Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

La recién llegada guía para la implementación de Windows 7

[27/08/2012] A pesar de que Windows 8 está a solo unos pocos meses de su liberación formal, la mayoría de las empresas -el 70% en realidad- aún está ejecutando Windows XP. Y mientras que Windows 7 ha estado disponible desde hace casi dos años, menos de la mitad de las empresas han optado por él. La mayoría planea implementar Windows 7 este año o el próximo, ahora que ha tenido un paquete de servicio, y la familiaridad con el usuario ha crecido a través de las instalaciones de casa. Además, el final del soporte formal para Windows XP, en abril del 2014, se ha convertido en una fecha conveniente para que muchos departamentos de TI hagan el cambio a Windows 7.
A pesar de todo este tiempo de preparación, estoy sorprendido por la forma en que muchas compañías están displicentes acerca de la implementación de Windows 7, incluso después de tomar la decisión -algo que nunca había visto en mis más de 30 años en TI. Por ejemplo, un cliente le dio a TI tres semanas para elaborar un plan de despliegue corporativo y una semana para desplegar 200 PC con Windows 7 -incluyendo la configuración de los datos de los usuarios de XP. TI tenía más de ocho mil computadoras de escritorio para migrar dentro de tres semanas después de ese plazo inicial. Otro cliente le dio a su organización de TI cinco días para llegar al plan de despliegue de 20 mil PC.
La fría y dura verdad es que hay mucho por hacer para implementar Windows 7 en un entorno empresarial. Es necesario determinar qué PC existentes pueden ejecutar Windows 7 con un nivel aceptable de rendimiento y cuáles necesitan ser remplazadas. Necesita tener expertos en aplicaciones que prueben su software clave como si lo utilizara día tras día. Necesita considerar si desea implementar Windows 7 a nivel local como un cliente pesado, sobre la red como un cliente ligero, o mezclar los dos métodos -y averiguar si su red puede manejar el despliegue y el acceso remoto.
Luego está la decisión que probablemente no pensó que tenía que hacer: qué herramienta de implementación quiere usar. Microsoft ofrece varias.
Con base en mi experiencia con decenas de clientes, estos son los pasos claves a seguir para asegurar una migración exitosa a Windows 7. Y antes de entrar en todos los cómos y porqués, un consejo para aquellos lectores con licencias empresariales: implementen la versión Windows 7 Enterprise Edition. Estoy sorprendido por la cantidad de clientes empresariales que no saben que tienen acceso a la versión Enterprise Edition -solo tiene que pedirla.
Paso 1: Evalúe la capacidad de su hardware para ejecutar Windows 7
Comience con Microsoft Assessment and Planning (MAP) Toolkit 7.0 para evaluar su actual equipo y crear un inventario que cubra el hardware (incluidos los drivers), el software y la información del sistema operativo -no hay que instalar agentes cliente.
En MAP, la primera acción es hacer un inventario de su entorno, haga clic en el botón Ir junto al paso de Hacer el Inventario. En el asistente que se ejecuta, seleccione el escenario de Windows Computers Inventory. A continuación haga clic en Siguiente, y seleccione el método que desea utilizar para descubrir a sus clientes, como los de Active Directory Domain Services (AD DS) o un rango de direcciones IP; también puede introducir manualmente los nombres de las computadoras o importarlas desde un archivo.
Kit de herramientas Microsoft Assessment and Planning (MAP).
Con el inventario en su lugar, puede evaluar su disposición para Windows 7. (La disposición de Windows 8, Office 2010 e Internet Explorer Discovery son otros informes que posiblemente desee ejecutar en otro momento). Haga clic en la opción de Inventario y Evaluación en el panel de acciones de MAP. A continuación, abra el cuadro de diálogo Propiedades de la evaluación. En ese cuadro de diálogo, establezca los criterios de preparación, como la velocidad de la CPU y la cantidad de RAM, o utilice las opciones por defecto de Microsoft. Haga clic en el botón de Ejecutar la evaluación dirigida a obtener los resultados sobre qué PC se ajustan a sus criterios de preparación de Windows 7. Los informes se muestran en la pantalla y se guardan en la carpeta Documentos/MAP como una hoja de cálculo Excel.
