Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

Cómo las organizaciones de TI controlarán la nube

Por: Bernard Golden, vicepresidente de soluciones empresariales de enStratus Networks

[27/12/2012] Un intrigante informe de Forrester Research, Cloud Keys, an Era Of New IT Responsiveness and Efficiency (Claves de la nube, una era de nuevas respuestas y eficiencia de TI), describe cómo las organizaciones de TI controlarán y adoptarán la computación en la nube. Presenta una serie de recomendaciones que cada departamento debe tomar en serio.
El informe se divide en dos áreas:
 * ¿Qué está pasando con las aplicaciones e ingenieros de software?
* ¿Cómo es que la infraestructura y operaciones de TI deben responder para que el negocio en general obtenga lo que necesita de la computación en nube?
Si bien hay algunas noticias -que los desarrolladores de aplicaciones adoran la nube y no planean regresar, también hay algunas soluciones prácticas para los departamentos de Infraestructura y Operaciones (I&O).
Las capacidades de la computación en la nube son ahora el punto de referencia de lo que esperan los ingenieros de software. La computación en nube pública, que en este contexto significa esencialmente Amazon Web Services, permite un rápido acceso a los recursos, alta productividad y desarrollo económico. Los desarrolladores evitan o evaden cualquier cosa que no entregue eso. En particular, esto significa que muchas organizaciones de TI, que planean implementar una nube privada, necesitan ser evaluadas (o re-evaluadas) a ver si le hacen frente a la competencia.
El analista de Forrester, James Staten, puede ser bastante mordaz acerca de los entornos de virtualización flojos que algunas organizaciones de TI buscan hacer pasar como una nube privada. El punto saliente es que los desarrolladores ahora tienen expectativas de cómo pueden ser las cosas, y es poco probable que se conformen con algo menos capaz. Otro estudio reciente de Forrester encontró desarrolladores que eran indiferentes a las actividades de implementación de la nube privada. Su actitud podría resumirse así: "Si me ayuda a hacer mi trabajo, voy a usarlo, pero si no lo hace, solo me quedo con el entorno de la nube que ya estoy usando".
Los esfuerzos coercitivos para obligar a que los desarrolladores utilicen la nube "oficial" son, por supuesto, poco productivos. Tampoco piense en esto como que TI en la sombra se irá por su cuenta. Los desarrolladores están siendo sancionados en el uso de la computación en nube por los patrocinadores de las aplicaciones que están desarrollando: las unidades de negocio.
¿La solución es IaaS, PaaS, o algo más?
Una conclusión interesante del informe es qué clase de ingenieros de desarrollo de software de marcos está buscando. La infraestructura actual, de infraestructura vainilla como servicio de las máquinas virtuales, almacenamiento y conectividad de red no solo impiden una alta productividad. También obliga a que los desarrolladores manejen "plomería" en lugar de dedicarle más atención a la funcionalidad de la aplicación.
La "solución" que se supone hace frente a los esfuerzos simples de altos entornos IaaS ha sido la plataforma como servicio. La lógica es que un marco de programación ofrece servicios comunes que liberan a los desarrolladores de los detalles y se basan en el marco para llevar a cabo las tareas necesarias, tales como el almacenamiento persistente de datos, gestión de identidades y similares.
El informe muestra gran perspicacia para discernir el problema con ese enfoque. Los marcos están bien, siempre y cuando todo lo que quiera hacer sea algo que el marco ofrece. Sin embargo, con demasiada frecuencia la aplicación requiere alguna funcionalidad que el marco no ofrece, por lo que requiere acceso directo al nivel inferior de capacidad. El marco de alta productividad entonces se convierte en un conjunto de grilletes.
Por su lado Forrester afirma que los desarrolladores quieren una mezcla de capacidades, es decir, servicios que los liberen de mucho trabajo fuerte, al tiempo que permitan el acceso a la funcionalidad de nivel inferior según sea necesario. No es casualidad que AWS ofrezca un amplio conjunto de servicios de desarrollo, como su Simple Queue Service, mientras que también sigue ofreciendo acceso directo a la computación primitiva para permitir que los desarrolladores ejecuten o instalen capacidades fuera de las ofertas de servicios de AWS.
El informe señala que los fabricantes independientes de software (ISVs) también están entrando al juego, con la creación de versiones SaaS de sus productos de infraestructura. Informatica, es una de esas empresas que ofrece ahora un servicio de integración basado en la nube que permite a los desarrolladores unir diferentes aplicaciones. El resultado es que las aplicaciones empresariales se están convirtiendo en un rico caldo de cultivo, o si se prefiere un término más técnico, colecciones compuestas de código propio, servicios en la nube y funcionalidad ISV. Los desarrolladores hacen más ensamblaje que escritura de aplicaciones.
