Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

BYOD: Simplificar la TI y mejorar la capacidad de trabajo de las personas

Por: Juan Pablo Jiménez, vicepresidente para Latinoamérica & Caribe de Citrix Systems

[10/01/2013] La consumerización de TI es una fuerza prominente que está impulsando un cambio radical en la forma de operar de las organizaciones a nivel mundial. De acuerdo a Gartner, las empresas están implementando políticas nuevas y redefiniendo sus estrategias para lograr una mejor productividad, flexibilidad y agilidad en un entorno de globalización y continua incertidumbre económica. El método trae tu propio dispositivo (BYOD, por sus siglas en inglés) es una de las tendencias líderes en la creación de este lugar de trabajo del futuro. Esta estrategia simplifica la TI y mejora la capacidad de trabajo de los empleados. 
Con una política formal de BYOD, la TI puede integrar los dispositivos de consumo en el lugar de trabajo, lo que permite mejorar la productividad de los empleados. La constante demanda de los empleados para que se permita el uso de dispositivos personales con conexión a la red de la empresa, está cambiando rápidamente la posición de las organizaciones respecto a este tema. El informe denominado "El lugar de trabajo del futuro" encargado por Citrix -una encuesta independiente en la que participaron 1.900 empleados senior responsables de la toma de decisiones de TI en todo el mundo- demuestra que este cambio está impulsado por las personas, no por las organizaciones.
El 71% de los empleados senior responsables de la toma de decisiones de TI tiene la intención de tener una política formal de BYOD implementada para el año 2014. Si las organizaciones no reconocen la consumerización de la TI, corren el riesgo de dejar desprotegida y vulnerable a la información de la empresa. A pesar de todos los intentos de prohibir a los empleados que utilicen sus dispositivos personales, algunas personas siempre encuentran la forma de sortear este obstáculo. Actualmente, dos tercios de las organizaciones permiten el uso de dispositivos personales para actividades laborales, si bien el 84% ha prohibido su uso en el pasado.
Adoptar la consumerización de la TI
BYOD debe mejorar la capacidad de trabajo de los empleados, agilizar la organización y proteger a la organización y su información comercial, todo de forma simultánea. No es una política universal. Debe ser desarrollada cuidadosamente por cada organización individual. Durante la fase de implementación, debe tenerse en cuenta una serie de procesos comerciales. Estos procesos abarcan aspectos que van desde la gestión de los datos de la empresa y las políticas de uso aceptables, hasta la forma de resolver cuestiones relativas a la pérdida o robo de equipos y la asignación de las responsabilidades de mantenimiento. 
Sin embargo, la gran mayoría (97%) de los directores de TI senior encuestados indicaron que restringen el acceso a la información comercial desde dispositivos personales. Esta restricción se basa en el puesto y ubicación laboral de la persona, el dispositivo, su configuración y la red utilizada para acceder a los datos de la empresa. No resulta sorprendente que los lineamientos relacionados con el suministro de aplicaciones sean menos claros.
Al tener mayor autonomía en la elección de sus dispositivos, las personas cada vez instalan más aplicaciones personales para fines laborales. Esto plantea diferentes preocupaciones a las empresas, principalmente en torno al mantenimiento de la privacidad de los datos (59%) y a la falta de control en la instalación de aplicaciones (50%). Por ello, el 72% de las organizaciones ha considerado el impacto que tendría el uso de aplicaciones personales para fines laborales y un 21% adicional ha tomado conciencia de los efectos potenciales sobre la seguridad de los datos, y está realizando una planificación que responda a esta situación.
El informe denominado "El lugar de trabajo del futuro" reveló que la mayoría (61%) de las organizaciones realizan un aporte financiero al costo de los dispositivos personales utilizados en el lugar de trabajo por los empleados para garantizar que el departamento de TI mantenga un mejor grado de control sobre estos dispositivos. El informe muestra una preocupación por parte de las empresas respecto a si los empleados saben hacer lo correcto. Para simplificar la TI y garantizar que las aplicaciones estén disponibles en la plataforma requerida, es necesario que la iniciativa BYOD tenga un enfoque centralizado de gestión de la seguridad de la información. Si no existen las soluciones de tecnología adecuadas para respaldar la iniciativa BYOD, resulta imposible implementar estas políticas o se vuelven demasiado lentas o cerradas para lograr los beneficios esperados.
Una política estratégica de BYOD da libertad de elección a las personas y permite a las organizaciones adoptar la consumerización de la TI. Al tener la posibilidad de elegir el mejor dispositivo para realizar su trabajo, los empleados logran una mayor movilidad, eficiencia y productividad. Al trasladar la propiedad de los dispositivos a los empleados, se facilita la gestión de los dispositivos mientras que se retiene el control de los mismos. Por lo tanto, las organizaciones pueden proteger los datos sensibles contra pérdidas, a la vez que cumplen con los requerimientos de privacidad y reglamentación.
De no existir un enfoque coherente en la implementación de las políticas BYOD, pueden quedar expuestos datos sensibles de las organizaciones. Las organizaciones deben desarrollar una política BYOD completa que abarque tanto aspectos de políticas como de tecnología, a la vez que redefinen sus enfoques estratégicos y continúan con el proceso de consumerización de la TI.  
CIO, Perú