Informe de preparación MAP.
Paso 2: Evalúe la compatibilidad de sus aplicaciones con Windows 7
Microsoft también tiene una herramienta gratuita para ayudarle a validar la compatibilidad de sus aplicaciones con Windows 7. Application Compatibility Toolkit (ACT) hace un seguimiento de las aplicaciones que ha puesto a prueba y su nivel de compatibilidad. Puede proporcionar información de compatibilidad de aplicaciones, dispositivos, actualizaciones de Windows, asuntos relacionados con User Account Control (UAC) y aplicaciones web con las nuevas versiones de Internet Explorer.
Se necesita un servidor SQL para ejecutar ACT, ya que utiliza bases de datos SQL para los datos de compatibilidad. Después de crear la base de datos de ACT, debe instalar agentes de cliente para recopilar la información de inventario de la aplicación.
Para ello, cree un paquete de implementación haciendo doble clic en la opción Collect. En el panel de Detalles que aparece, dele un nombre a la colección y seleccione el tipo de compatibilidad que desea evaluar: OS o la actualización de Windows. Haga clic en el botón Avanzadas si desea seleccionar compatibilidad de UAC y Windows. UAC detecta las aplicaciones que intentan ejecutarse como un usuario normal (no como administrador), mientras que la compatibilidad de Windows detecta las cuestiones relacionadas con la sesión 0, Gina, y los componentes que han quedado en desuso, pero que todavía se utilizan en las aplicaciones. Especifique si desea que el agente de cliente ACT comience a supervisar al cliente, cuánto tiempo debe supervisarlo, con qué frecuencia se debe cargar la data en la base de datos SQL, y dónde dar salida a los datos recogidos.
Microsoft Application Compatibility Manager.
 
Para implementar el paquete de recopilación, puede utilizar objetos de directiva de grupo, Microsoft Deployment Toolkit 2012 (MDT) o System Center Configuration Manager (2007 o 2012), o simplemente puede enviarle el paquete a los usuarios -es un pequeño archivo .msi. En las PC cliente, los usuarios deben hacer doble clic en el archivo .msi para ejecutarlo.
La base de datos de ACT hará una lista de todas las aplicaciones que encuentre. Depende de usted hacer la prueba para asegurarse de que funcionan adecuadamente en Windows 7 (así como la compatibilidad es algo más que la compatibilidad binaria), y la base de datos de ACT tiene varios campos para que pueda utilizar un seguimiento de su progreso. Normalmente, la evaluación de las aplicaciones lleva algunos meses, así que asegúrese de reservar tiempo suficiente para hacer un buen trabajo.
Paso 3. Determine qué tipo de imágenes del sistema operativo implementará
Una pregunta difícil para muchas organizaciones es si deben destinar solo el sistema operativo (una imagen delgada) e instalar las aplicaciones luego; implementar el sistema operativo y todas las aplicaciones (una imagen fuerte); o implementar el sistema operativo y solo las aplicaciones básicas que requieren los usuarios (una imagen híbrida), con otras aplicaciones instaladas por separado sobre la base de las necesidades y funciones de los usuarios.
Yo prefiero la imagen híbrida, es la manera más rápida de desplegar las capacidades básicas para todo el mundo y tiene el menor impacto de trabajo en TI y en los usuarios. Una imagen fuerte puede ser tentadora, pero si se actualiza cualquier aplicación de la mezcla, tiene que rehacer la imagen cada vez, creando una carga de gestión. Una imagen delgada también puede parecer tentadora, pero casi duplica la carga de trabajo de la implementación de TI (dos ejecuciones para todos los usuarios) y crea una brecha de productividad donde el usuario tiene Windows 7, pero ninguna aplicación para usar en el mencionado sistema operativo.
