Llegamos a ustedes gracias a:



Conversando con...

Luis Raygada, gerente de Inteligencia de Negocios de Omnia Solution

Cómo TI ayuda a manejar la estrategia

[09/10/2012] Las tecnologías de la información son cada vez más necesarias, incluso en aquellas tareas que antes parecían solo cuestión de creatividad. En realidad, lo siguen siendo, pero la tecnología puede ayudar con herramientas que faciliten aquella creatividad necesaria para la buena marcha de la organización. Una de esas áreas es la de la estrategia, y lo que las TI pueden aportar se encuentra enmarcada dentro de las herramientas que son parte del área de Enterprise Performance Management.
En este terreno SAP tiene una solución denominada Strategy Management que se encarga de facilitar el seguimiento de los lineamientos establecidos mediante una metodología de Balanced Score Card. Las metas de la estrategia -los KPI- se visibilizan así de manera sencilla y práctica ante los tomadores de decisión, e incluso ante todo aquel que requiera como parte de su trabajo este tipo de información.
Sobre esta herramienta conversamos con Luis Raygada, gerente de Inteligencia de Negocios de Omnia Solution, empresa que realizó la implementación de esta solución en el Grupo Sandoval. De hecho, conversamos con el ejecutivo antes de que se iniciara una reunión donde mostraba la solución ante otras organizaciones.
Generalmente SAP difunde buenas prácticas y plantillas mientras que la estrategia se entiende como algo creativo ¿cómo se pueden empalmar estos dos mundos?
Lo importante es saber y tratar de reducir esa brecha estratégica que acabas de mencionar. Normalmente una estrategia sí requiere creatividad e innovación, pero lo que hace SAP Strategy Management es apoyar a eso, a través de la metodología del Balanced Score Card, diagramas de flujo, de causa-efecto; todas esas son herramientas que uno tiene para poder monitorear de una manera más clara y tener una visibilidad completa con los instrumentos claves y los KPI claves, para poder tener el desempeño completo de la organización.
Entonces, aquí entra SAP Strategy Management, con todas sus funcionalidades, para comunicar objetivos claros, evitar las largas hojas de cálculo, juegos de datos no estándares, y poder tener en línea información real. Eso creo que podría resumir a esta herramienta de gestión de clase mundial que, en este mercado, es ya una obligación tener.
Entonces es básicamente una herramienta que proporciona datos.
Es una herramienta que da soporte al Balanced Score Card en su totalidad. En realidad, no te brinda datos sino información de todos los sistemas transaccionales, sean SAP o no, ya que es una herramienta completamente agnóstica, como toda la suite de analytics de SAP. Nosotros podemos darle forma a esa extracción y explotación de información a través de indicadores.
Obviamente, no es que solo refleje esos datos o nos volvamos netamente operativos; sino más bien, acompañamos a nuestros clientes a formular la estrategia y saber qué indicadores son los que él puede medir. Entonces, la manera de pensar y el criterio cambia. Nosotros cambiamos la manera de pensar del cliente diciéndole ¿qué quieres saber: cuánto vas en tus ventas o cómo vas en tu objetivo de crecer en ventas?.
¿Es necesaria una cierta cantidad de herramientas que alimenten a esta solución?
Actualmente, toda la suite de analytics de SAP se encuentra totalmente integrada; Strategy Management pertenece al cuadrante de Enterprise Performance Management, en el cual optimiza el desempeño empresarial y cada cuadrante contiene soluciones, todas estas soluciones conversan entre sí y pueden extraer tanto de sistemas SAP como de no SAP, por eso el mensaje es claro: es una suite completamente agnóstica.
Requiere de un conjunto de sistemas transaccionales atrás.
Sí, porque obviamente los indicadores se alimentan de los datos transaccionales que es la base para obtener la información que requerimos. Obviamente no al nivel de detalle de un ERP pero si unos datos agregados que me permitan saber cómo voy con respecto a…. Entonces, tiene una visión más ejecutiva y más gerencial.
Entonces los usuarios son aquellos en el nivel de management.
Es netamente management, está completamente dirigido a controllers, gerentes financieros, gerentes de planeamiento, gerentes generales o de unidades, que requieran medir el desempeño del área y cuál es el impacto en la organización.
¿Es Perú el primer país en el que la solución se ha localizado
Actualmente hemos posicionado SAP Strategy Management en el Perú, somos la primera empresa consultora que ha implementado a nivel de América Latina, es un caso de éxito que vamos a presentar y hemos montado un laboratorio en conjunto con nuestro cliente para poder sacar una solución completa, no solamente con Strategy Management sino una herramienta integrada a toda la suite de inteligencia de negocios.
Entonces no solo es Strategy Management sino que es un proyecto completo en el que hemos puesto explotación de información, tableros de control, información en web con reportes estadísticos, patrones, cruces de información, a todo nivel de detalle que manejan los sistemas transaccionales.
¿Cuánto toma la implementación de Strategy Management?
Según las buenas prácticas que nos menciona SAP, en cuatro meses se debe tener un producto exitoso y de calidad. Nosotros, sin embargo, lo hemos hecho en tres meses, obviamente, con un buen esfuerzo y superando las expectativas.
¿Cuáles son los tipos de empresas que usan esta solución?
En realidad es cualquiera, toda aquella que quiera agilizar y tratar de comunicar y alinear a todos sus colaboradores para que sepan qué está haciendo la empresa, cuál es su desempeño, cuál es el plan estratégico, aterrizarlo y traducirlo en objetivos definidos y totalmente visibles.
Más bien, una empresa que hace un gran esfuerzo por elaborar su plan estratégico y lo guarda y luego comienza a trabajar en el día a día y se olvida de todo ese esfuerzo pierde su tiempo y dinero. Lo que le va a permitir a este tipo de empresas adoptar una herramienta de gestión es recuperar ese plan y definir sus objetivos, cómo satisfacer a sus clientes.
¿Se pueden definir metas?
En realidad, la metodología del Balanced Score Card implica desde la creación de una visión, misión, objetivos, estrategias, etcétera. Lo que hace Strategy Management es seguir ese apoyo a través de KPI o indicadores que van a ser alimentados por los sistemas transaccionales. Entonces el gerente -o incluso un usuario táctico- que use la herramienta va a poder hacer un track completo de quiénes son los responsables, cuál es el impacto en la organización y sobre todo cuáles son las áreas críticas.
Eso me va a permitir reaccionar antes -si salta un indicador en rojo-, y es aquí donde entra la innovación y cómo podemos ser efectivos en nuestros procesos y qué debemos hacer para no salirnos de la estrategia o ajustarla. Esa es una de las bondades que nos ofrece una herramienta de gestión.
¿Cuál es el mayor desafío en la implementación?
El mayor desafío fue la definición de los indicadores, ya que durante la ejecución del proyecto nos dimos cuenta que el cliente no necesitaba todo porque lo estaban haciendo por mera tradición o herencia de los años anteriores. Sin embargo, nos dimos cuenta -y ellos también- que se podían afinar los indicadores.
Jose Antonio Trujillo, CIO Perú