Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Llega Cabify: una aplicación para transportarse en Lima

[22/10/2012] Ya no es preciso salir a una transitada calle y esperar a que un taxi pase, ni siquiera es necesario tener en la agenda el número de la compañía de confianza para pedirle el servicio. Ahora todo lo que se requiere es descargar una aplicación para iOS o Android y, una vez hecho esto, presionar un botón para que todo un sistema se encargue de proporcionarle un auto con chofer.
El sistema se llama Cabify y se basa en una aplicación que, aprovechando las funcionalidades de geolocalización de los teléfonos inteligentes, le puede indicar qué auto le va a recoger, el nombre y la foto del chofer, la ruta que sigue para llegar a donde se encuentre -puede verla en tiempo real, algo que ayuda a bajar la ansiedad de la espera- y, por supuesto, el precio aproximado de lo que le va a costar el servicio.
Cabify es un servicio de transporte inteligente que desde el smartphone o desde la web, haciendo un par de clics, se pueda acceder a un sistema de transporte donde geolocalizamos a la persona y le enviamos un chofer profesional para que lo lleve a donde le indique. Es una nueva categoría de transporte, de transporte inteligente, y Lima es la primera ciudad fuera de España donde operamos, explicó Gerardo Reátegui, gerente general de Cabify en Perú.
En el lanzamiento en Lima estuvo presente el creador de la compañía, Juan de Antonio, quien fue el que tuvo la idea y decidió materializarla acopiando dinero de firmas de capital de riesgo en Silicon Valley.
El sistema
Como se señaló, el sistema se encuentra basado en una aplicación que puede descargarse desde la App Store de Apple o desde Google Play de Android. Luego de instalada la aplicación deberá enlazarse con una tarjeta de crédito, pues es en ella en la que se realizarán los cargos. Esto significa que no hay intercambio de dinero entre el conductor y el usuario; éste simplemente se baja del auto al final del recorrido sabiendo que el importe del servicio será cargado a su tarjeta de crédito.
Esta es una característica fundamental del sistema, pues ofrece además la ventaja de que permite al usuario realizar un seguimiento de sus gastos con la compañía. Luego de cada servicio se genera un comprobante electrónico -que se envíe al correo electrónico del cliente- en el que se establece la hora y la fecha de la petición del servicio, el origen de la ruta y el destino de ésta, el nombre de la persona que ha solicitado el servicio, el detalle del cargo (distancia y tiempo), e incluso un pequeño mapa del recorrido y el nombre y foto del conductor.
Cuando se solicita el servicio, el cliente determina en un mapa -no es necesario ser exactos- su destino. Con esta información el sistema establece una tarifa aproximada y determina qué unidad de Cabify se encuentra más cerca para atender el pedido. De acuerdo a los ejecutivos de la compañía, en promedio, el tiempo de espera para la unidad es de aproximadamente unos 13 minutos, pero además el usuario podrá ver en tiempo real en un mapa en su teléfono la posición del vehículo asignado a medida que se acerca a él. Esto ayuda a liberar a algunos de la ansiedad.
Como señalamos, el sistema indica al usuario el nombre y foto del conductor e incluso ofrece un botón de llamada al celular del conductor en caso de que el usuario desee contactar con él.
Los ejecutivos han señalado que han comenzado la empresa en Perú con 50 unidades con aire acondicionado y lunas polarizadas, y unas tarifas que toman en cuenta la distancia pero también los momentos de para del vehículo -se considera parado si la velocidad es inferior a los 9 Kmph. Para hacernos una idea de las tarifas nos indicaron que un servicio de Larcomar al CC Camino Real tiene un costo de 22 nuevos soles.
Y de hecho, ya tiene usuarios. Los ejecutivos indicaron que han tenido un periodo de prueba con un grupo de más de 300 usuarios durante el mes de setiembre, los cuales le otorgaron al servicio una puntuación de 4,8 de 5 puntos posibles.
Otro dato resultado de la fase de prueba fue el origen de la mayor parte de las peticiones de servicio, la mayoría de ellas (51%) provinieron de iPhones, seguidas de un 38% desde la web -el servicio también se brinda a empresas y con seguridad ellas utilizan más este medio-, y por Android (9%) y Blackberry (2%). En realidad, no existe una aplicación para Blackberry pero se deduce esta cifra a partir de las visitas de estos dispositivos a la web móvil de Cabify.
Jose Antonio Trujillo, CIO Perú