Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Microsoft Surface para Windows 8 Pro: Primera mirada

[21/02/2013] La ultrabook construida por Microsoft, llamada Surface para Windows 8 Pro salió recientemente a la venta y podría ser el dispositivo Windows 8 que mejor se adapte a una amplia gama de necesidades empresariales de tablets para escritorio.
El dispositivo se basa en un procesador Intel Core i5 que le da mucha energía para ejecutar intensivas aplicaciones CAD-CAM, además de que tiene la capacidad y portabilidad para funcionar como tablet y notebook. Con menos de un kilo de peso, es lo suficientemente ligera para poder llevarse a todos lados, todo el día, en los puestos de trabajo que exigen movilidad.
Además, el dispositivo funciona con Windows 8, dándole las ventajas de seguridad inherentes con que cuenta el sistema operativo sobre Windows 7. Y para aquellos que no les gusta Windows 8, la versión de 128GB del dispositivo tiene suficiente espacio en SSD para ejecutar Windows 7 en su propia partición.
Ha habido una gran cantidad de quejas acerca de la definición de la capacidad de almacenamiento SSD en Surface Pro. Los modelos vienen con discos de 64GB o 128GB, pero cantidades significativas de esas unidades no están disponibles como espacio de usuario. Microsoft señala que solo 23GB están disponibles con el disco SSD de 64GB y la versión de 128GB solo tiene 83GB disponibles. (La máquina de prueba de 128GB indicó que tenía 84,5GB disponibles).
Microsoft señala que varias unidades USB externas, servicios de nube, (incluyendo Microsoft SkyDrive que viene con el dispositivo) y el uso de la ranura microSDXC, representan opciones para ampliar el espacio de almacenamiento para aquellos que lo necesitan.
La duración de la batería del dispositivo está en alguna parte entre 4,5 y cinco horas, según Microsoft, pero puede ser peor dependiendo de las tareas que está realizando. Eso es menos de lo deseable para los viajeros ocupados. La batería no se puede sacar y reemplazar con una que esté recién cargada, como es el caso con la mayoría de las computadoras portátiles.
El teclado -que se vende por separado- puede ser doblado bajo el dispositivo o eliminado para ser usado como una tablet o notebook. Un lápiz óptico con tecnología Wacom Pen pasiva viene con un borrador y botón derecho del mouse.
Las funciones del teclado son significativamente diferentes. La zona táctil tiene una superficie plana con la imagen del teclado en ella. Las "teclas" no se hunden, pero sí responden a la presión del dedo. El Type tiene teclas mecánicas que sí se oprimen.
El mejor tiempo de prueba de nuestra muestra durante una prueba de mecanografía con el teclado Type fue de 97 palabras por minuto con una precisión del 99,5%. Con Touch fue de 83 palabras por minuto con una precisión del 97,2%. (El sujeto de pruebas dice que la retroalimentación táctil es importante para un buen resultado, y Touch rindió menos que Type. También hay una tendencia de tipear más fuerte de lo necesario con Type, lo cual reduce la velocidad).
Los teclados se conectan a la computadora a través de bandas magnéticas lo suficientemente fuertes como para colgar la tablet de menos de un kilo sin temor a su caída. Cuando el teclado está doblado hacia abajo para usar el dispositivo como una tablet o notebook, un interruptor en la bisagra desactiva la entrada de teclado para que no se disparen golpes aleatorios de teclas.
La Surface Pro está disponible en dos modelos: 64GB SSD por 899 dólares, 128GB SSD por 999 dólares. Eso no incluye ni Touch (120 dólares) ni Type (130 dólares), por lo que la unidad con el teclado podría llegar a costar 1.130 dólares (en EE.UU.).
Eso es mucho dinero para una tablet, pero si es para un trabajador que utiliza tanto una tablet y una desktop, se vuelve más razonable, al eliminar la necesidad de dos dispositivos. Además, la Surface Pro ejecuta cualquier aplicación que corra en Windows 7, por lo que soporta cualquier aplicación estándar corporativa que se encuentre actualmente en uso.
También, por el hecho de gestionar Windows 8, la Surface Pro tiene mejor seguridad que Windows 7 en una gama de áreas, incluyendo arranque seguro y dos opciones para la restauración de máquinas a las versiones anteriores, si se corrompen.
Windows 8 también es compatible con Windows To Go, una imagen completamente manejable de una máquina Windows 8 en una memoria USB que puede arrancar la imagen de Windows 8 o cualquier host de Windows 7. Esto significa que los trabajadores pueden llevar su escritorio en su bolsillo y trabajar en él con dispositivos prestados.
Volviendo a la Surface Pro en sí misma, un parante, que Microsoft llama pata de cabra, salta de la parte posterior para mantener la pantalla en posición vertical cuando la Surface Pro está siendo utilizada como una netbook. Eso aumenta la superficie de la tablet de 10,81 x 6,81 pulgadas a 10,81 x 10 pulgadas. Una computadora portátil convencional con una pantalla sostenida por sus bisagras podría acomodarse en un espacio más pequeño.
El dispositivo cuenta con cámaras delantera y trasera de 720p para fotografía y video, y para sostener llamadas de video como Skype. Debido al ángulo fijo de la pantalla en la que está colocada la cámara de frente, Microsoft ha inclinado el lente para enmarcar correctamente al usuario. Pero dependiendo de qué tan alto es el usuario, la altura de la silla y la altura de la mesa, la imagen del usuario se puede recortar.
El procesador Intel de 1,7 GHz genera una cantidad de calor considerable, por lo que la Surface Pro está equipada con dos ventiladores cuyo flujo de aire pasa por una ranura delgada que corre a lo largo de los cuatro lados del borde. Microsoft señala que tiene patentada la tecnología del ventilador, la cual aprovecha el acelerómetro del dispositivo, proporcionando información acerca de qué ángulo está siendo utilizado y optimiza automáticamente el giro de los ventiladores para enfriar el dispositivo con mayor eficacia.
Los ventiladores son prácticamente inaudibles en un edificio de oficinas cuyo sistema de climatización está en funcionamiento, pero sí podrían ser escuchados. A pesar de los ventiladores, cuando se ponen bajo la carga del procesador hace que toda la unidad se entibie notablemente, pero no se calienta.
Tim Greene, Network World (EE.UU.)