Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Redshift, el data warehouse de nube de Amazon, ya se encuentra disponible

[18/02/2013] Amazon Web Services ha puesto a disposición del público su data warehouse de nube Redshift, el cual lanza como una alternativa de menor costo a los despliegues on premise.
Amazon Redshift fue anunciado por primera vez como limited preview en la conferencia AWS re:Invent, pero ahora se encuentra a disposición de todo público desde su centro de datos US East (Norte de Virginia), y será puesto en otros centros en los siguientes meses.
De la misma forma que con sus otros productos de nube, Amazon espera atraer a las empresas hacia Redshift por la velocidad y el costo con el que se puede configurar un data warehouse en su nube.
Las soluciones tradicionales de data warehouse son realmente costosas y complicadas de administrar, sostuvo Andy Jassy, ejecutivo de AWS, cuando se lanzó el producto. Redshift, por otro lado, tiene apenas una décima parte del costo, y también automatiza el despliegue y la administración, de acuerdo a Jassy.
Con la AWS Management Console o las API de Amazon Redshift, los usuarios pueden provisionar un solo data warehouse de 2TB o un cluster de 16 nodos de 2TB o nodos de 16TB, por defecto.
A los nodos se les llama High Storage Extra Large (XL) y Storage Eight Extra Large (8XL). Adicionalmente a los 2TB o 16TB de almacenamiento, también tienen 15GB o 120GB de RAM.
Los precios on demand se encuentran desde los 0,85 dólares por hora por un nodo XL y 6,80 dólares por hora por un nodo 8XL. Los precios de instancias reservadas reducen el precio efectivo a 0,228 dólares por hora o menos de mil dólares por terabyte al año, de acuerdo a Amazon.
La buena seguridad y la confiabilidad son los ingredientes principales de cualquier data warehouse. Los datos que se encuentran escritos en un nodo en un cluster de Redshift son automáticamente replicados a otros nodos dentro del cluster, y todos los datos son continuamente respaldados al Simple Storage Service (S3) de Amazon, de acuerdo a la compañía.
Para asegurar los datos, Redshift puede usar SSL en el tránsito y encriptamiento AES-256 acelerado por hardware para el almacenamiento primario así como para los datos respaldados. Usando la Virtual Private Cloud, Redshift puede conectarse con el centro de datos de una empresa usando túneles VPN encriptados.
Varios proveedores han estado probando sus productos de big data y analítica con Redshift -que usa SQL. Los usuarios pueden comprar Reporting and Analytics for AWS de Jaspersoft en el Marketplace de Amazon, por ejemplo. El servicio también puede integrarse con herramientas de inteligencia de negocios como las de Business Object y Cognos, de acuerdo a Amazon.
Los datos pueden subirse a Redshift de muchas maneras diferentes. Las compañías que tienen muchos datos pueden usar AWS Direct Connect para configurar una conexión de red privada a 1Gbps o 10Gbps entre su centro de datos y la nube de Amazon. También pueden usar AWS Import/Export para enviar datos en dispositivos de almacenamiento portables.
Redshift también puede usar AWS Data Pipeline para importar datos o cargar los datos directamente desde servicios como S3 o DynamoDB.
Mikael Ricknäs, IDG News Service