Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

La nube sigue evolucionando

[13/11/2012] Hace unos días IBM realizó su Evento Anual Cloud 2012 en el que apuntaló los conceptos ya conocidos sobre la nube y la estrategia que la firma tiene para este segmento. La reunión también sirvió para que la firma presentara el caso de éxito del Fonafe, y una herramienta que hace que la nube pueda ser más social pero con énfasis en las funcionalidades empresariales.
El primero en ofrecer su presentación fue Eduardo Falcone, líder de cloud de IBM del Perú, y su presentación no pudo ser más prometedora, IBM Cloud: Transforma tu negocio.
Eduardo Falcone, líder de cloud de IBM del Perú.
Falcone básicamente nos volvió a recordar todos aquellos problemas que hacen que la nube sea atractiva. Así señaló ante la audiencia que, en promedio, más del 70% de los presupuestos de TI se gasta en tareas de operaciones y mantenimiento; que dos tercios de las empresas se exceden en cronograma de despliegue de los proyectos y soluciones; y que el tiempo promedio para entregar un servicio de TI -nuevo o extensión- es de 10 semanas.
¿Cuál es la solución? Obviamente la nube. Específicamente IBM SmartCloud. Esta solución de IBM proporciona nueve alternativas de configuración para servidores virtuales; software preconfigurado para construir imágenes privadas, foros de usuarios, siete alternativas de centros de datos IBM para la entrega del servicio, entre otras características. Además ofrece también otras funcionalidades sociales a través de SmartCloud for Social Business.
La segunda exposición fue la de Joan Cáceres, ejecutivo de Gestión Corporativa TIC de Corporación Fonafe.
El ejecutivo sostuvo que el caso de éxito del Fonafe fue el de la implementación de un Centro de Servicios Compartidos (CSC), que en el caso del Fonafe es el Centro de Datos Corporativos.
En general, los centros de servicios compartidos son una unidad de una empresa que se encarga de gestionar procesos o actividades de soporte que estaban siendo realizadas de manera descentralizada en varias unidades de negocio, ubicaciones o regiones.
Los objetivos de estos centros son reducir costos, incrementar la eficiencia y la productividad, crear economías de escala, profesionalizar y especializar funciones, racionalizar el uso de tecnologías, estandarizar y consolidar procesos, y enfocarse en el servicio al cliente interno y externo.
El Centro de Datos Corporativo del Fonafe ofrece servicios a Electro Perú, Seal, Corpac, Fondo Mivivienda, Serpost, Enosa, Ensa, Hidrandina, Electrocentro y el propio Fonafe; tiene un contrato a cinco años por un valor de 10 millones de dólares con lo cual se ha logrado un ahorro estimado de 10 millones de nuevos soles.
Los servicios involucrados en el CDC son la administración de los sistemas de información SAP, Oracle e in house; el acceso seguro a los sistemas de información desde cualquier sede empresarial; comunicación instantánea entre empleados de la corporación; envío y recepción de correo electrónico de forma segura; acceso protegido hacia y desde Internet a los recursos de la corporación; organización de usuarios y recursos (políticas); almacenamiento y resguardo de información de aplicaciones y usuarios; capacidad de cálculo optimizada para aplicaciones; enlaces de comunicación empresa-centro de datos; y condiciones ambientales de acuerdo a normas internacionales.
El ejecutivo agregó que en las siguientes etapas se ampliará el servicio hacia otras empresas que conforman el Fonafe.
Finalmente, tuvimos la oportunidad de conversar con Roberto Chiabra, social business & web experience technical evangelist, IBM Collaboration Solutions de América Latina.
El ejecutivo sostuvo que es necesario seguir realizando la evangelización con respecto a la nube, debido a que las organizaciones se han formado una idea inicial de ella, aquella en que la nube se encarga de los servicios básicos como el correo, la mensajería instantánea o la mensajería instantánea y la virtualización de aplicaciones.
En realidad, esto es cierto pero no es toda la verdad. Hay otros tipos de servicios y hay distintas formas de nube, además de la nube pública que es la que la mayoría de las personas tiene en mente.
El ejecutivo sostuvo, por ejemplo, que IBM tiene nubes privadas solo para una empresa, o puede ofrecer el hardware (la plataforma) para que el cliente la utilice como mejor crea conveniente. El concepto de nube, entonces, es muy variado.
Pero lo que más llamó nuestra atención es que el concepto de Social Business que es el que Chiabra promueve, lo habíamos visto antes, pero on premise. La pregunta que le hicimos entonces a Chiabra entonces fue ¿qué implica el salto a la nube?.
El ejecutivo sostuvo que un 50% de las funcionalidades de la herramienta ya se encuentran en la nube y que esperaba que las empresas pasen a tener el 100% de la herramienta en la nube. Eso implica que las organizaciones tengan la confianza de pasar a la nube una herramienta que se conecta con procesos internos; pero también que tenga la confianza de pasar a la nube herramientas que no necesariamente son utilizadas por sus clientes internos, pueden ser utilizadas por sus proveedores, por ejemplo.
Una de las tendencias que resaltó Chiabra es que se está percibiendo que el correo electrónico se está haciendo cada vez más improductivo. Y precisamente, contra esa improductividad creciente en el correo, es que se plantea ingresar al interior de la empresa el comportamiento social.
Este se logra implementando una herramienta que tiene un formato de red social pero que es utilizado para la colaboración y para compartir información. La información, sostiene el ejecutivo, cuando se encuentra en el correo electrónico se encuentra encapsulado. Esa condición no es la que se tiene si se comparte una información en un formato de red social y con una conducta social. Este formato también es adecuado para conservar el capital intelectual de las firmas, pues éste no se perdería en la oscuridad del correo si estuviera compartido en la red de la compañía.
Jose Antonio Trujillo, CIO Perú