cioperu.pe

Columnas de opinión
 
 

La nube y las tres M

Por: Bernard Golden, vicepresidente de soluciones empresariales de Stratus Networks

 

[01/03/2013] Observé un interesante debate en Twitter hace unas semanas entre un defensor de la computación dentro de la empresa y un campeón de Amazon Web Services. Después de idas y venidas, ofrecí mi contribución: Alguien está usando una tonelada de AWS, y está creciendo como loco.
 
Al escuchar este debate me recordó a la discusión de que los hombres son de Marte y las mujeres son de Venus, y de cómo dos personas pueden hablar de algo y siguen sin entender la perspectiva básica de la otra persona. En el caso de este debate por Twitter, la discusión no pudo formular una pregunta clave: ¿Cuáles son los requisitos de las aplicaciones que se ejecutan en esos entornos?
 
El hecho crucial es que los defensores de la computación empresarial no alcanzan a comprender el hecho de que la infraestructura y operaciones de TI heredadas no tienen en cuenta las exigencias de los nuevos tipos de aplicaciones que yo llamo las "tres M"-móvil, medios y marketing. Estas aplicaciones están acudiendo en masa a la computación en nube pública porque no están bien servidas por la infraestructura tradicional, y están mucho más alineadas con lo que la computación en nube pone sobre la mesa.
 
Es de vital importancia entender las características de estas aplicaciones para entender por qué la demanda de computación en la nube se encuentra en su fase temprana de crecimiento, y eso que estamos a punto de ver su rápida adopción y aceleración.
 
Computación en la nube y movilidad: Una población de usuarios diferentes
Las aplicaciones empresariales heredadas se podían sintonizar a un par de sistemas operativos y a algunos navegadores. También tenían poblaciones de usuarios y patrones de uso muy predecibles. El énfasis de este tipo de aplicaciones de infraestructura cara a cara es implementar un entorno estático y hacer que sea difícil de modificar.
 
Las aplicaciones móviles, por otro lado, son muy diferentes. Se ejecutan en un grupo de distintos dispositivos, lo que aumenta la combinación de interfases que las aplicaciones tienen que ser capaces de soportar. Por otra parte, las empresas suelen proporcionar interfases API para sus aplicaciones para que los desarrolladores independientes puedan crear aplicaciones fuera del ámbito del propio departamento de TI de la empresa -la organización ni siquiera sabrá qué dispositivos van a estar en la población de usuarios.
 
El crecimiento de la API es una de las historias reales menos destacadas en los últimos dos años, pero es enorme y en gran medida impulsada por un mundo de aplicaciones móviles. (El resultado de esto es que las aplicaciones móviles representan retos importantes para el diseño y operación de las aplicaciones heredadas).
 
Otro problema es que las aplicaciones móviles son mucho menos predecibles en cuanto a poblaciones de usuarios y carga. Todo lo que le demanda a un destacado usuario de Twitter o a una celebridad en Facebook es resaltar la aplicación y hacer que se dispare el tráfico de 10 o 100 veces. Cuando una variabilidad de carga alta se enfrenta a la infraestructura existente, alguien tiene que ceder -y es muy probable que sea la infraestructura.
 
Los entornos públicos de computación en la nube, por el contrario, son muy adecuados para las demandas de las aplicaciones móviles. La variabilidad de carga alta es manejada fácilmente por sus grandes infraestructuras.
 
Computación en la nube y los medios: Tráfico enorme
En estos días hablar de una empresa de medios es algo un poco inapropiado, ya que cada empresa se está convirtiendo en un medio de comunicación. El video se está convirtiendo en una condición sine qua non de cómo las empresas se comunican con las partes interesadas importantes. Y es enorme. Cada año, Cisco Systems sale con proyecciones a cinco años del tráfico de Internet, y todos los años la empresa las eleva. ¿La razón? Video.
 
