Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

Banda ancha y las nuevas tendencias para este 2013

Por: Erasmo Rojas, Director Regional para América Latina y el Caribe de 4G Americas

[18/01/2013] Los gobiernos reconocen la importancia de la banda ancha móvil para progresar en educación, salud y gobierno electrónico. Los planes nacionales de banda ancha ya no solo contemplan la banda ancha móvil, sino que también es un componente a medir. Por ejemplo, en Perú subir una foto en la selva peruana demora y cuesta más del doble que hacerlo en Lima. Esta es una realidad que viven muchas personas usuarias de Internet en el interior de nuestro país.
El proyecto de banda ancha que impulsa el gobierno pretende cambiar el escenario actual de Internet en el Perú, esta red será una supercarretera para Internet, que será tendida a lo largo del país. Apenas el 3% cuenta con ella, mientras que en la región el promedio está en 12%. Chile tiene 25%, Brasil está en 21% y Colombia en 15%.
Sin embargo, todo el crecimiento en banda ancha no será posible si no hay espectro adicional disponible, por eso podemos decir que el 2013 será un año de subastas. Por ejemplo, la banda AWS (1.7-2,1 GHz) dará 90 MHz disponibles. Además, Estados Unidos podría usar a mediano plazo una banda AWS extendida, lo cual daría otros 30 MHz y esa opción podría trasladarse a América Latina. En el Perú se ha anunciado la licitación de la banda de 1700 -2100 para este año.
Para finales del 2012 en América Latina la penetración de servicios móviles llegó a un 114%, donde el 94% corresponde a los servicios de voz, mientras que el 20% restante (y cada vez en mayor porcentaje) corresponde a servicios de datos, estos casi en su totalidad con tecnologías HSPA y HPSA+, pues LTE aún tiene a fines del 2012 solamente un 0,01% de penetración en América Latina.
Se prevé que para este 2013 la penetración móvil en América Latina supere el 121%; la tendencia que se observa es que los ingresos por el componente de voz estará a la baja, representando el 91%; y un 30% de datos, pues se espera que para 2013 se note un crecimiento en el número de teléfonos inteligentes (smartphones) en el mercado. La gente de estratos bajos los quiere, para poder acceder a las redes sociales (facebook, twitter, skype), ya no les es suficiente con los teléfonos básicos, sobre todo los jóvenes.
Para el 2013 se espera el lanzamiento de por lo menos ocho redes adicionales de LTE en América Latina, que permitirán mayores velocidades de acceso, de las cuales cuatro se encontrarán en Brasil. Actualmente existen 11 redes de LTE desplegadas, cuatro de ellas fueron lanzadas durante el 2011 y cinco en el 2012; (Telcel en México; UNE en Colombia; SKY y Claro en Brasil; Digicel en Antigua & Barbuda; AT&T, Claro y Open Mobile en Puerto Rico, y Antel en Uruguay, Entel Movil en Bolivia y Orange en República Dominicana). Sin embargo, el lanzamiento de LTE estará ligado directamente a la situación de la disponibilidad de espectro adicional en los diferentes mercados.
LTE tendrá su lugar en el mercado, pero deberá conseguir la adopción por parte de usuarios. Brasil es el único mercado que tiene un modelo de negocios identificado, aunque sostenido por los eventos deportivos como son la Copa FIFA de las Confederaciones, la Copa del Mundo de Fútbol durante 2014 y los Juegos Olímpicos del 2016.
Otro de los principales cambios, de los cuales estamos siendo testigos es que el porcentaje entre prepago y postpago va variando. En el 2007 el mercado latinoamericano era 83% prepago y para el 2012 esa cifra bajó a 80%. Esto se explica por la aceleración en el uso de banda ancha móvil y la mayor penetración de smartphones, que le agrega valor a las cuenta postpagos, mientras que el prepago se utiliza mayormente para servicios voz.
Definitivamente los cambios van a continuar y la tecnología ayudará a la convergencia fijo-móvil. LTE hará que las diferencias entre las redes fijas y móviles sean difusas. LTE podrá usarse para servicios tanto fijos, como móviles, en la mayoría de los operadores. Sin embargo, debemos resaltar que el LTE no va a reemplazar al HSPA+, sino que van a complementarse juntos; todo dependerá del usuario y para qué lo necesita, pues el mercado de banda ancha móvil tiene aún mucho para crecer con HSPA+.
CIO, Perú