Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Cuando el data center es un reto

[04/09/2012] En realidad, siempre lo es. Ya sea que se trate de un antiguo centro de datos que haya que modernizar, o de uno reluciente y nuevo que acaba de ser inaugurado, las cambiantes condiciones del mercado y, por ende, del negocio, generan modificaciones en los centros de datos.
¿Qué es lo que le ha representado un reto en estos últimos tiempos? Esa fue la pregunta que deseamos preguntar a los CIO peruanos y que lanzamos a un par de ellos durante unas agradables charlas. Ellos nos comentaron sus experiencias desde las diversas perspectivas que manejan -trabajan en dos industrias totalmente distintas- y las respuestas abarcan desde los cambios positivos que genera el crecimiento del mercado en el que se opera, hasta el no planeado cambio en las reglamentaciones de la industria en la que se trabaja, pasando por algunas otras respuestas intermedias.
Hay todo tipo de cambio en el país.
También aprovechamos la oportunidad para que nos relataran los proyectos en los cuáles se encuentran laborando en la actualidad ya que, después de todo, de eso se trata CIO Perú, de dar a conocer experiencias, de intercambiar conocimientos; así que seguiremos preguntando.
Por lo pronto comencemos con lo que nos contaron César Chang y Marco Agurto.
El reto del día a día
Los retos van cambiando de acuerdo a las industrias y a lo que se pida a la unidad de TI. En una empresa como AFP Integra, que entre otras cosas ofrece información al público, el reto es proporcionar la información a toda hora. Y ello representa tener que lidiar con dos procesos que podrían hacer lento este servicio: las ventanas de backup y las ventanas de procesamiento batch.
Inmediatamente pensamos que esto se podría solucionar fácilmente realizando estos procesos durante la madrugada, pero César Chang, gerente central de Operaciones y Sistemas de AFP Integra, nos dijo que, en realidad, ésta no era una solución.
Para César Chang, gerente central de Operaciones y Sistemas de AFP Integra, el reto es proporcionar información a toda hora.
Por el tipo de negocio que tenemos la transaccionalidad en el pasado era baja, es decir, los clientes no demandaban servicios fuera de horas de oficina. Pero hoy lo que buscamos es tener un servicio 24x7, y tenerlo requiere disponibilidad de la información. Entonces las ventanas batch de la madrugada ya no ayudan mucho, sostuvo Chang.
Además, conforme la empresa gestiona mayores volúmenes de información, sus procesos batch en momentos pico son muy largos; eso los limita en cuanto a disponibilidad. 
¿Qué están haciendo? Buscando herramientas. Un ejemplo de que estos problemas tienen solución son los sistemas de tarjetas de crédito, de acuerdo a Chang. Éstos tienen ventanas batch grandes, pero también tienen procedimientos que mantienen la disponibilidad de la información necesaria para seguir trabajando. Estamos buscando aplicar ese tipo de conceptos, añadió el ejecutivo.
En general, Chang considera que el tipo de reto que enfrenta en la actualidad es un problema de todas las industrias. Cuanto más expuesta a canales virtuales y cuanto más transaccional es una empresa, más agudo y más relevante es este reto.
Cuanto más la operación es de 24 horas, se necesita resolver estos inconvenientes y hoy día existen métodos que se han hecho económicos y eficientes en costo para lograrlo, señala.
De hecho, la organización se ha trazado como meta resolver este reto antes de junio del siguiente año.
Pero este es un reto que se veía venir. Existen otros que se generan externamente, a partir de cambios de la industria en la que uno se desenvuelve, y que no son generados por el propio mercado sino por otros agentes: las regulaciones.
Como todos sabemos, las AFP son entidades que son reguladas por el Estado ya que manejan dinero (los aportes a los fondos de jubilación) de las personas. Se rigen por leyes y reglamentos que deben cumplir, y se deben adecuar a los cambios que en ellos se produzcan.
Recientemente, en julio pasado, se publicó la Ley de Reforma del Sistema Privado de Pensiones, y con ella se introdujeron una serie de cambios -que con seguridad su AFP ya le ha comunicado- que inciden directamente sobre las operaciones de la AFP.
