Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Ovum: Los datos serán el nuevo petróleo de la computación en la nube el 2013

[24/01/2013] El 2013 será testigo de cómo la computación en la nube continua creciendo rápidamente y los datos se convertirán en el nuevo petróleo de la computación en la nube, de acuerdo a los reportes Tres tendencias a observar de la firma independiente de investigación Ovum.
En su reporte 2013 Trends to Watch: Private and Public Clouds (Tendencias 2013 a Observar: Nubes Públicas y Privadas), analiza en profundidad no solo las tendencias de las nubes públicas y privadas, sino también la infraestructura como servicio (IaaS, por sus siglas en inglés), la plataforma como servicio (PaaS) y el software como servicio (SaaS).
El reporte 2013 Trends to Watch: Cloud Services (Tendencias 2013 a Observar: Servicios de Nube) observó la computación en la nube desde la perspectiva de los proveedores de servicios TI, mientras que el reporte 2013 Trends to Watch: Cloud Computing (Tendencias 2013 a Observar: Computación en la Nube) observó la forma en que los proveedores de servicios de nube y los consumidores se adaptan a la nube tanto por cuenta propia como cuando son parte de los cada vez más sofisticados ecosistemas de nube.
Ovum afirmó que los servicios de computación en la nube y las aplicaciones sociales y móviles que las plataformas de nube respaldan, generan muchos datos, los cuales a su vez, requieren de servicios y aplicaciones de nube para ser útiles.
La consultora sostuvo que la tendencia conecta y alimenta a otras tendencias industriales como la Internet de las cosas, datos abiertos del gobierno, consumerización de TI y big data.
En el reporte 2013 Trends to Watch: Cloud Computing (Tendencias 2013 a Observar: Computación en la Nube), Laurent Lachal, analista senior de Software de Ovum, anotó que la computación en la nube promete hacerse cargo de dos desafíos TI hasta ahora irreconciliables: la necesidad de reducir costos y la necesidad de fomentar la innovación.
Se requiere de mucho esfuerzo de parte de los proveedores y las empresas para hacer que en realidad funcione, y van a lograr hacerlo funcionar en el 2013, tanto por cuenta propia como cuando son parte de los cada vez más sofisticados ecosistemas de nube, afirmó el analista. Sin embargo, aunque la computación en la nube está en ganando impulso, Ovum sostiene que los proveedores y las empresas aún se encuentran en sus etapas iniciales en este campo.
La computación en la nube apenas y ha llegado a su fase adolescente, y va a requerir de al menos otros cinco años en llegar a su adultez. Ofrece una nueva forma de acelerar la participación en los ecosistemas de soluciones móviles y de networking social de la era de Internet, añadió Lachal.
Ovum también añadió que desde el 2013 en adelante, desde la perspectiva de la computación en la nube, existirá un creciente interés en el cambio cultural que requieren los proveedores y empresas para transformar los datos en un recurso que se pueda administrar y monetizar, comenzando con la abstracción de los datos, compartirlos y valorizarlos.
Algunos proveedores entraron temprano a los datos en la nube, pero el ecosistema de producción, corretaje y consumo de datos aún se encuentra en construcción y continuará evolucionando en los próximos cinco años, afirmó Lachal.
Hafizah Osman, ARN