Llegamos a ustedes gracias a:



Casos de éxito

El iPhone en la empresa

Usuarios más felices, y más productivos

[13/04/2009] Aunque algunas corporaciones se han preocupado por su capacidad de asegurar y administrar los iPhones que utilizan sus trabajadores, Forrester Research Inc. afirma que tres grandes compañías han implantado exitosamente cientos de los dispositivos de Apple Inc.

¿El principal beneficio? Los iPhones hacen que los trabajadores se sientan más felices y sean más productivos, afirma la firma investigadora en un reporte emitido hoy.
Pero eso no es todo, agrega Ted Schadler, autor del reporte de 12 páginas sobre las tres empresas (Kraft Foods Inc., Oracle Corp., y Amylin Pharmaceuticals Inc.). Estas empresas señalan que los beneficios del iPhone sobre otros dispositivos móviles incluyen una fuerza laboral más contenta y productiva, y menores costos de soporte, afirma Schadler.
En esta era de populismo tecnológico, en donde las TI del consumidor usualmente son mejores que las TI de las empresas, algunas veces simplemente tiene sentido dar a los empleados la libertad de escoger las herramientas que quieren, añadió. Si un iPhone hace feliz a un empleado, entonces darle soporte a éste traerá beneficios colaterales que implican una fuerza laboral más feliz y una nueva línea de comunicación entre TI y los empleados.
Sin embargo, no todo es color de rosa con las implantaciones de iPhones, anota Schadler. Combinar un iPhone con ActiveSync para las funciones del calendario, sigue siendo el problema más grande del usuario final.
Su investigación con las tres empresas también mostró que las herramientas de administración y de envío de mensajes son débiles en comparación con las de Blackberry Enterprise Server. Finalmente, hay otros problemas, incluyendo la falta de un soporte pleno para VPN para algunos usuarios, falta de cortar y pegar, así como de soporte para Flash. Pero éstos podrían recibir algo de ayuda cuando las siguientes versiones del dispositivo, iPhone 3.0, salgan este invierno.
En Kraft, Forrester reportó que casi dos mil trabajadores usaban iPhones para finales de enero, y se esperaba que más de cuatro mil lo usen para fines del año. Kraft identificó su beneficio principal de usar el iPhone: ayudar a la compañía en su cambio cultural urgiendo a los grupos internos a aprovechar las nuevas tecnologías. Los desafíos más grandes fueron los problemas con la sincronización de los calendarios y el trabajo que implica trasladar a los empleados de cuentas telefónicas personales mensuales a cuentas corporativas en AT&T Inc.
En Oracle, Forrester dijo que cerca de cuatro mil iPhones se encontraban en uso por parte de los trabajadores en enero, y que había planes para añadir más aplicaciones a estos dispositivos para finales de año. El principal beneficio era que TI de Oracle podía construir aplicaciones de colaboración y negocios que los trabajadores podían llevar con ellos a cualquier lugar. Pero los desafíos son que las herramientas de administración no son lo suficientemente maduras.
En Amylin, Forrester señaló que cerca de 150 teléfonos eran utilizados por los trabajadores en febrero, pero que el número crecería a 650 para finales del año. El mayor beneficio fue la mejora en la usabilidad frente a otros dispositivos, lo cual incluye ahorros de 360 dólares al año en planes de voz y datos por dispositivo al año. El mayor desafío era que la vida de la batería fue una preocupación, ya que los trabajadores usaban el iPhone para más cosas que el solo correo electrónic;, de hecho usaban los dispositivos casi como si fueran laptops o netbooks.
Esbozando una conclusión a partir de sus investigaciones, Schadler afirmó que los administradores TI aprendieron que era mejor permanecer lejos del negocio de los dispositivos y planes móviles, lo cual significa que los compradores de TI se encontrarán mejor si hacen outsourcing de la responsabilidad por los dispositivos, redes y planes de pago a los usuarios finales. Sin embargo, TI debe mantener el control sobre las políticas de los dispositivos y la administración de los mismos, señaló.
Para hacer que este proceso funciones,  el departamento de TI necesita asegurarse que los recursos de soporte se encuentren disponibles en AT&T para que sus empleados sigan trabajando con los iPhones.
Instó al departamento de TI a usar perfiles de políticas para implementar una fuerte seguridad con los iPhones. Algunas de las técnicas que funcionan incluyen hacer que los trabajadores compren sus propios iPhones y luego firmar un acuerdo que cumplirán las políticas de seguridad del empleador para usar PIN para acceder a un dispositivo, o un acuerdo que permita un borrado remoto de los datos en el dispositivo si ellos dejan la compañía.
Schadler dijo que las compañías deberían crear un modelo de soporte liderado por una comunidad y promover el autoservicio, por ejemplo, estableciendo un wiki que los usuarios puedan consultar.
Finalmente, dijo que las compañías que están considerando utilizar iPhones deberían establecer un programa piloto de tres meses y desplegar el uso del aparato por etapas para evitar problemas con la demanda. Podrías quedar sorprendido por la cantidad de conversos, e incluso por la cantidad de aquellos que por primera vez usan un celular, dijo Schadler.
Matt Hamblen, Computerworld (USA)