Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Citrix lanza Dazzle y otros avances en virtualización

[04/05/2009] La sucesión de nuevos productos relacionados a las desktops que Citrix Systems está anunciando en su show de usuarios en Las Vegas esta semana podría regocijar a algunos clientes. Pero su retórica acerca de continuar compitiendo con VMware en la virtualización de servidores y la cloud computing confunde a otros, e incluso eclipsa al software de cliente, generalmente gratuito, que debería ser el foco de atención, señalan los analistas.

Citrix anunciará tres grandes nuevas aplicaciones esta semana en su conferencia Synergy. El primero de ellos es Dazzle, un front end de apariencia similar a iTunes para el cliente desktop del servidor de virtualización de aplicaciones XenApp de Citrix.
Dazzle se encuentra diseñado para ser tan atractivo y fácil de usar como iTunes o cualquier otra aplicación de consumidor basada en web, de acuerdo a Wes Wasson, chief marketing officer de Citrix Systems, quien informó por teléfono a periodistas y analistas del lanzamiento el lunes.
Con Dazzle, los usuarios finales navegan a una URL y pueden escoger las aplicaciones que necesitan de una lista de nombre o íconos, de manera tan sencilla como descargar música de Internet, señaló.
Pueden hacer lo mismo en una PC o Mac en casa, afirma Wasson, cargando las aplicaciones que necesitan a la vez que siguen las políticas de seguridad y acceso, que  el departamento de TI estableció para ese usuario en particular.
Dazzle proporciona la interfase para las aplicaciones Citrix, incluyendo el nuevo Citrix Merchandising Server, diseñado para ayudar al departamento de TI no solo a distribuir mejor sino también para marketear aplicaciones internas entre los usuarios finales. Sin embargo, la verdadera tecnología que subyace a todo es Receiver, un cliente de virtualización del escritorio diseñado para enlazar un dispositivo cliente (PC, Mac, iPhone o teléfono con Android) al Citrix Delivery Center, un nombre colectivo para los servidores de entrega de aplicaciones que incluye a XenApp y XenDesktop.
Receiver corre en el background, corriendo sesiones en el cliente para permitir al usuario final correr aplicaciones particulares, y aplicando los requerimientos de seguridad, desempeño e interfase establecidos para la aplicación por el departamento de TI, de acuerdo a Citrix.
Wasson comparó la combinación de Receiver y Dazzle a una televisión que recibe señal digital de DirecTV. Ellos no se preocupan de [qué tipo de televisión] estés viendo, o dónde la estés viendo, el consumidor obtiene la misma experiencia, señala Wasson.
Debido a que las aplicaciones están corriendo en un servidor back-end, el departamento de TI mantiene el control total de los datos y los servidores; Dazzle y Receiver se convierten en la interfase de administración de sesión, una experiencia que siempre ha sido más fastidiosa que amigable.
Ni siquiera tengo que obtener el permiso de TI para ponerlo en la PC de mi casa, sostiene Wasson. TI ya no se preocupa de eso; todo esto sucede detrás de cámaras en el ambiente XenApp. Todos los usuarios ven una simple fachada que les proporciona muchas opciones de una forma divertida y familiar.
Dazzle y Receiver son ambas buenas aplicaciones que muestran que Citrix sabe aprovechar su fortaleza en la virtualización del escritorio y aplicaciones para construir una Infraestructura Desktop Virtual (Virtual Desktop Infrastructure  — VDI) completa, señala Chris Wolf, analista de The Burton Group.
Citrix tiene la visión correcta para el desktop, sostiene Wolf. La VDI aún se enfoca mucho en los casos de uso, no es realmente una tecnología establecida. Algunas partes del ecosistema tienen que madurar antes de que suceda esto.
Entre esas partes se encuentran las limitaciones de los propios servidores de Citrix, incluyendo la falta de memory overcommit. Memory Overcommit es una característica que permite a un servidor asignar más memoria -incluso más memoria que la que realmente tiene- a las aplicaciones que están corriendo sobre él. Se basa en la tendencia de las aplicaciones a demandar más memoria que la que realmente usan, al igual que cuando una aerolínea sobrevende sus pasajes, suponiendo que un cierto número de pasajeros no se van a aparecer.
Sin el memory overcommit, un servidor puede soportar menos desktops virtuales que los que podría soportar usando esta característica. En una compañía con dos mil o más desktops, eso podría significar duplicar o triplicar el número de servidores requeridos, señala Wolf.
Citrix está trabajando en el memory overcommit, pero aún no ha podido lanzarlo, haciendo sus servidores VDI potencialmente más caros que aquellos de VMware, que sí tienen la característica, señala Wolf.
Wasson afirma que la compañía también anunciará Citrix Xenclient, un hypervisor diseñado para correr en una máquina desktop, permitiendo a los usuarios finales correr más de una PC en sus computadoras.
