Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

El almacenamiento en cinta encuentra nueva vida

[06/02/2013] En un lugar de África, un equipo de filiación concluye el rodaje diario de un documental sobre la naturaleza y los operadores de cámara cierran sus plataformas. Las tarjetas de memoria flash NAND se retiran de las cámaras y las escenas que se rodaron solo se transfieren a otro medio de transporte para los post-producción. La cinta magnética, la más antigua forma de almacenamiento en la computación digital, entra a tallar.
Considerada durante mucho tiempo como lenta y anticuada, la cinta se está aferrando a muchas empresas que necesitan almacenamiento rentable y a largo plazo, e incluso encuentran nuevas aplicaciones en el mundo virtual y cada vez más centrada en el video de TI.
A pesar de la disminución de los envíos de equipos en los últimos años, la cinta es cada vez más importante en algunos entornos, especialmente en las grandes organizaciones que tienen que ver con montañas de información. La reliquia no es tan obsoleta como parecía.
"Una gran parte de ese estigma en realidad no es tan cierto como solía ser", señala el analista de Enterprise Strategy Group (ESG), Jason Buffington. La tecnología de cinta es cada vez más rápida, es más económica que las unidades de disco duro (HDD) y tiene una menor huella de carbono, ya que requiere menos energía, agrega.
A medida que las empresas se enfrentan a grandes conjuntos de datos y eligen o se ven obligadas a retener más de lo mismo desde hace muchos años, la cinta tendrá un papel aún más importante, comenta Buffington.
Menos cintas, pero datos más grandes
"Cuantos más datos tenga, y mientras más estratégico sea con la gestión del almacenamiento, mayor es la probabilidad de que vaya a continuar, si no aumentar, su huella en la cinta", señala Buffington. Aunque las ventas totales de productos de cinta siguen cayendo, las implementaciones individuales son cada vez más grandes, de acuerdo con analistas de la industria.
Los equipos de documentalistas en África y la Antártida, entre otros equipos de video, han utilizado la cinta para manejar los grandes archivos de video que salen de sus producciones. Ahora que las películas se filman con cámaras digitales, no hay rollos de película que se desarrollen o editen, o incluso que se escaneen para su edición digital. Los equipos utilizan la cinta por su fiabilidad, la facilidad de su transporte, y la seguridad de los medios físicos, según Sanjay Tripathi, director y ejecutivo de la línea de negocios de IBM System & Technology Group, Storage Platform.
Después de que las cintas de cada día de rodaje se envían a la planta de producción remota o al estudio, las imágenes se transfieren a unidades de disco duro para la edición, a continuación, se colocan de nuevo en la cinta a medida que la película pasa a otra etapa de producción. El video es el almacenamiento pesado: Un largometraje en 3D puede agregar hasta 4PB o 5PB de datos, comenta Tripathi.
IBM incluso compartió un premio Emmy con Fox Broadcasting por el desarrollo de un flujo de trabajo que incluye la descarga de contenido en la cinta. Sin embargo, en entornos menos glamorosos, la cinta está interviniendo para resolver muchos de los problemas de almacenamiento, señalan los analistas.
Los datos han sido almacenados en cinta magnética desde la época de las primeras computadoras digitales en la década de 1950. Como los discos duros crecieron en capacidad y se contrajeron sus precios, los departamentos de TI empezaron a usarlos para las copias de seguridad en lugar de las cintas. Esa tendencia continúa. "La cinta ha estado bajo mucha presión en la empresa", señala el analista de IDC, Robert Amatruda.
La deduplicación impulsa la venta de discos
Las copias de seguridad basadas en disco son asequibles de forma inmediata, y los archivos se pueden navegar como almacenamiento primario. La deduplicación de datos, lo que permite que la información se almacene de manera más eficiente, ha ayudado a popularizar las copias de seguridad basadas en disco, señala Amatruda.
"Esto cambia la economía del disco favorablemente", indica. Las ventas de estos aparatos han ido creciendo en dos dígitos durante los últimos años, agrega.
Aun así, la cinta sigue siendo parte de la copia de seguridad en muchas empresas. Es el medio de copia de seguridad primaria en un 25% de las empresas encuestadas por ESG, y se usa para copia de seguridad en un 56% de los sitios estudiados, señala Buffington. En comparación, solo el 2% de las empresas dijeron que enviaban sus copias de seguridad directo al almacenamiento en la nube.
La cinta sobrevive en parte debido a la inercia, indica el analista de Pund-IT, Charles King.
"Mucho de esto tiene que ver con el uso previo y las inversiones existentes en infraestructura", comenta King. "Usted ha puesto millones de dólares en ello, y es más barato mantener las cosas viejas rodando que migrar a un nuevo sistema", añade.
Sin embargo, la cinta mantiene ventaja sobre los HDD y flash en muchos casos. Los cartuchos de cinta cuestan menos de 100 dólares y mantienen terabytes de datos. También consumen menos energía que los discos duros, ya que no tienen que ser mantenidos girando. Cuando se trata de transportar grandes cantidades de datos, embalar cintas durante la noche puede ser más rápido y barato que usar una amplia red de canales.
