Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Gartner: La mitad de los logins de los clientes retail se realizarán mediante redes sociales para el 2015

[14/02/2013] La mitad de las nuevas identidades de los clientes del retail se basarán en los perfiles de las redes sociales para el 2015, señala un reporte de Gartner.
En la actualidad menos del 5% de los clientes de retail usan la información registrada en las cuentas de sitios como Facebook para acceder a los sistemas de administración de identidad. Sin embargo, en los próximos tres años más del 50% de las identidades de los clientes serán generadas a través de las redes sociales.
Registrarse a través de un sitio como Facebook significa un registro más rápido de la información personal, la eliminación o reducción del llenado de formularios al importar directamente desde un perfil de red social. Además, los clientes solo tienen que recordar una sola contraseña, la de su red social. Compañías como Ocado actualmente permiten logins de Facebook, permitiendo acceso a las cuentas e incluso compras.
Ant Allan, vicepresidente de investigación de Gartner, afirmó que el crecimiento en el uso de logins de redes sociales se debe en parte a que sitios como Facebook se han convertido en la forma principal mediante la cual muchos usuarios acceden a todo tipo de contenido en Internet.
Para un creciente número de usuarios de Internet, las redes sociales son Internet, sostuvo Allan. Usar el login con Facebook o el de otras redes sociales populares reduce la fricción y, por tanto, mejora la experiencia del usuario en el proceso de registro y en los logins siguientes.
Para las empresas del retail el uso de los logins de las redes sociales tiene beneficios, como la reducción en la demanda de generación de contraseñas, así como en hacer más fácil para los clientes navegar y hacer comprar, ayudando a la retención del cliente.
Sin embargo, el uso de las identidades de las redes sociales sí ofrece problemas de seguridad con respecto a la falta de la verificación de la identidad y la debilidad en las demandas de autenticación, las cuales potencialmente pueden abrir la empresa al fraude.
Esto significa que algunos retailers probablemente establezcan controles adicionales para los clientes que acceden a los servicios transaccionales o a los datos confidenciales en el futuro. Al mismo tiempo Gartner espera que muchas empresas acepten el mayor riesgo que implica un mayor volumen de compras.
Esto, en efecto, traspasará la responsabilidad del fraude a las compañías de tarjetas de crédito, las cuales ya tienen herramientas contra el fraude y la detección de robos.
Allan también sostiene que los procesos de identificación usados por las empresas generalmente no son más seguros que los de los sitios de redes sociales.
De hecho, las identidades de las redes sociales podrían ofrecer una mejor prueba de la identidad que un registro de clientes bruto, sostuvo el ejecutivo. Esto se debe a que el análisis en redes sociales puede potencialmente identificar identidades falsas, y algunos proveedores pueden explotar la sabiduría de las masas para verificar las identidades de las redes sociales.
El ejecutivo añadió: Habrá una mayor demanda de proveedores especializados que soporten este uso de las identidades de redes sociales, así como de soporte para las especificaciones OAuth y Open ID Connect en los productos de federación y administración de acceso web de los proveedores.
Probablemente haya algunas organizaciones que continuarán bloqueando los logins de redes sociales, principalmente en donde los riesgos a la seguridad superen a los beneficios económicos.
Las empresas que ofrecen servicios de cara al consumidor, así como las agencias gubernamentales que ofrecen portales para el ciudadano, deberían evaluar los beneficios de aceptar las identidades de las redes sociales para el registro y login de los clientes y ciudadanos, sostuvo Allan.
También deben ponderar éstas contra los riesgos que establece la falta de pruebas de identidad y la débil autenticación de las identidades de las redes sociales. Mitigar estos riesgos adicionales podría compensar los ahorros de costos.
Matthew Finnegan, Computerworld Reino Unido