Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

La crisis llega a Cisco

[16/04/2009] Los analistas financieros de la firma J.P. Morgan creen que Cisco anunciará una importante caída de sus beneficios del cuarto trimestre fiscal, lo que, según estas fuente, podría hacer que Cisco anunciara una reducción del 10% de su planilla, unos 6.600 empleados.

J.P. Morgan cree que Cisco va a anunciar una caída de sus beneficios en los resultados de su cuarto trimestre financiero, por lo que Cisco podría anunciar un recorte del 10% de su planilla. Es decir, unas 6.600 bajas.
Según Ehud Gelblum, analista de J.P. Morgan, un recorte del 10% en su fuerza laboral permitiría a Cisco ahorrar unos 900 millones de dólares al año. Nuestras previsiones apuntan a que los beneficios de Cisco durante el cuarto trimestre fiscal caerán entre un 17 y un 22%, explica Gelblum. El cuarto trimestre fiscal de Cisco concluye el 31 de julio. Creemos que Cisco podría anunciar también una reducción del 10% de su planilla, sentencia este analista.
Estas malas previsiones para Cisco se producen después de que dos de sus competidores, Juniper Networks y F5 Networks, también anunciaran una reducción en sus previsiones de venta, debido a una menor demanda de compra por parte de sus clientes. Unos anuncios que, tal y como defiende el analista, hicieron aumentar sus expectativas de ganancias por acción.
Para Gelblum, las mejores acciones en las que invertir a largo plazo en el sector son Motorola, Qualcomm, Ciena y F5 debido a una combinación de factores, como crecimiento en producto y reducción drástica de costos.
Se espera que Cisco ofrezca una previsión de sus resultados para el cuarto trimestre fiscal el próximo 6 de mayo en una conferencia telefónica. Portavoces de la compañía en Estados Unidos han declinado hacer cualquier tipo de comentario sobre el análisis de J.P. Morgan, al tiempo que recordaban que en febrero no se descartaba la posibilidad de hacer despidos a corto plazo en su compañía, aunque la cifra que se barajaba no superaba los dos mil puestos de trabajo.
Arantxa Herranz