Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Cómo asegurar el futuro de su hardware para Windows 8

[30/10/2012] Es como un corolario especial de tecnología de consumo de la ley de Murphy: Su PC inevitablemente va a morir justo antes de que un nuevo sistema operativo de Windows esté a punto de salir. Necesita una nueva computadora portátil de inmediato, y no puede esperar a comprar una que venga con el nuevo sistema operativo preinstalado.
O tal vez desea actualizar un componente o dos para asegurarse de que su sistema será compatible con el nuevo sistema operativo. En cualquier caso, si está pensando en adoptar un nuevo sistema operativo, querrá obtener el máximo provecho de cualquier nuevo hardware que compre.
Microsoft ha hecho hincapié en que los sistemas capaces de ejecutar Windows 7, también pueden ejecutar Windows 8. Eso puede ser verdad -pero si necesita obtener un nuevo hardware, debe asegurarse de que no solo "trabaje" con Windows 8, sino que funcione de manera óptima con el nuevo bebé de Microsoft.
En esta guía, lo llevaremos a través de varios escenarios de compra, discutiendo qué actualizaciones de componentes hacer en previsión de Windows 8, y lo que debe buscar al comprar una computadora nueva que actualmente funciona con Windows 7. Si necesita comprar un nuevo sistema ahora, querrá que esté preparado para ofrecer una experiencia de Windows 8 sin excusas bajo la línea.
Compruebe su sistema actual
Si está ejecutando Windows 7, la instalación de Windows 8 no debería tomar mucho esfuerzo, ¿no? Tal vez, tal vez no.
Algunas aplicaciones individuales pueden no ser compatibles, especialmente si requieren acceso de bajo nivel del sistema operativo -como, por ejemplo, los paquetes antivirus. Del mismo modo, algunos controladores de hardware pueden ser incompatibles, aunque la configuración de Windows 8 por lo general (pero no siempre) los sustituye con controladores compatibles.
En particular, tendrá que identificar las unidades (o drivers) de Windows 8 para su hardware de red. Hemos instalado Windows 8 en un sistema sin ningún tipo de drama visible, solo para descubrir que falló a la hora de instalar una unidad de red. Así que lo mejor es tener todos los factores clave en una memoria USB, lista para usarse si la necesita. La mayoría de los fabricantes ya han comenzado a colocar unidades de Windows 8, por lo que debe empezar a hurgar en sus páginas de soporte en línea.
Otro tema es la BIOS del sistema.
Windows 8 requiere una función llamada prevención de ejecución de datos (DEP, por sus siglas en inglés). DEP previene que se ejecuten ciertos tipos de código con mal comportamiento. En concreto, se impide que el código se ejecute desde dentro de las secciones de la memoria marcada como páginas de datos. Este código puede provenir de aplicaciones mal escritas, pero más a menudo es un signo de malware. Windows 8 tiene que tener DEP habilitada en la BIOS y algunos sistemas más antiguos pueden tener una BIOS que carece de soporte DEP; en cuyo caso es posible que necesite una actualización del BIOS para activarla. Socket 478 Pentium 4 y sistemas anteriores pueden no tener toda la capacidad -en este caso, Windows 8 no funciona, incluso si se instala sin problemas.
Incluso si su BIOS no tiene problemas, podría incurrir en incompatibilidades de hardware y software. Se supone que Windows 8 funciona con cualquier hardware que se ejecuta en Windows 7, pero el hardware antiguo puede ser problemático. Y el software que requiere acceso a nivel de la unidad, también puede tener problemas.
La forma más fácil de revisar los problemas de compatibilidad es ejecutar la instalación de Windows 8. Puede descargar la versión previa de Windows 8, crear un DVD (o instalarlo desde una memoria flash USB) y ejecutar la instalación, asegurándose de contestar "sí" cuando el programa de instalación le pida que descargue la versión más reciente de configuración. Tenga en cuenta que no tiene que instalar Windows 8, lo bueno de la rutina de instalación es que primero realiza una comprobación de compatibilidad.
En esta captura de pantalla, el problema reportado con el hardware de red se traduce en algo más grave.
Actualizarse al hardware adecuado
Se necesita una nueva tarjeta gráfica. O la pantalla LCD de 19 pulgadas, 1280-por-1024-píxel que ha estado utilizando por años finalmente empezará a desvanecerse. O está pensando en comprar algo tan simple como un nuevo mouse.
Si necesita actualizar cualquier pieza de hardware, tome tiempo para investigar lo que funciona mejor con Windows 8. Incluso si no planea actualizarlo de inmediato, el nuevo hardware tiende a ofrecer mejores prestaciones, rendimiento, o ambos. Veamos un par de ejemplos.
Las tarjetas gráficas: Supongamos que tiene una tarjeta gráfica antigua -por ejemplo, una Nvidia GeForce GTX 260 o un procesador AMD Radeon HD 4850. Tampoco ejecuta bien la actual generación de juegos, y ambas hacen más ruido y consumen más energía que las tarjetas gráficas modernas. En la actualidad, se pueden encontrar precios tentadores para GPU de una sola generación como Nvidia GeForce GTX 460 o AMD Radeon HD 6850. Pero si está pensando en mudarse a Windows 8, puede tener sentido considerar una tarjeta gráfica de la generación actual, como la AMD Radeon HD 7970 o la Nvidia GeForce GTX 660 Ti. Estos dos modelos son compatibles con DirectX 11.1, que también es compatible con Windows 8.
