cioperu.pe

Columnas de opinión
 
 

La guía realista de servicios en la nube y para qué son buenos

Por: Bob Lewis, presidente de IT Catalysts Inc.

 

[21/01/2013] La charla tecnológica, como la mayoría de las discusiones de otros sectores, supone que el éxito del negocio proviene de conceptos brillantes, planificación cuidadosa y la ejecución disciplinada. Me pregunto si lo que realmente sucede es una situación como la de millón de monos en un millón de teclados: Si suficientes empresas lanzan suficientes productos y servicios al mercado, algunos permanecerán; incluso si los productos y servicios son el resultado del azar, y no del pensamiento superior.
 
Allá por el año 1999 propuse un simple conjunto de criterios para traer orden al azar cuando se trata de la tecnología de la información. De acuerdo con el modelo propuesto, tres filtros predicen el éxito o fracaso de cualquier producto de las nuevas tecnologías:
 
1. ¿El cliente y el consumidor son la misma gente? Para mayor claridad: "Los clientes" son los que toman o influyen en la decisión de compra. Los consumidores son los que realmente utilizan el producto o servicio.
 
2. ¿El producto o servicio es asequible? El tercer rol del "cliente" es el de billetera -la persona o comité que aprueba el gasto. Los productos son asequibles en la medida en que la billetera no se preocupa por el incremento de costos. El impacto en la billetera es un factor separado ya sea del cliente o del consumidor.
 
3. ¿Cuánto trastorno provoca en la empresa a la que se incorpora? (en comparación al "mercado", que no importa mucho).
 
Así que aquí estamos, con un nuevo año por delante de nosotros, después de mucho bombo alrededor de las tres grandes tendencias de TI: la nube, BYOD (traiga su propio dispositivo), y Big Data. Ha pasado el momento de aplicar este modelo y ver a dónde nos lleva. En esta ocasión veremos cómo las nubes se acomodan.
 
Evaluar el éxito de la nube
La nube, solo para asegurarnos de que estamos en la misma página, es cualquier tecnología que está incluida en los servicios y puesta a disposición a través de Internet. SaaS, PaaS e IaaS (software, plataforma e infraestructura como servicio, respectivamente) son las más importantes. Una a la vez:
 
El software como servicio: SaaS ha sido tremendamente exitoso, asumiendo que piensa que los comunicados de prensa y el crecimiento exponencial constituyen parte del éxito. Los datos sobre la penetración en el mercado SaaS por categoría de software son muy difíciles de encontrar -y eso es lo que importa. En caso de que el punto no esté claro, Salesforce.com ha penetrado en la categoría CRM/SFA (Sales Force Automation) con bastante éxito. A TeamDynamix le ha ido bien en la categoría de gestión de proyectos.
 
Pero y ¿el ERP, gestión de la cadena de suministro, administración de almacenes, puntos de venta, inteligencia de negocios, o incluso las suites de oficina básicas? Las proyecciones de crecimiento extravagantes son fáciles de encontrar. Por otra parte, los informes precisos de cuota de mercado no lo son. En cualquier caso, aquí está el análisis de SaaS, según nuestros tres criterios:
 
Cliente versus consumidor: Los ejecutivos y gerentes de empresas son los clientes. Los gerentes de negocios y el personal son los consumidores. Organizativamente, son la misma cosa.
 
Asequibilidad: Para las soluciones SaaS, el cliente es el monedero. Para el software instalado, el comité de inversiones de capital es la billetera. Esto hace que SaaS sea mucho más políticamente asequible, aunque por lo general es menos económico que su competencia basada en la instalación.
 
SaaS vuela por debajo del radar del CFO porque la compra de licencias de SaaS no implica el proceso de aprobación de capital -llegan divididas en 12 instalaciones por año. El software instalado, en cambio, requiere el gasto de capital, y aprobación del comité de inversiones.
 
SaaS en realidad no es económico. Tome el siempre popular Salesforce.com. La última vez que miré, las licencias costaban 780 dólares al año por usuario. Compare esto con la licencia de pago único de Act Pro que cuesta 550 dólares, y está claro que Salesforce.com en realidad cuesta más - mucho más.
 
Pero eso no importa. Al tratar con el CFO y el comité de inversiones de capital, el mantenimiento de la ignorancia (o la negación plausible) es bienaventurado.
 
Irrupción: Se trata de la integración con otros sistemas. Salesforce.com, el servicio SaaS con más éxito, suele ser una "isla de automatización". La mayoría de las categorías de software, sin embargo, requieren una integración amplia, y la integración SaaS es considerablemente más complicada (y por lo tanto perjudicial) de lo que TI tiene que ver con el software instalado en el centro de datos.
 
