Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Los productos de infraestructura de Microsoft llegan a la nube

[29/04/2009] Seis meses después de lanzar su sistema operativo de la nube —Azure-, Microsoft está usando la misma terminología para describir su software de infraestructura de data center.

En la Microsoft Management Summit que se realiza cada año, Microsoft expuso su visión de un mundo corporativo TI que se base en nubes públicas y nubes privadas. El anuncio llega una semana después de que VMware hiciera un anuncio similar acerca de las nubes privadas.
Pero más que cambios en la tecnología y en la arquitectura, Microsoft está usando la semántica para alinear sus actuales productos (software) de infraestructura y administración, con la tendencia de mayor actualidad en la computación en red.
La plataforma de nube privada de Microsoft está construida sobre una combinación familiar de software de Microsoft. Y el nombre de nube es más o menos la tercera fase de la plataforma de administración de Microsoft que comenzó en el 2003 como la Dynamic Systems Initiative (DSI), que se transformó en Dynamic IT y es ahora su estrategia de nube privada/pública.
Piense en la nube privada como su data center interno optimizado en su desempeño y costo y con compatibilidad con sus aplicaciones existentes, toda construida con herramientas que conoce hoy: Windows Server y System Center, señaló Bob Kelly, vicepresidente corporativo de Márketing de Servidor de Infraestructura de Microsoft, durante su exposición inaugural el martes. Creemos que los clientes empresariales demandarán los mismos niveles de confiabilidad y previsibilidad [que se encuentra en la nube pública] para sus data centers internos.
La única pieza con la que muchos compradores corporativos de TI no se apresurarían en este momento es la virtualización, que Microsoft ha construido en Windows Server con Hyper-V y System Center con su Virtual Machine Manager. Ambos productos se harán más sofisticados a medida que se presenten nuevas versiones en los próximos seis meses.
Microsoft también está alineando sus herramientas de desarrollo Visual Studio y la plataforma .Net con sus ambientes de nube para facilitar al usuario la construcción de aplicaciones que abarquen a ambas.
Aunque poco de esto es nuevo, queda claro que Microsoft está comenzando a modificar su mensaje de márketing hacia el fenómeno de la nube, y a crear un puente para su plataforma Azure para los clientes que ya se han comprometido internamente con la infraestructura Windows. Creemos que los clientes no van a estandarizarse en una nube, señaló Kelly. Creemos que será crítico implantar aplicaciones on-premise y federar dos nubes.
Para ese fin, Microsoft está construyendo características para federar nubes en una siguiente versión de Virtual Machine Manager, que permitirá a los usuarios administrar desde una sola consola las máquinas virtuales que se encuentran dispersas por las nubes públicas y privadas.
Microsoft también está presentando mejoras a su plataforma web con Internet Information Server 7.5 y soportando ASP.Net en su Server Core, una versión menor de Windows Server 2008. La plataforma descansará en gran medida en PowerShell, la nueva tecnología de scripting de Microsoft.
Microsoft está desarrollando, además, nuevas tecnologías tales como virtualización de las aplicaciones de servidor, para que los usuarios puedan crear imágenes de aplicaciones y sistemas operativos que puedan ser combinadas al vuelo para implantar rápida y eficientemente cualquier ambiente basado en nube.
Microsoft ha señalado que las nubes eventualmente se harán de varias características fundamentales. La disponibilidad es el rey, señaló Kelly. También afirmó que las nubes públicas serán distribuidas y heterogéneas en naturaleza y podrán expandirse y contraerse.
Estos cuatro elementos son absolutamente críticos para prestar ese servicio, ese fundamento para la nube privada, afirmó Kelly.
John Fontana, Network World (USA)