Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Microsoft permitirá retroceder de Windows 8 a Windows 7 o Vista

[05/09/2012] Los derechos de desactualización, que permiten a los usuarios rebajar su versión más nueva de Windows a una anterior sin costo alguno, también se respetarán en Windows 8 Pro. Esto rompe con la práctica anterior: solo Windows 7 Professional, por ejemplo, contaba con estos derechos de desactualización o realización de downgrades.
"En vez de utilizar el software de Windows 8 Pro, es posible utilizar una de las versiones anteriores: como Windows 7 Professional o Windows Vista Business", asegura el acuerdo de licencia de software de Windows 8 Pro que instalarán los principales fabricantes de computadoras.
Sin embargo, no se menciona Windows XP Professional, una de las ediciones más utilizadas del sistema operativo que, sin embargo, dejará de tener soporte de Microsoft a partir de abril del 2014.
A diferencia de los consumidores y los pequeños negocios, las grandes empresas que cuentan con grandes acuerdos de licencia, incluso con seguro de software anual, pueden desactualizar sus sistemas a cualquier versión anterior de Windows.
Los derechos de degradación o downgrade comenzaron a ganar notoriedad después del lanzamiento de Windows Vista en el 2007, cuando muchos usuarios frustrados por los problemas de esta versión migraron a la anterior edición XP.
Tradicionalmente, estos derechos están disponibles solo para las copias de los fabricantes de equipos Windows, aquellos que los fabricantes preinstalan. Parece que no cambiará en Windows 8, aunque la licencia de software para la versión retail de Windows 8 Pro omite la sección de desactualizaciones o downgrades.
A menos que cambien las políticas de Microsoft, los OEM podrán ofrecer nuevas computadoras con Windows 8 Pro que vengan de fábrica rebajados a Windows 7 Professional. Los fabricantes de equipos también podrán seguir vendiendo equipos con Windows 7, hasta dos años después del debut de Windows 8. En otras palabras, hasta octubre del 2014.
Después de esa fecha, los clientes que quieran migrar a Windows 8 deberán pagar por ello. Además, las desactualizaciones en Windows 8 son más complejas y no las puede hacer cualquier usuario, ya que primero hay que modificar la BIO de la PC, para arrancar en el llamado modo "legacy". Por defecto, Windows 8 utilizará el modo de arranque de interfase con firmware extensible unificado en sus nuevas PC, para permitir algunas nuevas funciones, incluyendo el arranque seguro.
El próximo 26 de octubre se comenzarán a comercializar portátiles, PC y otros equipos con Windows 8 Pro.
Gregg Keizer, Computerworld (US)