con más de 32 cámaras, el costo de un sistema de vigilancia basado en cámaras de red es incluso menor cuando se compara con las opciones analógicas. Y esto es solo si no hay una infraestructura IP previamente instalada -si la hay, un sistema basado en IP siempre representará un costo menor. Este menor costo total del sistema de cámaras en red es resultado principalmente de la combinación de aplicaciones disponibles y de las opciones de almacenamiento que pueden ejecutarse sobre servidores basados en sistemas estándares y abiertos, y no sobre hardware propietario como un DVR.
Esto reduce radicalmente la administración y los costos de equipo, en particular para sistemas más grandes en los que el almacenamiento y los servidores son una parte importante del costo total de la solución. Los ahorros de costos adicionales se derivan de la infraestructura utilizada. Las redes basadas en IP como Internet, LAN y varios métodos de conexión como los inalámbricos pueden aprovecharse para otras alternativas además del cable coaxial y la fibra. Con esta última posible objeción a las cámaras de red y que ha quedado resuelta, ¿qué lo detiene?
Si usted se pregunta por qué su proveedor de cámaras analógicas no le ha dicho cómo la cámara de red se compara tan favorablemente ¿No sacaría el tema si no tuviera mucho qué decir?
Conclusión: El futuro pertenece a las cámaras de red – y el futuro ya está aquí.
Después del rápido crecimiento del mercado de los últimos años los sistemas de vigilancia basados en IP con cientos, algunas veces miles de cámaras de red se han implementado exitosamente dentro de varios sectores como ventas menoristas. De acuerdo con el IMS Research, se prevé que para el 2016, las ventas de cámaras en red representarán aproximadamente el 60% de las ventas mundiales, comparado aproximadamente con un 40% en el 2011.
A medida que se implementa y se entiende la seguridad a través de redes IP, está se convierte en el futuro de la administración de la seguridad avanzada. La cámara analógica por su lado, muestra una falta de flexibilidad y desempeño que no satisface las demandas de esta nueva era. Conforme las cámaras de red se alejan de la captura de cuadros, mejoran la calidad de imagen y ofrecen mayores capacidades sin utilizar un DVR, los sistemas pueden escalar mucho más fácilmente y los clientes podrán reducir costos. Este movimiento hacia sistemas abiertos y sin DVR, combinado con los beneficios de las redes, la digitalización de las imágenes y la inteligencia de las cámaras constituirán un fuerte impulso para la adopción rápida y continúa de la cámara de red y de sus múltiples ventajas.
CIO, Perú