Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Amazon permite a los usuarios vender instancias reservadas

[14/09/2012] Amazon Web Services (AWS) ha anunciado un marketplace online donde los usuarios de sus servicios informáticos en la nube pueden vender sus instancias reservadas de servidor a otras compañías.
Las instancias reservadas permiten a los usuarios de la nube reducir sus costos haciendo un pago único para reservar capacidad en términos concretos y, a cambio, recibir un descuento en el momento del pago.
Por ejemplo, una instancia Linux estándar cuesta 0,08 dólares por hora, mientras que una instancia reservada con contrato a un año, y baja utilización, cuesta 69 dólares más 0,039 dólares por hora. Ese costo, con el descuento, resulta ventajoso después de utilizar la instancia más de 70 días.
La introducción del nuevo marketplace permite a las instancias reservadas ser más atractivas, por su mayor flexibilidad tanto para el vendedor como el comprador.
Los usuarios que pueden mover sus instancias a una nueva región, por ejemplo, cambian a un nuevo tipo de instancia o venden determinada capacidad para proyectos que finalicen antes de que el contrato expire, según Amazon. Esto implica también que las compañías que anticipen mayor tráfico web en un plazo corto, por ejemplo, podrán comprar instancias reservadas de corta duración.
Utilizando la consola de gestión también es posible revender capacidad. Mediante su interfase, el usuario pueden crear una lista con lo que quieren vender y establecer el precio. Aunque la instancia sea vendida a un tercero, el usuario sigue beneficiándose de los descuentos. Después de su venta, la instancia se puede seguir utilizando pero a un precio normal por hora.
La facturación bajo demanda es un modelo tradicional para los servicios en la nube, en el que se paga por horas la capacidad utilizada, y permite además hacer ofertas a los usuarios por la capacidad no gastada. Cuando el precio de ese espacio se ajusta o está por debajo de la oferta que ha hecho el usuario, la instancia comienza a funcionar automáticamente.
Mikael Ricknäs, IDG News Service