Paso 4. Elija la herramienta de despliegue de imágenes
Independientemente del tipo de imagen de instalación que elija, hay varias herramientas disponibles para crear, gestionar e implementar la imagen de Windows 7. Microsoft tiene varias propias: Windows Automated Installation Kit (WAIK), Windows Deployment Service (WDS), Microsoft Deployment Toolkit 2012 (MDT) y System Center Configuration Manager (SCCM) 2007 o 2012. WDS y MDT son libres; WDS es una función que se incluye con Windows Server y MDT es una descarga gratuita.
Windows Automated Installation Kit. WAIK contiene todas las herramientas de línea de comandos necesarios para realizar una instalación completa de Windows 7 para un equipo nuevo o para migrar desde una PC con XP. Recoge el estado del usuario (datos de usuario, configuraciones de usuario y configuración de aplicaciones) y le permite crear, administrar e implementar imágenes. MDT, SCCM, y otras herramientas utilizan WAIK, por lo que puede optar por interfases y asistentes más amigables en lugar de aprender toda la sintaxis de las diversas utilidades de línea de comandos como copype, oscdimg, ImageX, DISM, ScanState y LoadState. (Tenga en cuenta que Microsoft está remplazando WAIK con Windows Assesment and Deployment Kit para la implementación de Windows 8).
Windows Deployment Service. Para utilizar WDS, necesita fuertes requisitos de infraestructura (Active Directory, DNS y DHCP), y está limitado a imágenes fuertes o robustas -WDS no puede desplegar aplicaciones por separado más adelante. Si va por WDS, le recomiendo que utilice Windows Server 2008 R2, ya que soporta múltiples flujos de tráfico multicast. Para utilizar WDS en implementaciones de Windows 7, primero configure el servidor WDS. A continuación, agregue los componentes principales del paquete de implementación.
El primer componente es la imagen de arranque. Agregue el archivo boot.wim desde una carpeta o DVD de recursos de Windows 7 o Windows Server 2008 R2 (o su archivo .iso equivalente) en el nodo de imágenes de arranque del complemento WDS. (Precaución: no agregue un archivo WinPE a WDS para arrancar la PC del cliente, ya que obtendrá una ventana de Command Prompt en la unidad X: y nunca obtendrá una lista de imágenes del sistema operativo para desplegar. En su lugar, utilizará WinPE por separado en la computadora cliente).
Windows Deployment Service (WDS).
 
En el nodo Install Images de WDS, agregue las imágenes del sistema operativo que ha creado. O para instalar una imagen delgada, solo tiene que utilizar el archivo install.wim de la carpeta/DVD de recursos de Windows 7. Recuerde, no puede instalar aplicaciones a través de WDS, por lo que no añada ninguna de las imágenes de la aplicación.
Después de que su máquina recién implementada esté lista, sysprep (prepare el sistema de) la PC del cliente con los switches –generalize y –oobe. (Me gusta correr la versión de interfase gráfica de usuario desde C:\WINDOWS\System32\Sysprep\Sysprep.exe. Marque la opción Generalizar en el cuadro de diálogo System Preparation que aparece y seleccione Apagar de las opciones de apagado en el menú emergente en lugar del predeterminado Reboot.
A continuación, arranque la PC del cliente utilizando una WinPE que tiene la utilidad ImageX. Ejecute la captura de ImageX con el switch /flags para capturar una imagen de la PC:
imagex /flags "Enterprise" /capture d:
d:\Win7Custom.wim "Esta es mi imagen personalizada"
Puede almacenar la imagen a nivel local (la opción más rápida) o ponerla en un servidor de red. Cuando la imagen se crea, puede importar a su nuevo archivo .wim personalizado a WDS como una imagen del sistema operativo. Recomiendo encarecidamente que lo ponga en un ImageGroup, para que no termine con archivos WDS de gran tamaño. (ImageGroups ayuda a que WDS solo almacene los bits necesarios salvando solo las diferencias en cada .wim subsecuente, muy similar a cómo funciona una copia de seguridad diferencial).