Cada compañía está aprovechando el vídeo en una de las siguientes formas: y esta lista no es exhaustiva:
 
* Las campañas de marketing. Especialmente aquellas con un giro inteligente o sarcástico, como la serie Will It Blend? de Blend-Tec que ha acumulado 221 millones de vistas. El deseo ferviente de cada empresa es que su vídeo de marketing se vuelva viral y aumente el interés de los consumidores por sus productos.
 
* Capacitación de los socios, usuarios o empleados. No hay manera más rápida para demostrar cómo utilizar un producto que con un video. Además, el video es mucho más atractivo que la documentación escrita.
 
Anuncios. El vídeo es una buena manera para hacer los anuncios de la empresa, y se destacan más que la ventisca de comunicados de prensa escritos que se vomitan a la Internet todos los días.
 
El video es un gran consumidor de ancho de banda, y es muy sensible a las interrupciones de latencia. La red interna de la empresa promedio es insuficiente para soportar el tipo de tráfico que requiere el video, y la capacidad de la red que está disponible está sintonizada para apoyar las necesidades de aplicaciones heredadas transaccionales. Cuando uno junta lo móvil y el video, es obvio que las infraestructuras existentes son insuficientes para atender las necesidades de estas aplicaciones.
 
Computación en la nube y marketing: Cambio constante
Ahora que el marketing y la publicidad se han pasado a la Internet, su naturaleza también está cambiando. Debido a que la publicación de anuncios solía ser difícil, las campañas de marketing y publicidad se mantuvieron estáticas. El despliegue de un nuevo anuncio de televisión en los EE.UU. requería enviar varias cintas a varios canales de televisión y proveedores de cable/satélite. El proceso -especialmente asegurarse de que todos tengan la versión correcta del aviso- era tan lento que los cambios fueron relativamente poco frecuentes.
               
Hoy, por el contrario, el marketing online y las campañas publicitarias se atienden de forma centralizada. Esto reduce la sobrecarga en más del 90%.
 
Pero ¿adivinen qué? La fricción reducida alienta más el cambio. A su vez, esto requiere cambios en la infraestructura y en el código de la aplicación. En otras palabras, significa una reducción del ciclo de vida de la aplicación -y eso golpea directo en la infraestructura heredada administrada para reducir el cambio, con controles de gestión, tales como ITIL que impone procesos manuales para controlar el cambio poco frecuente.
 
Las expectativas del marketing y publicidad de nueva generación es que las campañas se desplieguen con rapidez, se modifiquen con velocidad y se terminen inmediatamente.
 
En consecuencia, las expectativas de la mayoría de los gastos de TI van a confrontar las prácticas existentes y los procesos de la infraestructura y las aplicaciones empresariales. No va a ser bonito. Muchos en la comunidad de TI tienen un deseo tácito de que las cosas se tranquilicen y vuelvan a ser como antes, ese deseo hasta se puede escribir. Estas expectativas no van a desaparecer.
 
Si algo se puede predecir, es que el potencial del marketing online incrustado cada vez más en las disciplinas, será fuertemente impulsado. En cinco años, la expectativa diaria será que las campañas de marketing se ajusten diariamente o incluso a cada hora, de acuerdo con los análisis en tiempo real realizados en los datos de seguimiento.
 
Espero que la discusión se acabe dentro de cinco años. La definición de empresa se tendrá que ampliar para incorporar los requisitos de las Tres Ms, y las prácticas y procesos heredados de TI serán desechados como inadecuados para satisfacer las necesidades de las Tres Ms. La movilidad, medios de comunicación y marketing forzará un cambio en TI como hizo la PC -y, el cambio se desarrollará con igual cantidad de irrupciones.
CIO (EE.UU.)
 
Bernard Golden es el vicepresidente de soluciones empresariales de Stratus Networks, una empresa de software para administrar la nube. Es autor de tres libros sobre la virtualización y la computación en la nube, incluyendo Virtualización para tontos.
 




Llegamos a ustedes gracias a: