Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

El ADN pronto podría ser usado para almacenamiento

[29/01/2013] Los investigadores han creado una manera de almacenar datos bajo la forma de ADN, el cual puede durar por decenas de miles de años.
El método de codificación hace posible almacenar al menos 100 millones de horas de video de alta definición en una taza de ADN, dijeron los investigadores en un paper publicado en el journal Nature esta semana.
Los investigadores, del EMBL-European Bioinformatics Institute (EMBL-EBI) de Reino Unido, afirman haber codificado versiones de un archivo MP3 del discurso Tengo un Sueño de Martin Luther King, junto con un archivo de imagen JPG del EMBL-EBI y varios archivos de texto.
Ya sabemos que el ADN es una manera robusta de almacenar información porque podemos extraerlo de los huesos de un mamut, que data de hace decenas de miles de años, y tiene sentido, sostuvo Nick Goldman, uno de los autores del estudio del EMBL-EBI. También es increíblemente pequeño, denso y no necesita ningún tipo de energía para el almacenamiento, así que su despacho y mantenimiento es sencillo.
Leer el ADN es sencillo, pero escribirlo ha sido un gran problema. Existen dos desafíos: primero, usando los métodos actuales, solo es posible fabricar ADN en cadenas cortas. Segundo, tanto la escritura como la lectura son propensos al error, particularmente cuando se repite la misma letra del ADN.
Nick y Ewan Birney, el otro autor y director asociado del EMBL-EBI, crearon un código que supera ambos problemas. El nuevo método requiere sintetizar el ADN de la información codificada. El EMBL-EBI trabajó con Agilent Technologies de California, fabricante de instrumentos de medición electrónicos y bioanalíticos como los osciloscopios y los generadores de señales, para transmitir los datos y luego codificarlos en ADN.
Agilent descargó los archivos de la web y luego sintetizó cientos de miles de piezas de ADN para representar los datos. El resultado se veía como una pequeña pieza de polvo, afirmó Emily Leproust de Agilent.
Agilent luego envió por correo la muestra a EMBL-EBI, en donde los investigadores pudieron secuenciar el ADN y decodificar los archivos sin error.
Esta no es la primera vez que el ADN ha sido mostrado como un método efectivo para almacenar datos. El otoño [septentrional] pasado, los investigadores de la Universidad de Harvard demostraron la capacidad de almacenar 70 mil millones de copias de un libro en forma HTML en código binario de ADN.
Los investigadores crearon un código binario a través de los marcadores de ADN para preservar el texto del libro Regenesis: How Synthetic Biology Will Reinvent Nature and Ourselves in DNA (Regenesis: La manera en que la Biología Sintética va a reinventar la Naturaleza y a nosotros mismos en ADN).
Los investigadores de Harvard almacenaron 5,5 petabits, o un millón de gigabits, por milímetro cúbico en ADN. Debido a la lentitud del proceso para preparar los datos, los investigadores consideraron que el almacenamiento en ADN solo es conveniente para archivar datos, por ahora.
El total de la información del mundo, que es 1,8 zettabytes, podría almacenarse en cerca de cuatro gramos de ADN, sostuvo entonces Sriram Kosuri, científico senior del Instituto Wyss de Harvard y autor senior del paper que explica el procedimiento.
Los investigadores están buscando métodos para almacenar datos en paquetes cada vez más pequeños debido al inmenso crecimiento de los datos.
Durante los siguientes ocho años, la cantidad de datos digitales producida superará los 40 zettabytes, que es equivalente a 5.200GB de datos por cada hombre, mujer y niño de la Tierra, de acuerdo al más reciente estudio Digital Universe de la firma de investigación IDC.
La mayoría de los datos entre ahora y el 2020 no serán producidos por los humanos sino por las máquinas cuando conversen unas con otras en las redes de datos. Eso incluiría, por ejemplo, los sensores de las máquinas y los dispositivos inteligentes que se comunican con otros dispositivos.
Hemos creado un código que es tolerante a los errores usando una forma molecular que sabemos que va a durar en las condiciones adecuadas unos 10 mil años, o posiblemente más, señaló Nick. En la medida en que alguien sepa cuál es el código, uno podrá leerlo si tiene una máquina que pueda leer ADN.
Los investigadores afirmaron que el siguiente paso en el desarrollo es perfeccionar el esquema del código y explorar aspectos prácticos, allanando el camino para un modelo de almacenamiento en ADN comercialmente viable.
Lucas Mearian, Computerworld (EE.UU.)