Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Dell podría ser inestable si se acepta una oferta alternativa

[01/04/2013] Se aproxima una gran batalla ahora que se evalúan las alternativas para tomar el control de Dell, pero los analistas advierten a los clientes de una posible inestabilidad operativa si se acepta una propuesta alternativa para adquirir la compañía.
Blackstone Group y Carl Icahn han realizado contrapropuestas para adquirir Dell, compitiendo con la propuesta de 24,4 mil millones de dólares por parte del fundador de la compañía y CEO Michael Dell y los socios de Silver Lake.
Un grupo liderado por Blackstone ofreció más de 14,25 dólares por acción, mientras que Carlo Icahn y afiliados ofrecieron 15 dólares por acción. Michael Dell y Silver Lake ofrecieron 13,65 dólares por acción cuando anunció por primera el 5 de febrero vez su intención de hacer de Dell una empresa que no cotice en bolsa.
En una declaración Dell afirmó que un comité especial analizaría las contrapropuestas, lo cual podrían dar como resultado propuestas superiores, como se define en los términos del acuerdo existente de fusión. El directorio continuaría apoyando los 24,4 mil millones de dólares originales hasta que las propuestas alternativas sean vistas. El directorio tiene la opción de dar por concluido el acuerdo.
La firma de investigación Ovum está recomendando que los CIO de las empresas grandes y pequeñas comiencen a realizar planes de mitigación de riesgo en el caso de que Blackstone o Icahn queden primero y se hagan de Dell.
Ni a Blackstone ni a Icahn les importa el que su ingeniería financiera al extraer dinero de Dell cause un impacto negativo en sus clientes empresariales, afirmó Carter Lusher, analista TI en jefe de software y soluciones empresariales de Ovum, en un correo electrónico.
Blackstone o Icahn podrían afectar la capacidad de Dell para entregar tecnología y servicios empresariales en el corto plazo, y la tecnología en el largo plazo, sostuvo Lusher.
La influencia de Michael Dell podría decrecer si pierde la puja, lo cual podría lanzar a la compañía en una dirección diferente a la que ha tenido, sostienen los analistas. Blackstone o Icahn podrían interrumpir las operaciones de la compañía y salir del plan de largo plazo (enfocarse en los productos empresariales).
Dell y su grupo han sido superados en la puja y el precio de adquisición para Dell probablemente suba, sostuvo Anthony Sabino, profesor de la Escuela de Negocios Peter J. Tobin de la Universidad de Saint John.
Tienen que incrementar su oferta para mantenerse en el juego, afirmó Sabino.
Los ofertantes probablemente se vayan a ver enfrascados en una batalla pública para ganarse a los accionistas, sostuvo Sabino, añadiendo que la mejor oferta será la ganadora.
Si Michael Dell respalda una de las ofertas eso podría acortar el tiempo que necesita el directorio para cerrar el trato, afirmó Charles King, analista principal de Pund-IT.
Desde que volvió a la compañía en el 2007, Dell ha mantenido la disciplina en la empresa en cuanto a sus metas de largo plazo, y al mismo tiempo ha preservado las culturas de las 25 compañías que ha adquirido en los pasados seis años.
Si una nueva organización toma el control, existe la posibilidad de que la cultura corporativa de Dell se vea afectada, señaló King.
Con un nuevo dueño, Dell podría tener un liderazgo diferente y probablemente podría comprometerse con una nueva estrategia, afirmó Alex Khutorsky, director gerente de The Valence Group, firma asesora en fusiones y adquisiciones. El directorio ponderará las ofertas que ha recibido así como quién se encuentra detrás de ellas, pero no es probable que el quién sea lo que defina la decisión.
A menos que se trate de una oferta totalmente financiada y en efectivo, la reputación de ofertante siempre es un factor en la evaluación del directorio, afirmó. Dicho esto, pocas veces es el factor decisivo.
Agam Shah, IDG News Service