Llegamos a ustedes gracias a:



Conversando con...

Fernando Faria, director de Soluciones de Gobierno, Educación y Salud de Oracle Latinoamérica

Las TI en el gobierno para mejorar la vida de los ciudadanos

[03/09/2012] Hace poco estuvo de paso por nuestra capital Fernando Faria, director de Soluciones de Gobierno, Educación y Salud de Oracle Latinoamérica, con quien conversamos sobre el desarrollo del uso de la tecnología en el gobierno. El ejecutivo nos señaló algunos de los problemas que más comúnmente se encuentran en la esfera pública, pero también de las oportunidades que implica el uso adecuado de la tecnología.
Los gobiernos son distintos e incluso al interior de ellos se puede detectar diferentes niveles de uso de la tecnología, y es en estas diferencias que Faria percibe que se encuentran oportunidades de crecimiento.
¿Los gobiernos en general tienen las mismas necesidades y preocupaciones?
Son las mismas. La cuestión es que hay un contesto local por cuestiones diferentes, por lo cultural, por lo político, por las instituciones; pero la demanda es la misma. Y vemos una región que se basa en el derecho romano, con un poco de lo ibérico -portugueses y españoles- y hay divisiones muy parecidas.
En Brasil y México tenemos modelos federativos, y en Colombia, Perú y Chile tenemos una administración más centralizada, pero los problemas son parecidos. Tienen tres poderes establecidos de maneras muy parecidas, la burocracia es muy parecida, hay mucho papel, y las prácticas son muy parecidas.
Yo creo que es necesario como en toda implantación de soluciones hacer algo local, algo contextualizado de manera local; por eso que Oracle es muy fuerte haciendo cosas con socios de negocios locales, porque la experiencia local y el contexto local es un factor clave para tener éxito en proyectos de esta magnitud.
¿Cuáles son los problemas que tiene generalmente el gobierno?
Siempre hay una falta de interoperabilidad, porque todos los sistemas empezaron años atrás, décadas atrás, de formas muy puntuales, son sistemas fiscales, de educación, salud, que se trabajaban como islas.
Con el incremento de la necesidad, hay hoy un problema que tenemos que empezar a ver, que es cómo interoperar las plataformas, pero interoperar de forma efectiva. No solamente con intercambio de información sino con transacciones entre sistemas, lo que de alguna forma permitiría un gobierno único; un gobierno que trata todos los problemas de forma única, pero manteniendo su estructura vertical, ya que las actividades como educación o salud son muy puntuales y deben tener soluciones puntuales.
El otro tema es cómo integrar todo para que el ciudadano tenga un canal único, una forma única de relacionarse con el gobierno.
Creo que estos dos temas son los principales, que sumados al tema de la transparencia y eficiencia, es lo más importante que tenemos que hacer en el futuro cercano.
¿Cuando se habla de la transformación del gobierno se refiere a partes de él o a todo?
Hay áreas que tienen más madurez. Hay áreas que se encuentran más avanzadas, que aplican soluciones tecnológicas modernas, pero la media es que necesitamos a todos. Normalmente tomamos la parte de los ingresos fiscales que normalmente es la más adelantada porque el gobierno la necesita para hacer sus inversiones. Pero en el lado de los servicios al ciudadano hay espacios para crecer, para modernizar, y eso se ve en todas las áreas: en salud, en seguridad, en transporte, en servicios básicos, en servicios sociales.
Hay experiencias exitosas en todos lados, no solo hay experiencias malas. Hay cosas que podemos compartir y hay cosas que podemos mejorar. Depende de dónde estamos.
En el Estado, en ocasiones, se teme a los cambios tecnológicos porque implican cambios en los procesos y en los puestos de trabajo ¿Cómo se puede superar estos temores?
La verdad puede haber un cambio de perfil ya que gran parte de lo que hacemos hoy está muy ligado a los procesos internos. Gran parte de los funcionarios trabajan más con la parte interna del gobierno que con la parte externa. Creo que hacer cosas más automatizadas puede colocar a las personas para atender a los ciudadanos, para hacer lo que nosotros llamamos el front office, es decir, colocarse más cerca del ciudadanos para ofrecerle servicios, y dejar la parte de la burocracia a los sistemas automatizados.
Por ejemplo, los bancos eran todos manuales. Se cambio muchas cosas con la tecnología pero el banco sigue siendo una industria con muchas personas, por eso es que no veo cambios en la cantidad sino cambios en el perfil de cómo proporcionar servicios públicos.
¿En el Perú cómo ha percibido la recepción de su mensaje?
Hay un discurso muy alineado del señor presidente sobre la tecnología, sobre la creación de una base de conocimiento local. Yo veo esto como algo muy importante. Si vemos el caso de Corea, la educación y la idea de crear conocimiento local cambió al país. Es un país pequeño, con pocos recursos naturales, pero se transformó en una potencia basada en la cultura y en el trabajo del conocimiento propio.
Yo creo que el Perú y toda América Latina se está trasladando hacia una estructura más eficiente, más eficaz, y la idea de tener a la tecnología como elemento vital puede realizar cambios muy grandes en corto plazo.
Creo que lo más importante ahora es si el gobierno tiene la voluntad de hacer cambios y me parece claro que en el Perú se busca un espacio para hacerlos. Cambios que aplican la tecnología como elemento de innovación; un movimiento para tener mejores servicios y mejor calidad de vida para el ciudadano
Jose Antonio Trujillo, CIO, Perú