El informe transmite un mensaje inequívoco: I&O debe responder a las expectativas de desarrollo o corren el riesgo de convertirse en obsoletos. Su nueva carta, entonces, es permitir agilidad, no gestionar los activos.
Para ello, Forrester ofrece cinco recomendaciones para ayudar a que I&O cumpla con esta carta:
Conviértase en una organización de servicios. I&O se enfrenta ahora a la competencia en forma de proveedores externos de servicios en la nube, los cuales se revientan las entrañas para ayudar a los desarrolladores. I&O tiene que ser sensible. I&O tiene que racionalizar su enfoque y evitar su tradicional servicio personalizado. Mientras que proporcionar configuraciones personalizadas parece ser algo muy centrado en el cliente, paradójicamente se impone por encima en cada transacción y hace que las tareas se estiren a plazos intolerables.
Parte de ser una organización de servicio es proporcionar un completo entorno de desarrollo con acceso a importantes servicios de aplicaciones. I&O debe buscar crear una cartera de proveedores SaaS pre-aprobados -empresas como Informatica que prestan servicios técnicos por encima de los cables- para que los desarrolladores accedan a sus ofertas de forma inmediata, sin ninguna sobrecarga asociada con la negociación de los contratos.
Elabore un catálogo de servicios. Esto es increíblemente poderoso. En lugar de forzar a los desarrolladores para que implementen sus configuraciones de aplicaciones desde cero, con lo que corren el riesgo de desconfigurar componentes o dejar de aplicar los parches críticos, haga imágenes preconfiguradas y remendadas para que los desarrolladores puedan acceder de inmediato. Las imágenes preconfiguradas aceleran el desarrollo y son un gran atractivo para los desarrolladores. Este incentivo le permite a I&O asegurarse de que las aplicaciones se ejecuten en configuraciones aprobadas y en las versiones actualizadas. Es sin duda más eficaz que una auditoría post desarrollo.
Permita que EA diseñe patrones y que los desarrolladores los consuman. Continuando con el tema del aumento de la agilidad del desarrollador al mismo tiempo que se permite la coherencia y, por supuesto, la gobernabilidad, Forrester recomienda aprovechar la arquitectura empresarial para crear diseños y patrones de aplicaciones y ponerlos a disposición de los grupos de desarrollo. Esto garantiza una serie de beneficios, entre ellos el uso constante de los componentes aprobados y arquitecturas de aplicaciones, reducir los costos de operación debido a un ambiente más homogéneo y una mejor distribución de las habilidades en el lado de los empleados. Mientras más conveniente sea la adopción de desarrolladores, más fácil será la estandarización.
Haga que los costos sean transparentes. Un mensaje constante de Forrester ha sido que el modelo de pago por uso para la computación en nube es muy atractivo, siempre y cuando que los recursos se usen eficazmente. De lo contrario, se incurre en costos sin ningún beneficio.
A diferencia de los equipos en las instalaciones en los que se realiza una inversión inicial por adelantado, el pago por uso incurre en costos durante la vida útil de la aplicación. Forrester recomienda que los costos de la aplicación sean transparentes para todas las partes. Esto le permite a los desarrolladores diseñar aplicaciones que se puedan escalar hacia arriba y hacia abajo de acuerdo a la carga. Operaciones, por su parte, tiene un incentivo para utilizar las aplicaciones de manera eficiente.
Logre la agilidad del ciclo de vida de la aplicación a través de DevOps. El autoservicio es atractivo para los desarrolladores y sin duda ofrece ventajas, incluyendo mayor eficiencia de ingeniería e ingenieros más felices. Sin embargo, el no poder lograr agilidad en todo el ciclo de vida de la aplicación, significa que la empresa no obtiene todos los beneficios financieros y de capacidad de respuesta en el mercado que ofrece la computación en la nube.
Lograr la agilidad del ciclo de vida requiere la optimización y la coordinación entre todas las partes implicadas. Incluso si no le gusta el término DevOps, necesita lo que dicen lograr. Ahora que la computación en nube hace que los recursos estén disponibles, sin demora, los procesos de TI también necesitan deshacerse de sus retrasos. Eso solo va a ocurrir cuando desarrollo y operaciones colaboren, lo cual es DevOps con otro nombre.
La lógica de la automatización y la agilidad en que se basa la computación en la nube requiere repensar por completo los procesos existentes, con miras a que sean tan eficientes como el aprovisionamiento de los recursos informáticos. El mensaje de este informe es que el rápido crecimiento de la computación en la nube hace que estos cambios en el proceso sean imperativos. Los grupos de desarrollo que abarcan la nube no van a esperar.
Bernard Golden, CIO (EE.UU.)
Bernard Golden es el vicepresidente de soluciones empresariales para redes de enStratus, una empresa de gestión de software. Es autor de tres libros sobre la virtualización y el cloud computing, incluyendo Virtualization for Dummies (Virtualización para tontos).