El caso de uso clásico de la cinta en la actualidad es para la retención de datos a largo plazo, como las declaraciones de impuestos o los registros médicos. Una vez que van en un cartucho de cinta, los archivos pueden sentarse durante años sin necesidad de electricidad o mantenimiento del disco. "Si va a hacer eso con cualquier tipo de escala y cualquier tipo de economía, va a utilizar la cinta", comenta Buffington de ESG.
El rol del archivo
Ese tipo de almacenamiento a menudo toma la forma de archivo, donde no es una copia adicional de los datos que se almacenan para su recuperación, sino la copia primaria de datos antiguos que pueden ser utilizados raramente.
"Estamos viendo que la cinta realmente cambia el caso de uso de más de un medio de copia de seguridad y recuperación para más de un medio de archivo", señala Amatruda de IDC.
Mientras tanto, la velocidad de la cinta y su facilidad de uso, mejora. Un avance clave es el Linear Tape File System (LTFS), un procedimiento estándar para indexar el contenido de un cartucho de cinta en la propia cinta. Los sistemas robóticos que recuperan las cintas utilizadas solían confiar únicamente en la fecha en que se hizo la cinta. LTFS recoge toda la información sobre lo que está en la cinta y se incluye allí.
"Un cartucho de cinta se convierte en un gigantesco disco USB, si se quiere", señala Tripathi de IBM. Esta capacidad también se puede ampliar a toda una biblioteca de datos con un sistema como el LTFS Library Edition de IBM. Recogerá los metadatos de todas las cintas para que los departamentos de TI puedan buscar y recuperar un archivo individual desde una biblioteca entera, añade Tripathi.
LTFS ahora es utilizado por la mayoría de fabricantes de cintas más importantes, por lo que los productos de marcas diferentes pueden trabajar juntos. Los partidarios de NTFS están buscando que ahora sea un estándar formal de la Storage Networking Industry Association, un paso que puede ser completado el próximo año.
La cinta también es cada vez más eficiente en el espacio, con un cartucho estándar basado en la nueva especificación LTO-6 sosteniendo 2,5TB de datos sin compresión o 6.25TB comprimidos. Los discos LTO-6 pueden transferir datos a 400MB por segundo. La cinta se queda atrás en la velocidad, sobre todo cuando se trata de la búsqueda de muchos archivos pequeños y separados, señala Henry Baltazar, analista de The 451 Group.
La cinta no es lenta cuando es importante
"La cinta no es lenta para cosas que son importantes", señala Baltazar. Para acceder a un único archivo grande, como un video, es competitivo con el disco, agrega.
Incluso los robots que encuentran cintas en una biblioteca y las colocan en una unidad de disco son más rápidos de lo que podría parecer. Normalmente se tarda unos 30 a 40 segundos para recuperar una cinta y ponerla en marcha, según IBM.
Las empresas que no quieren tratar con cintas ahora, pueden aprovecharlas de forma indirecta. Los proveedores de servicio en la nube ofrecen valor mediante la realización de tareas de TI a una escala más grande de la que pueden lograr sus clientes, lo que les da una ventaja en costos. Cuando se trata de almacenamiento, la manera más económica de hacerlo es en cinta.
"Sólo porque no quiere usar cinta... no lo exime de que el negocio requiera mantener sus datos durante cinco o siete años", señala Buffington de ESG. "Sus datos, casi inevitablemente, van a vivir aún en la cinta, antes de que se acabe".
Mientras que las empresas de nube más a la vanguardia pueden no decir que están usando la cinta, es parte del panorama de muchas de ellas, agrega. Por ejemplo, el servicio Amazon Glacier de Amazon Web Services se basa probablemente en la cinta, señalan los analistas. Glacier está diseñado para datos que se acceden con poca frecuencia y por lo general proporciona la información en tres a cinco horas, según la compañía. AWS no confirmó que el servicio utilice cinta.
La cinta también tiene un papel que jugar en los análisis de Big Data, donde el crujido de grandes cantidades de información de diferentes fuentes puede proporcionar nuevos conocimientos. A pesar de que estas operaciones suelen utilizar unidades de disco duro para un acceso rápido, los datos que están siendo procesados bien pueden venir del almacenamiento en cinta a largo plazo, señala Baltazar.
El informe Digital Universe de IDC publicado a principios de este año, que fue patrocinado por EMC, estima que se producirían 40 zettabytes de datos digitales en los próximos ocho años. Eso equivale a 5.200GB por cada persona en la Tierra, según el estudio. No habrá razón para retener gran parte de los datos a largo plazo, según el informe, que estima que el 33% de todos los datos antes del 2020 contendrán información que podría valer la pena analizar.
Mientras tanto, los proveedores de almacenamiento que fabrican equipos de cinta no están retirándose del mercado, señala King de Pund-IT. "Yo podría imaginar un momento en el futuro cuando la cinta se convierta en un dinosaurio, pero en este momento... las empresas están gastando cientos de millones o miles de millones de dólares al año en la venta de productos de cinta", señala King. "Así que no preveo que la cinta desaparezca en el corto plazo".
Stephen Lawson, IDG News Service