Evaluación: Para los productos SaaS con altas necesidades de integración, el resultado es cuestionable. Más allá de que SaaS sea perjudicial, una vez que se involucra TI, es más probable que el CFO busque la economía global de la decisión.
 
SaaS es y será un ganador para aplicaciones con escasos requisitos iniciales de integración. Una vez que el paquete está muy arraigado, es casi seguro que TI tendrá que integrarlo más adelante, pero eso no importa.
 
Plataforma como servicio
PaaS ha sido el hijastro huérfano de la nube, pero eso parece estar cambiando. El montaje, mantenimiento y administración de un moderno entorno n-tier de desarrollo/prueba/producción es, por así decirlo, una tarea no trivial -a menos que TI firme con un proveedor de PaaS, y en ese momento se convierta en un problema ajeno.
 
Cliente versus consumidor: El CIO y la gestión de TI son el cliente. Los desarrolladores de aplicaciones y operaciones de TI son los consumidores. La organización, es la misma.
 
Asequibilidad: La asequibilidad política no se agota en favor de PaaS. PaaS hace que el CIO sea la cartera. Los CIO suelen preferir el gasto de capital, ya que eso hace que el comité de inversiones de capital sea la cartera -el costo ya no sale del presupuesto de TI, lo que es atractivo para el CIO promedio.
 
En cuanto a la asequibilidad real de PaaS, el análisis financiero probablemente dependa de cómo es que la persona que realiza el análisis quiere que salgan las cosas, y despejar la respuesta preferida ni siquiera requiere mucho ingenio.
 
Irrupción: En este momento, PaaS es perjudicial en dos o tres aspectos, dependiendo de qué proveedor le conviene más:
* Extender las herramientas de gestión en el entorno PaaS todavía no es un problema resuelto, sobre todo con respecto a las herramientas de gestión de la identidad, como Active Directory.
* La integración de datos PaaS alojados y la lógica del negocio con los sistemas de producción existentes, es aún más desordenado que cuando todo está dentro del centro de datos -no más desordenado que con SaaS, pero en el caso de PaaS, donde TI es el cliente, la integración es lo que se espera.
* Muchos proveedores PaaS ofrecen entornos propietarios de desarrollo. Eso es perturbador por razones demasiado obvias como para mencionarlas.
 
Evaluación: PaaS es, tristemente, una proposición arriesgada. Es políticamente menos asequible que las plataformas propias y suficientemente perturbadora, excepto para las nuevas empresas hambrientas de capital, pues es una colina empinada a escalar.
 
Infraestructura como servicio
IaaS es la variación de nube menos interesante. Es donde se puede alquilar hardware virtual, así que en vez de comprar la suficiente capacidad para manejar los picos de carga de procesamiento, TI puede alquilar la capacidad que necesita en ese momento -muy útil cuando las cargas de procesamiento varían estacionalmente o son impredecibles y puntiagudas.
 
Cliente versus consumidor: Como en PaaS, el CIO, la gestión de TI, y los desarrolladores de aplicaciones, y operaciones de TI.
 
Asequibilidad: Vea PaaS. La política va en una sola dirección, el análisis financiero podría o no podría ir a otro, dependiendo de quién tiene el control de la hoja de cálculo.
 
Irrupción: Tome las dos primeras viñetas en la sección de PaaS. Añada la exigencia absoluta. Por contrato cada proveedor de IaaS debe garantizar que todo el almacenamiento debe ser aprovisionado en el mismo centro de datos y sus procesadores, vinculados a velocidades de cable. Realmente no quiere que los accesos a bases de datos crucen el continente en MPLS o en velocidades y latencias más lentas.
 
Análisis: Para las empresas que planean utilizar IaaS como el enfoque más moderno para los centros de datos de outsourcing, es (o puede ser) un éxito. Para las aplicaciones independientes que no necesitan de la integración y la gestión limitada, IaaS también puede ser un éxito, sobre todo cuando las cargas de procesamiento no son predecibles. ¿Cómo una extensión de una amplia base instalada de aplicaciones que se ejecutan dentro de un centro de datos preexistente? Es cuestionable.
 
Llevarlo a casa
El problema con las tecnologías sobrevaloradas como la nube es que son promocionadas como panaceas que resolverán todos los problemas del mundo de la informática, lo que significa que aquellos que son escépticos deben ser tontos.
 
Este tonto predice que la nube tendrá un lugar. Es un lugar mucho más pequeño de lo que he estado leyendo, pero un lugar de todos modos.
Bob Lewis, InfoWorld (EE.UU.)
 
Bob Lewis es el presidente de IT Catalysts Inc, una consultora independiente especializada en eficacia de la organización y la integración empresarial de TI. Él es el autor de Leading IT: (todavía) el trabajo más difícil del mundo, y otros nueve libros.




Llegamos a ustedes gracias a: