Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

La transformación del sector energético con Smart Grids

Por: Cesar Contipelli Neto, consultor de las áreas de Utilities y Telecomunicaciones de Teradata Brasil

[27/08/2012] Existe, actualmente, una necesidad inmediata para acelerar el desarrollo de tecnologías con bajos niveles de emisión de carbono, a fin de enfrentar los desafíos globales de seguridad energética, cambio climático y crecimiento económico. Las redes inteligentes son particularmente importantes, pues permiten la utilización -a gran escala- de varias tecnologías provenientes de fuentes de energía renovables, permitiendo una mayor automatización de las operaciones, la reducción de los costos operativos, la mejora en los niveles de calidad, la atención más rápida y eficaz, aumentando la satisfacción del usuario, y ofreciendo capacidades de control y administración del consumo en tiempo real.
¿Qué son las Smart Grids?
El sector energético está listo para realizar la transformación de los consumidores de energía eléctrica a partir de un sistema centralizado, controlado por la red productora, a un sistema que sea menos centralizado y más interactivo con el consumidor. El cambio hacia una red más inteligente promete cambiar todo el modelo de negocios de la industria y su relación con todas las partes interesadas, implicando y afectando a servicios públicos, reguladores, prestadores de servicios de energía, tecnologías y proveedores de automatización, y a todos los consumidores de energía eléctrica en general.
Una Smart Grid hace posible esta transformación, incorporando la filosofía, los conceptos y las tecnologías que posibilitaron la utilización de un nuevo concepto en telecomunicaciones en el sector de servicios públicos y red eléctrica. Más importante aún, permite las mejores ideas de la industria para la modernización de la red, monitoreando y administrando el transporte de electricidad a partir de las más variadas fuentes de generación para satisfacer la demanda creciente de electricidad de los usuarios finales a fin de alcanzar su pleno potencial. Las redes inteligentes coordinan las necesidades y capacidades de todos los generadores, operadores de red, usuarios finales e intervinientes en el mercado de electricidad para operar todas las piezas del sistema tan eficientemente como sea posible, minimizando costos e impactos ambientales y maximizando la confiabilidad del sistema, su resistencia y estabilidad.
Puede sorprender saber que muchas de estas ideas ya están en pleno funcionamiento. Sin embargo, solo cuando estas ideas estén completamente puestas en marcha mediante formas de comunicación digital plug-and-play en dos vías -factores que caracterizan una red inteligente- es que los avances genuinos comenzarán a multiplicarse.
Los sistemas mundiales de electricidad enfrentan una serie de desafíos, incluyendo una infraestructura envejecida, el crecimiento continuo de la demanda, la integración de cifras crecientes y variables de fuentes de energía renovables y vehículos eléctricos, la necesidad de mejorar la seguridad del aprovisionamiento y la necesidad de reducir las emisiones de carbono. Las tecnologías de redes inteligentes ofrecen formas no solo para responder a estos desafíos, sino también para desarrollar un suministro de energía más limpia que es más eficiente, accesible y sustentable.
Este tipo de programa ya fue implementado en el pasado, pero sin las herramientas de Smart Grid, tales como las tecnologías que permitan la interoperabilidad basada en estándares y el bajo costo de las comunicaciones y los componentes electrónicos, dichos programas no tenían el potencial que hoy se hace presente.
La próxima generación de visualización está en camino. Un caso particular es VERDE, un proyecto en desarrollo para el DOE (Departamento de Energía de los EE. UU.) en el Oak Ridge National Laboratory. VERDE (Visualizing Energy Resource Dynamically on Earth) proporcionará una gran área de conocimiento de la red, integración de datos de sensores en tiempo real, información meteorológica y moldeado de la grid con información geográfica. Potencialmente, será capaz de explorar el estado de la red a nivel nacional y cambiar en segundos para explorar detalles específicos a nivel de la calle. Ofrecerá rápida información sobre apagones y la calidad de la energía, así como insights sobre el funcionamiento del sistema de servicios públicos. Con una plataforma construida en Google Earth, también podrá sacar provecho del contenido generado por la comunidad de usuarios de dicha aplicación.
Transformación Gradual
La transformación de la red eléctrica actual a una red estándar Smart Grid se dará de forma incremental, cuando las nuevas tecnologías de automatización, procesamiento de datos y comunicaciones sean introducidas en partes de la red. Estas introducciones, en un primer momento, formarán una especie de "nicho" con características de Smart Grid en las redes actuales, dando como resultado una convivencia paulatina con la red legada. Con el transcurso del tiempo, y en la medida en que esos nichos sean expandidos, tanto en número como en capacidad, la red eléctrica se orientará hacia una nueva red, dentro de la nueva visión Smart Grid.
CIO, Perú