También les permitirá almacenar una versión localmente cached de una desktop virtual que generalmente corre desde un data center y, por primera vez para Citrix, trabaja offline usando al mismo tiempo VDI, sin romper los controles de seguridad o de políticas incorporados en la desktop virtual.
Incluso con la falta de memory overcommit, Citrix está yendo en la dirección correcta, afirma Wolf. Varios de nuestros clientes están usando XenApp o ESX en el desktop, y a partir de sus prioridades y experiencia, para estar en capacidad de acceder a sus aplicaciones desde varios dispositivos de forma segura, Citrix le está dando al clavo.
Tampoco hace daño que tanto el Receiver como el Dazzle sean gratuitos. VMware añadió dos capas a su infraestructura con el lanzamiento de Vsphere 4, con precios aditivos, sostiene Wolf. Gratis, en comparación, es muy bueno.
Citrix también está mejorando su historia en el networking, al introducir una versión de servidor virtual de NetScaler MPX, un dispositivo de hardware diseñado para incrementar la capacidad de los servidores web al sacar la compresión, el caching y la seguridad de la aplicación de los servidores, y endilgárselos a un dispositivo especialmente diseñado para ello. Citrix sostiene que hasta un 75% de los usuarios web tienen contacto con un sitio que trabaja con NetScaler MPX ahora.
La versión virtualizada se encuentra diseñada para compañías que no quieren el costo de hardware adicional, señala Wasson. Pero, más importante, les da la capacidad de producir nuevas casos de VPX, la versión solo en software del dispositivo para compensar los picos en el tráfico o para acomodar el video y otros contenidos de alta demanda.
Mientras que otros reconocen la intersección entre la virtualización y el networking, y la abordan con sistemas de hardware y chasis basado en ASIC, grandes, caros y propietarios, nosotros consideramos que el mundo se encuentra yendo en la dirección opuesta, expresa Wasson.
Citrix también está lanzando una versión gratuita 5.5 de XenServer, con la capacidad de mover las máquinas virtuales de una máquina a otras sin apagarlas, herramientas para convertir las infraestructuras VMware a XenServer, soporte para Active Directory y otras mejoras.
Lanzarlo en forma gratuita es una forma de empujar a Citrix hacia el 75% de servidores que no se encuentran aún virtualizados y darle a la compañía una ventaja sobre VMware en el mercado de la virtualización, formula Wasson.
Y es ahí donde puede comenzar la confusión, señalan los analistas. A pesar de la lista de productos y mejoras muy enfocadas en el desktop, Wasson usoó gran parte de los 60 minutos que duró la conferencia de prensa para hablar acerca del potencial que tiene Citrix de expandir sus dominios en el mercado de los servidores virtuales, el mercado de la cloud computing, y en las conexiones con las infraestructuras de almacenamiento virtual.
Wasson se concentró en lo que llamó un conjunto de metáforas orientadas al consumidor tales como las de DirecTV e iTunes, suponiendo que el departamento de TI desea deslumbrar a los usuarios con una tecnología de virtualización fácil de usar.
La visión es buena, pero concentrarse en desplazar a VMware no tiene muchas relevancias con ella, de acuerdo a Frank Gillett, analista de Forrester Research. Ellos están hablando acerca de competir en la virtualización, pero es difícil hablar acerca de la virtualización en forma general, observa Gillett. Citrix es muy fuerte en la virtualización del cliente, pero lo que va sobre la virtualización del cliente no está muy relacionado con la virtualización del servidor o la virtualización del almacenamiento o de la red.
VMware tiene mucho que hacer en el lado del cliente, concuerda Wolf. Pero es justo decir que sucede exactamente lo contrario con los servidores; VMware es muy fuerte ahí y Citrix es el que tiene mucho camino por recorrer.
No son interdependientes, opina Gillett. Si una compañía usa la tecnología de Citrix para sus implementaciones de virtualización de cliente, podrían usar XenServer para la virtualización del servidor. Más probablemente, usen VMware o Hyper-V, pero eso es solo un detalle de implementación. El que uno use Citrix para satisfacer sus deseos en la virtualización del escritorio, no tiene influencia sobre la elección que uno realice cuando decida virtualizar los servidores.
Productos innovadores como Dazzle y Receiver son un gran paso para Citrix, y probablemente sean un éxito entre sus clientes existentes, sostiene Gillett.
Pero tendrá muy poco impacto en la forma en que irán a competir en la virtualización de servidores, señala. Fuera del paquete de VDI, los clientes crearán sus propias fuentes informadas y utilizarán aquello que tenga sentido para ellos. No tendrá ninguna relación con lo que decidan cuando virtualicen sus servidores.
Kevin Fogarty, CIO.com