Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Cambian las tornas en el romance Yahoo-Microsoft

[06/11/2008] El CEO de Yahoo, Jerry Yang, tiene un mensaje para su homólogo en Microsoft, Steve Ballmer: Microsoft debería comprar Yahoo, y Ballmer no tiene que decir más que una palabra para que Yang se siente a negociar.

Poco después de que Google desistiera ayer de su intento de superar el escrutinio regulativo al que el Departamento de Justicia de Estados Unidos estaba sometiendo su acuerdo de publicidad en línea con Yahoo, Yang declaraba en una intervención en Web 2.0 Summit (San Francisco, Estados Unidos): A día de hoy, yo diría que lo mejor que puede hacer Microsoft es comprar Yahoo.
En cuanto al precio, a una pregunta del presidente de la conferencia, John Battelle, Yang respondió que no tenía por qué ser el mismo negociado el pasado mayo, simplemente debe tratarse de un precio justo, sea cual sea.
Estas palabras son susceptibles de interpretarse como una llamada desesperada. Y es que Yahoo atraviesa tiempos difíciles. Está embarcada en su segunda ronda de despidos en lo que va de año, que esa vez supondrá el recorte de su planilla en nada menos que un 10%. Al mismo tiempo se ve obligada a apresurarse para no perder la revolución de los medios sociales, adaptando sus sitios y servicios a un enfoque más similar al de Facebook y MySpace, más avanzados en esta carrera.
Hace un año, el precio de sus acciones cerraba a 27 dólares por título, mientras que ayer lo hacía por debajo de los 14 dólares por acción. Esta caída hace que la última oferta realizada por Microsoft antes de abandonar las negociaciones —33 dólares por acción de Yahoo- se haya convertido en propuesta muy atractiva, aunque en su momento fuera rechazada.
Búsqueda infructuosa de alternativas
Desde febrero hasta mayo del año pasado, Ballmer siguió cortejando a Yahoo, que rechazó todas sus  ofertas. A partir del momento en que Microsoft abandonó el intento, Yang ha hablado sobre la posibilidad de una fusión con MySpace, ha negociado con Time Warner sobre una posible fusión con AOL, ha creado diversos paquetes para el cese voluntario de empleados, y ha intentado sacar adelante el acuerdo de publicidad en línea con Google.
Este último acuerdo —que hubiera supuesto correr sobre el sitio de Yahoo los anuncios de búsqueda de Google y dividir los ingresos de publicidad- fue primeramente el motivo citado por Ballmer como la gota que colmó el vaso y le llevó a romper las negociaciones de compra.
CIO, España