Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

ARM presenta procesadores de 64 bits para teléfonos, tablets y servidores

[02/11/2012] ARM presentó sus primeros diseños de la serie de procesadores de 64 bits Cortex-A50 en momentos en que la empresa intenta preservar su dominio en los smartphones y las tabletas e igualar a Intel en los servidores.
Los nuevos procesadores ARM, Cortex-A57 y Cortex-A53, ofrecen un mejor desempeño en los mismos o menores niveles de uso de energía en comparación con los procesadores ARM de la actualidad, sostuvo Ian Forsyth, product manager de ARM. La mejora en el desempeño es fundamental en los dispositivos móviles que manejan aplicaciones como el video y en los servidores que procesan un creciente número de transacciones web.
Más importante aún, los procesadores ofrecen soporte de 64 bits, lo cual permite una nueva gama de capacidades de hardware como una mayor memoria. Los nuevos procesadores también mejoran el soporte de la virtualización, corrección de errores, capacidades de seguridad y un mejor desempeño del punto de flotación, sostuvo Forsyth. Los diseños del procesador ofrecerán una gama de nuevas características y capacidades para los dispositivos móviles y servidores, al mismo tiempo que balancean el desempeño con el consumo de energía.
Por ejemplo, las características de seguridad a nivel del hardware pueden utilizarse para autorizar las transacciones móviles sin necesidad de herramientas adicionales. Igualmente, los actuales sistemas con los nuevos procesadores ARM están siendo configurados para soportar hasta 64GB de memoria, sostuvo Forsyth. Los procesadores ARM con soporte de 32 bits tienen un techo de 4GB de memoria.
ARM licencia los diseños de la arquitectura y los procesadores a las empresas fabricantes de chips, las cuales luego los fabrican para ponerlos en tablets, teléfonos inteligentes y servidores. Los primeros chips Cortex A50 estarían disponibles a finales del 2013, luego de lo cual las empresas pueden comenzar a fabricar sus productos. Los servidores podrían ser los primeros productos en llegar al mercado, y algunos socios están buscando smartphones y tablets de gama alta.
Los smartphones aún están un poco lejos, señaló Forsyth.
Calxeda y Advanced Micro Devices ya han anunciado que licenciarían el diseño de procesador de 64 bits de ARM y vendería procesadores para servidores basados en ARM en el 2014. Samsung, Broadcom, HiSilicon y STMicroelectronics también han licenciado diseños Cortex-A50 de ARM. Samsung ha licenciado cores Cortex-A57 y A53, sostuvo Forsyth.
El Cortex-A57 es un big core y está dirigido a los servidores, tablets de gran desempeño y superphones, sostuvo Forsyth. El procesador puede ofrecer hasta el triple del desempeño en comparación con los procesadores ARM actuales con el mismo consumo de energía. Dependiendo de la velocidad de reloj del chip y el número de núcleos, el procesador puede también consumir menos energía que los procesadores ARM actuales.
El Cortex-A57 puede configurarse con hasta 16 núcleos ahora y escalará a incluso más núcleos para los servidores en el futuro, sostuvo Forsyth.
ARM domina en teléfonos inteligentes y tablets, pero apunta a poner su marca en el mercado de servidores dominado por los chips x86 de Intel y AMD. Existe un creciente interés en los servidores ARM como una forma energéticamente eficiente de manejar un gran número de solicitudes web como las búsquedas y las redes sociales. Dell y HP ya ofrecen prototipos de servidores ARM para evaluación a los clientes que buscan desplegar servidores ARM para recortar los costos en energía. Sin embargo, Intel también está modificando sus procesadores Atom de bajo consumo de energía para trabajar en servidores de nube, y lanzará nuevos chips Atom serie S para microservidores durante este año.
El nuevo Cortex-A53 de ARM es un núcleo pequeño que esencialmente ofrece el mismo desempeño que el procesador Cortex-A9 que se usa en teléfonos inteligentes y tablets en la actualidad, afirmó Forsyth. Sin embargo, el núcleo es 40% más pequeño en diseño, lo cual puede habilitar la creación de chips más compactos y eficientes en energía, afirmó el ejecutivo. Los procesadores Cortex-A53 pueden usarse en smartphones y tablets, y tienen una ventaja sobre los actuales procesadores ARM con soporte para 64 bits.
Los licenciatarios podrán combinar los procesadores Cortex-A57 y Cortex-A53. Por ejemplo, en los servidores los núcleos Cortex-A57 pueden manejar un gran volumen de transacciones, mientras que los núcleos A53 -eficientes en energía- pueden hacer el procesamiento rápido de una transacción cuando los servidores descansan, sostuvo Forsyth.
ARM está usando el concepto llamado Big.Little (Grande.Pequeño) en el cual los núcleos de bajo consumo de energía se mezclan con núcleos de gran desempeño para proporcionar cómputo balanceado. Por ejemplo, un teléfono inteligente puede tener núcleos de gran desempeño para manejar las aplicaciones demandantes, y núcleos de bajo consumo de energía para manejar tareas de bajo nivel como las llamadas telefónicas.
Los nuevos procesadores Cortex se basan en la arquitectura ARMv8, que fue anunciada en octubre del año pasado. Los nuevos chips sucederán al procesador Cortex-A15, que recién está llegando al mercado a través de dispositivos como el Nexus 10 de Google, que fue anunciado esta semana. Empresas como Nvidia, Cavium y AppliedMicro han licenciado la arquitectura ARMv8 para fabricar sus propios diseños de procesador.
Agam Shah, IDG News Service