Antes de implementar Windows 7, también es necesario que agregue WDS a sus drivers. Puede configurar grupos de conductores de diferentes fabricantes o tipos de BIOS, entre otros filtros. Cuando esté listo, haga un arranque de red PXE desde su cliente, el cliente debe obtener una dirección IP de un servidor DHCP. Si solo hay un WinPE en el servidor WDS, se iniciará ese WinPE, si tiene múltiples WinPEs, verá una lista para elegir. Seleccione la imagen del sistema operativo y responda a algunas preguntas sobre la implementación. Después de unos 30 minutos (el tiempo real depende de la red), tendrá una PC con Windows 7. Repita la parte cliente de la instalación para cada PC.
Microsoft Deployment Toolkit. Esta herramienta se ejecuta en WAIK, proporcionando asistentes amigables que le hacen unas cuantas preguntas para hacer toda la configuración necesaria para implementar todo el sistema operativo Windows 7, las aplicaciones, los paquetes (como los parches de seguridad y paquetes de idioma), y los drivers o controladores.
Para implementar una imagen del sistema operativo del MDT se agregan el sistema operativo, las aplicaciones y los drivers a Deployment Workbench de MDT. A continuación, cree una secuencia de tareas. Puede agregar todo tipo de tareas a esta secuencia -incluso los scripts PowerShell 2.0- con la apertura de las propiedades de su recientemente creada secuencia de tareas haciendo clic en el botón Agregar.
Con el tiempo, tendrá varias imágenes del sistema operativo para desplegar a través de MDT. Determina el sistema operativo, las aplicaciones y los drivers en base a la secuencia de tareas.
Sistem Center Configuration Manager. SCCM es la única herramienta de Microsoft que le permite instalar un sistema operativo de forma remota y automática. Lo que hay que configurar son los puntos de distribución que contienen las imágenes del sistema operativo, incluidas las aplicaciones y los controladores. Debido a la cantidad de datos enviados a través de la red para cada PC, querrá una gran cantidad de ancho de banda disponible y pocos saltos entre los equipos cliente y la distribución de los puntos asignados a ellos.
System Center Configuration Manager
 
En SCCM, crea secuencias de tareas de instalación mediante la selección del nodo de Task Sequences en el nodo Computer Management/Operating System Deployment, y escoje Create Microsoft Deployment Toolkit Task Sequence del menú Acciones. Instruya al asistente para crear un nuevo paquete de imagen de arranque, el paquete de archivos MDT, el paquete del cliente SCCM Configuration Manager (ConfigMgr), el paquete User State Migration Tool, y el paquete Settings. Envíe todos los paquetes a los puntos de distribución y publíquelos como una colección.
Le recomiendo que permita el soporte informático desconocido en ConfigMgr, ya que permite que cualquier PC del cliente se conecte al servidor ConfigMgr, por lo que puede seleccionar una secuencia de tareas para que las pueda utilizar con el fin de implementar la imagen de su sistema operativo -eso hará que sea más fácil conseguir Windows 7 en todas sus computadoras. La configuración de ConfigMgr para el arranque en PXE también le hace la vida mucho más fácil, ya que permite una ejecución más remota.
Las secuencias de tareas SCCM son complejas, pero la recompensa en el despliegue automatizado y la posibilidad de personalizar el grado de automatización valen la pena el esfuerzo. Si prefiere diseñar su propio asistente de implementación, la interfase de usuario del controlador de SCCM (UDI) le permite hacer precisamente eso.
Rhonda Layfield, InfoWorld (EE.UU.)