Es cierto que DX11.1 solo ofrece actualizaciones incrementales de DirectX 11. Pero muchas de esas características prometen una mayor eficiencia en la canalización de Direct3D (buffers constantes más grandes, por ejemplo). DirectX 11.1 también añade soporte 3D estereoscópico. En Windows 8, la característica clave que DirectX 11.1 pone sobre la mesa un mejor rendimiento 2D a través de Direct2D, lo que significa que las ventanas aparecen en la pantalla de forma más fluida, y la representación del texto en general es mucho más ágil.
Teclados, mouses y touchpads: Windows 8 es compatible con el tacto y el reconocimiento de gestos. Sin embargo, aunque puede tener la tentación de cambiarse a una pantalla de escritorio multitouch, solo un puñado de modelos está disponible en el mercado hoy en día -y los que existen o son muy caros o muy pequeños. Sin embargo, están disponibles algunos ingeniosos dispositivos táctiles (o están llegando muy pronto), y tienen el potencial para trabajar más eficazmente con Windows 8.
Por ejemplo, Microsoft ha lanzado su mouse táctil, que funciona como uno normal, pero tiene una superficie sensible al tacto que será compatible los gestos multitouch de Windows. El Wedge Touch Mouse es igualmente sensible al tacto, pero es pequeño y portátil. Ya que el Wedge Touch funciona con Bluetooth, está listo para la próxima generación de tablets Windows 8.
EL touchpad inalámbrico Logitech de cinco pulgadas es totalmente compatible con gestos multitouch, y debe trabajar con el reconocimiento de gestos de Windows 8. Las grandes superficies de contacto tienen el potencial para emular la forma en que trabajan las pantallas táctiles, y pueden servir como un sustituto viable.
En el lado especulativo, me encantaría ver una alfombrilla o mousepad táctil, pero los diseñadores deben superar algunos evidentes problemas técnicos primero, por ejemplo darle al mousepad la capacidad de detectar cuándo el usuario está utilizando el mouse y cuándo está empleando múltiples gestos de los dedos.
Compre una nueva PC: Lo que quiere para Windows 8
Su computadora portátil murió. Su PC de escritorio está en las últimas, como indica el sonido de su unidad de disco duro. ¿Cómo proceder si no tiene más remedio que comprar una nueva PC hoy en día? Las consideraciones pertinentes difieren, dependiendo de si necesita una computadora portátil o de escritorio.
Computadoras portátiles: Hoy en día muy pocas laptops vienen con tecnología de pantallas táctiles, y no hay garantía de que una tablet convertible de estilo PC diseñada para Windows 7 táctil tendrá diez puntos multitouch. De hecho, la mayoría de las computadoras portátiles de tecnología táctil de la era Windows 7 ofrecían solo dos puntos multitouch; sin embargo, con el lanzamiento de Windows 8 estamos vien un gran número de computadoras portátiles con una función multitouch de diez puntos, que van desde computadoras portátiles clamshell tradicionales a unidades de estilo convertible con pantallas desmontables que pueden funcionar de forma independiente en forma de tablets.
Si necesita una computadora portátil ahora mismo, y no puede adquirir uno de los nuevos modelos con Windows 8, trate de localizar un sistema que tenga un trackpad con dos de diez puntos táctiles y detección de bordes. Un touchpad con detección de bordes está preparado para Windows 8. Deslizarse en él hará que aparezca la barra de encantos, por ejemplo.
Computadoras de escritorio: Si necesita sustituir la tradicional PC de torre de alto rendimiento, no es necesario que se preocupe mucho por su capacidad específica de Windows 8. Debe, sin embargo, especificar su nueva torre con una GPU DirectX 11.1 y, posiblemente, un mouse como el Touch Mouse de Microsoft. Por otro lado, si va a recoger a una PC todo en uno, varios sistemas ya están a la venta con multitouch de diez puntos.
Conclusión: Considere la posibilidad de futuros modelos de uso
Puede no sentirse inclinado a actualizarse a Windows 8. Pero incluso si eso es cierto, a medida que quiera mejoras o comprar un nuevo sistema, vale la pena que tome medidas para asegurar una buena experiencia de Windows 8. Puede que no quiera Windows 8 hoy, pero con el tiempo es posible encontrar una aplicación de Windows 8 convincente que lo atraiga hacia el nuevo sistema operativo.
Y cuando revenda el sistema o se lo entregue a sus hijos, es posible que deseen Windows 8. Tiene sentido tratar de acomodarse a las posibilidades futuras con la compra de hardware de hoy. Puede reducir la probabilidad de encontrarse en un callejón sin salida o de soltar más dinero por una mejor compatibilidad en un futuro próximo, y, a la larga, ahorrará tiempo y dinero.
Loyd Case, PC World (EE.UU.)