La reforma ha capturado la atención de la compañía porque es un tema de direccionamiento estratégico del negocio. Entonces, los proyectos que están orientados al servicio al cliente continúan, porque son una necesidad en cualquier escenario de la reforma; pero se ha creado un equipo -que es el más importante hoy día- para modificar los sistemas, ya que la Reforma implica cambios centrales en las aplicaciones de la compañía, explicó Chang.
La ley señala que entrará en vigencia 120 días después de que se publique su reglamento y para entonces ya todo debe estar listo.
Otros proyectos
Además de los cambios generados por la Reforma y las necesidades de ofrecer un servicio 24x7, Integra ha realizado otros proyectos que, de hecho, ya ha concluido.
Desde la perspectiva de Chang uno de los más significativos es el paso a la nube a través del uso de Google Apps. La empresa se encuentra desde el verano pasado en este entorno de nube gracias a un proceso que fue más simple de lo esperado, ya que los usuarios reaccionaron positivamente al cambio.
Tenemos 800 cuentas ahí y es el primer paso en proceso de exploración de la cloud computing. Estamos planeando hacer pilotos de infraestructura en la nube con Amazon también. Estamos en esa línea porque, en realidad, lo que estamos buscando es reducir la inversión necesaria para la infraestructura de sistemas, sostuvo Chang.
Como añadidura a la implementación de Google Apps, la empresa ha podido implementar movilidad para los equipos de sus usuarios. Es algo que se da naturalmente en los dispositivos con sistema operativo Android, pero que también se ofrece en iOS (Apple). Por supuesto, este BYOD (bring your own device) se ofrece bajo ciertas condiciones.
Al lado de estos proyectos, tenemos un proyecto interno que es de implementación de tecnología de BPM (business process management)y de gestión de contenidos. Lo que estamos tratando es simplificar los procesos de documentación interna que en una empresa como la nuestra es core, todo aquí es un tramite. Entonces, estamos desarrollando este tema y esperamos en el ultimo trimestre definir la ruta que vamos a seguir, finaliza Chang.
Empezar de nuevo
Para Marco Agurto, jefe de Sistemas de Corporación Miyasato, el desafío fue otro, y no fue reciente. Todo comenzó en el 2005 cuando ingresó a trabajar en Corporación Miyasato. Entonces la organización no contaba con una infraestructura tecnológica adecuada, y requería crecer para hacer frente a las demandas del negocio.
De el 2005 hacia atrás teníamos muchos inconvenientes, porque la infraestructura no contaba con los servidores como para atender al negocio. Unas PC se utilizaban como servidores para atender tres locales. Entonces, la necesidad en la corporación era implementar un ERP pero la infraestructura era bastante deficiente. Por ello tuvimos que rediseñar todo, no solo para poder implementar un ERP, sino también para brindar calidad de servicio y que las operaciones no se interrumpieran, recuerda Agurto.
El desafío al que se enfrentó Marco Agurto, jefe de Sistemas de Corporación Miyasato, fue soportar el fuerte crecimiento que la empresa ha tenido en los últimos años.
Como señala el ejecutivo, se tuvo que rediseñar todo, desde el sistema eléctrico hasta el cableado del centro de datos. La empresa tenia entonces cerca de 70 años y no había hecho nunca una inversión de ese tipo; sin embargo, al darse cuenta de la necesidad que tenían de contar con un ERP, la dirección no tuvo reparos en embarcarse en ese tipo de proyecto.
Agurto recuerda que se diseñó la nueva infraestructura para tres sedes y 90 usuarios, pero ya para el 2009 la organización contaba con siete sedes y 250 usuarios. Se tuvo que cambiar nuevamente la infraestructura para poder soportar toda la demanda.
Estas experiencias son aleccionadoras, pues Agurto recuerda que cuando se realizó el primer rediseño, esa infraestructura se planeó para un 30% de crecimiento, pero esa proyección rápidamente fue superada por el crecimiento bastante rápido que experimentó la empresa.
Crecimos en todo, porque nosotros participamos activamente en el rubro de la construcción; ese auge hizo que creciéramos de esta manera. Y al crecer la empresa crecieron también las demandas en las operaciones del sistema; había momentos en los fines de mes en que las operaciones se veían un poco lentas, ya que el procesamiento no era suficiente para la demanda. Tuvimos que evaluar la infraestructura que teníamos y pasar a algo más robusto y eso lo hicimos en el 2008 y 2009, señala.
