Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Fuerte crecimieno del mercado de la tecnología 'vestibles'

[16/08/2012] La demanda por datos en tiempo real, incluyendo información personal sobre la salud, está impulsando el mercado de dispositivos inalámbricos vestibles, el cual crecerá de 14 millones de ítems este año hasta los 171 millones en el 2016.
En cuatro años, se estima que el mercado de dispositivos inalámbricos vestibles logre ventas mínimas de seis mil millones de dólares, de acuerdo a una nueva investigación de IHS iSuppli subsidiaria de IMS Research.
Un mercado de seis mil millones de dólares en el 2016 es nuestro pronóstico más conservador, el cual asume que la adopción de la tecnología vestible se encontrará limitada por factores como la falta de tecnología adecuada, poco cumplimiento del lado del usuario y falta de una mejora de la experiencia en general en dispositivos que son vestibles en comparación con los que no son vestibles, afirmó Theo Ahadome, analista senior de IMS Research.
La mayoría de los dispositivos vestibles se encuentran concentrados alrededor de algunos productos, principalmente para el cuidado de la salud y aplicaciones de bienestar, como los monitores de glucosa y del corazón. En el futuro, los dispositivos para el entretenimiento personal y el uso militar se incrementarán de manera significativa. Por ejemplo, la introducción de los Smart Glasses de Google y el rumoreado Apple Smart Watch serán parte de una nueva ola de dispositivos vestibles. Sensores de sueño, terminales de mano y pantallas industriales y militares para la cabeza -pantallas transparentes que proporcionan datos y se encuentran unidas a un casco- proporcionarán a los usuarios datos accionables, lo cual conducirá a una expansión incluso más rápida del mercado de tecnología vestible.
La mayoría de los dispositivos inalámbricos vestibles son utilizados en la actualidad para transmitir signos vitales o para registrar el desempeño físico del usuario o para métricas de fitness. Los que dominan el mercado son los monitores de glucosa, como los dispositivos de Abbott y Medtronic; y los monitores de actividad, como aquellos de Fitbit, Adidas miCoach y Nike Fuelband. El fitness y los monitores de ritmo cardiaco de Garmin, Polar y Suunto también son líderes en el mercado, sostuvo Ahadome.
La Federal Communications Commission recientemente aprobó un espectro de radio Medical Body Area Network (MBAN) para su uso en los hospitales. Se espera que el espectro MBAN se use primero en hospitales, pero con el tiempo, señalan los proveedores de instrumental médico, los dispositivos MBAN podrían ser usados en casa, en donde el 80% de los servicios médicos son entregados.
A diferencia de los tradicionales sistemas de telemetría médica, que requiere de enlaces separados para cada función que se monitorea, los sistemas MBAN inalámbricos pueden monitorear todas las funciones necesarias, y luego agregar los resultados y transmitirlos a una locación remota para su evaluación. Los datos pueden ser subidos a nubes privadas dentro de los centros de datos del hospital y también a proveedores de nubes públicas, como Health Vault de Microsoft.
Aunque los dispositivos médicos inalámbricos y sus datos serán regulados por la HIPAA (Health Insurance Portability and Accountability Act), un problema con los dispositivos vestibles para el consumidor es que la información probablemente serán enviada por redes inseguras para proveedores de servicios de nubes públicas.
Por ejemplo, los consumidores pueden subir los datos de monitoreo de los ejercicios y sueño a un registro de salud personal en línea.
Uno no necesariamente quiere muchas aplicaciones en diferentes lugares, sino en un solo lugar, sostuvo Ahadome. Los registros de fitness personal serán de nube. Se convierte en un gratis para todos en términos de dónde van los datos.
El año pasado, la cantidad de información creada y replicada sobrepasó los 1,8 zettabytes (1,8 mil millones de gigabytes), creciendo en nueve veces en solo cinco años, de acuerdo al estudio Digital Universe de IDC.
Aunque el 75% de la información en el universo digital es generada por las personas, menos de un tercio de todos los datos almacenados en la actualidad tiene incluso la seguridad mínima. Solo alrededor de la mitad de la información que debería encontrarse protegida se encuentra protegida del todo, señaló IDC.
Lucas Mearian, Computerworld (EE. UU.)