Para esta segunda oportunidad, sí se tomó en cuenta que se debía contar con una infraestructura que debería escalar con mucha mayor facilidad.
En un inicio, en el primer diseño, la inversión fue muy grande, tuvimos que invertir en licencias, en servidores, en el ERP, en el centro de datos, en las PC, ya que antes eran solo terminales tontos que estaban conectados a un sistema Unix, era un sistema cliente servidor en Unix, pero las aplicaciones de negocios no conversaban entre sí, eran islas. No había una integración, recuerda.
Para el segundo rediseño de su centro de datos se determinó usar equipos de mejor infraestructura que les daban mayor velocidad y les permitían la escalabilidad de las aplicaciones. Agurto implementó un storage nuevo, blade servers, tecnología de virtualización para reducir la proliferación de servidores y reducir los costos de energía. El enfriamiento también fue un tema que les causaba problemas, así que hubo que comprar un aire acondicionado de precisión para mantener la sala en una temperatura adecuada.
Además también atacaron el tema del riesgo eléctrico con UPS, grupo electrógeno, y un tablero automático -que si no hay energía funciona el sistema de las baterías mientras prende el grupo automático- para que el centro de datos nunca estuviera fuera de servicio.
Se minimizaron los riesgos para no parar la operaciones pues sin ella no hay facturación, no hay despachos, no se sabe donde están las mercaderías dentro de los almacenes, toda la parte core del negocio está basada en el ERP y debemos mantenerlo permanentemente operativo.
Ahora tenemos una infraestructura que si viene una aplicación de negocio core ya no tenemos que desinstalar nada, solo compramos una caja más de disco, un blade más, conectamos, lo unimos a la infraestructura virtual, le asignamos los espacios de disco y eso se levanta, señala Agurto.
Además, si cuentan con la capacidad necesaria en la infraestructura virtual, pueden realizar pilotos en los que levantan las aplicaciones y hacen pruebas, algo que antes no podían hacer ya que tenían que esperar la llegada del nuevo servidor, lo que demoraba al menos 30 días.
También en nube
Agurto también señala que desde el 2010 se encuentran en la nube. Lo primero que trasladaron ahí fue el correo mediante Google Apps. En realidad, comenzaron en el 2009 con un piloto con cinco personas y determinaron que con la opción de nube sus esfuerzos de soporte eran menores.
Además, Google Apps también les ofreció la oportunidad de ser móviles.
Dentro de nuestras prioridades en nuestra agenda está el tema de la movilidad, así como lo está en el de otras empresas. En movilidad tenemos el correo; además los vendedores pueden usar el chat para comunicarse con su base, señaló el ejecutivo.
El siguiente paso fue colocar sus propias aplicaciones de negocio core en un entorno móvil para que los representantes realicen sus pedidos desde donde estén. Los equipos de ventas salen con sus laptops y se conectan vía VPN con el data center, y desde ahí pueden ver las cuentas por cobrar, las situaciones de los clientes, sus pedidos, y otros ítems.
Nuestra movilidad ha ido creciendo año a año. En el 2009 eran 12 laptops, en el 2010 eran 36, en el 2011 eran 36 laptops y 10 smartphones. Hoy tenemos mas de 50 laptops móviles en la ciudad y el país, y 40 smartphones con herramientas de colaboración para el seguimiento de proyectos, detalla el ejecutivo.
Y también están ingresando a la tendencia del BYOD, poco a poco. Comenzando con la configuración del correo de la empresa en el dispositivo que se les pida.
Por supuesto, también se cuentan con nuevos proyectos o proyectos en marcha.
En la actualidad estamos implementando en nuestra planta, una nueva infraestructura tecnológica. Hemos rediseñado toda la planta desde el punto de vista de red y cableado, y hemos hecho un nuevo data center en la planta. Además, hemos implementado la captura automática de datos para control y seguimiento de nuestro proceso productivo, y estamos implementando los conceptos de BPM con consultores externos, al igual que la digitalización de documentos, sostiene.
Estos fueron los testimonios del día a día de dos CIO locales, personas que tuvieron que enfrentar retos y que los están resolviendo con creatividad y en base a la información de la que disponen.
Pero con seguridad no son los únicos, y esperamos que sigamos compartiendo estos retos y la forma de afrontarlos.
Jose Antonio Trujillo, CIO Perú